lunes, 1 de diciembre de 2008

Risotto de Setas Silvestres



Estas no son recogidas in the mountain, son compradas, Setas de Cardo.

Hace unos años me dió porque tenía que aprender hacer Risotto, no me acuerdo donde lo vi, pero me puse de lo más pesada con el Risotto, tan pesada que mi amiga Clara me regalo un libro: "Risotto" de Maxime Clark.

Mi primer Risotto lo hice todo con muchísimo cuidado, siguiendo la receta al pie de la letra. Y el resultado me gusto, me gusto tanto que me aficioné hacer risotto y ahora en casa es como la paella, no lo hago más porque me encanta con mantequilla y, en fin, engorda.

Y le pasa lo mismo que a la paella, que se llama Risotto a cualquier arroz caldoso o meloso, igual que llaman paella a cualquier arroz de color amarillo. A mi me gusta cuando me queda el grano al dente y una textura cremosa pero sin exceso.

Y sobre todo me gusta hacerlo sin prisa, lo primero que hago es poner el caldo para que se vaya calentando en un cazo, en el otro fuego pongo la cacerola con aceite y mantequilla y voy rehogando despacio la cebolla con los ajos, siempre mucha más cebolla que la que utilizaríamos para un sofrito, abro el vino blanco para la cena, salteo el arroz e incorporo "...el vino con un sospiro, igual que cuando se añade el caldo a cacillos..." y nos servimos una copa y vamos haciendo el risotto tranquilamente.

Risotto de Setas
Del libro "Risotto" de Maxime Clark

Ingredientes:
- Litro y medio de caldo de verduras o caldo de pollo.
- 125gr. Mantequilla.
- 1 Cebolla grande, picada menuda.
- 2 Dientes de Ajo, muy picados.
- 250gr. de setas limpias y troceadas.
- 1 Cucharada de tomillo fresco y otra de mejorana.
- 150ml. de vino blanco seco o vermout.
- 500gr. de Arroz para Risotto (arborio)
- 75gr. Parmesano recien rallado y más para servir.
- Sal marina y pimienta negra recién molida.

Elaboración:
Mantenga el caldo caliente en un cazo. Mientras derrita la mantequilla en una cazuela de fondo grueso. Rehogue el ajo y la cebolla diez minutos de modo que queden tiernos y algo dorados, pero sin llegar a tostarse. Incorpora las setas y las hierbas y deje hacer 3 minutos o hasta que cojan temperatura. Agregue el vino, suba el fuego y deje que hierva hasta que casi todo el líquido se evapore. En ese momento añada el arroz, remueva y deje hacer hasta que quede seco y un poco opaco.

Vaya añadiendo el caldo poco a poco, sin dejar de remover. No agregue líquido hasta que el arroz no haya absorbido casi por completo el cacillo anterior, pero sin quedar nunca seco. Tras 15 - 20 minutos el risotto quedará cremoso y tierno, pero los granos seguirán firmes.

Condimente y rectifique de sal, agrege el parmesano, tape la cazuela y deje reposar una par de minuto. Sirva de inmediato con el resto del parmesano aparte.




Ni que decir que hace siglos que no sigo la receta, entre otras cosas porque medio kilo de arroz para dos ... nos gusta, pero no tanto. Intente quitar la mantequilla y hacerlo solo con aceite, pero no queda igual, creo que le hace falta la mantequilla, lo que suelo hacer es mezclar parte de mantequilla con aceite. Respecto al arroz, si no tengo arborio uso calasparra, jamás se me ocurriría usar vaporizado (la verdad es que no uso vaporizado para nada). Y en cuanto a los ingredientes se pueden variar, hasta podemos hacer risotto con salchichas frescas, pero como más me gusta es con verduras: setas, espárragos trigueros, calabaza, etc.

Por cierto, un Risotto más que tengo en el blog:
Risotto en Calabaza

(os habeis fijado que sutilmente nunca pongo la foto de como queda el grano y la cremosidad, mmmh)