miércoles, 26 de septiembre de 2012

Paella de Corral

Con Caldo para Paella de Carne con Sofrito Aneto

Hoy os presento una Paella de Carne riquísima y con una elaboración muy sencilla. Imprescindible disponer de un brick de caldo para paella con sofrito de Aneto, el brick rojo, que nos ahorra mucho trabajo. La elaboración del caldo de pollo y el sofrito lo hacen en Aneto, por tanto a nosotros solo nos queda añadir la carne, un poquito de judia verde y garrafón, el arroz y el caldo.


Ingredientes:

Medio litro de Caldo para Paella de Carne con Sofrito Aneto
225 gr. de Arroz Bomba
125 gr. de Judias Verdes Planas
75 gr. de Garrafón
3 Unidades (unos 250 gr.) de Contramuslo de Pollo deshuesado y sin piel
200 gr. de Carne de Cerdo para guisar
Aceite de Oliva Virgen y Sal

Elaboración:

Para que el arroz nos quede suelto y en su punto, hago el rehogado en la vitro, y una vez que añado el caldo, termino de hacer el arroz en el horno. Así que lo primero, encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo. En un cazo ponemos el caldo a calentar, para que cuando lo incorporemos a la paella no este frío. Vamos a utilizar medio litro de caldo para paella con sofrito, al echarlo al cazo lo primero que notamos es el olor del pimentón y un bonito color anaranjado. No se trata de un  caldo muy líquido sino algo más denso, ya que incorpora el sofrito.


Cortamos en dados los contramuslos de pollo y la carne de cerdo, retiramos los posibles restos de grasa y echamos un poquito de sal a ambas carnes. En una paella que pueda ir al horno, calentamos el aceite, una vez el aceite caliente doramos la carne para que coja buen sabor, primero el cerdo, luego apartamos a los laterales y doramos el pollo.

Con las carnes doradas añadimos las judias verdes y el garrafón, utilizo judia verde plana y garrafón congelado, y lo echo sin descongelar previamente. Damos unas vueltas a la verdura con la carne e  incorporamos el arroz. Vamos a dejar que el arroz recoja todo el jugo de lo que estamos rehogando en el aceite, cuando vemos que cambia de color es el momento de incorporar el caldo caliente.


Echamos el caldo para paella y colocamos todos los ingredientes para meter la paella al horno, que tenemos precalentado a 180º con calor arriba y abajo. Dejamos que el arroz se seque en el horno, aproximadamente veinte minutos, cuando no queda nada de caldo sacamos la paella la dejamos reposar cinco minutos y lista para comer.


Me llamo mucho la atención de este caldo que al igual que cuando hacemos el caldo y el sofrito para la paella en casa y utilizamos productos naturales, como el azafrán, no coge ese color amarillo fuerte del colorante, sino un color mucho más tenue, el sabor es riquísimo y con las carnes de corral queda una paella espectacular.

El medio litro de caldo sobrante del brick lo podemos congelar, como un caldo casero. Suelo comprar la carne en bandejas de medio kilo, congelo la mitad de la carne que viene en la bandeja de contramuslos de pollo, la mitad de la carne de cerdo y la mitad del Caldo para Paella de Carne Aneto, así tengo un kit preparado para la próxima Paella de Corral



martes, 21 de agosto de 2012

Tzatziki

Para una Ensalada de Patata

La salsa Tzatziki está riquísima, si te gusta el ajo, yo la pobré hace mucho tiempo en una taberna Griega de Madrid, trabajabamos en frente y nos pasaban unos bocadillos con salsa Tzatziki que estaban de muerte. Entonces me gustaba cocinar pero no me apuntaba las recetas, me la explicaron varias veces, pero de su receta original no me acuerdo, la he cogido del libro que ultimamente me está dando mucho juego, "El Mundo en mi Cocina" de Gordon Ramsay, este chef me cae genial, y eso que las recetas en el libro son muy básicas, correctas pero les falta algo, me gustan más los libros de Jamie Oliver, que pone mil explicaciones y al final terminan siendo recetas noveladas.

Al tema, la salsa está muy buena pero no es plan de comersela a cucharadas, asi que preparé una ensalada de patata, si echamos la Tzatziki, igual que cualquier otro aliño, con las patatas aún calientes cogen muchísimo sabor. Para que no fuera solo patatas y salsa añadi también un poco de cebolla, aceitunas negras en aritos, unos tomates en aceite (los que venden en LIDL cuando ponen las ofertas griegas) y un pepino cortado grueso.

Salsa Tzatziki

Ingredientes:
1 Pepino
2 Dientes de Ajo
Un yogur grande de buena calidad
El Zumo de medio Limón
Dos cucharadas de Aceite de Oliva

Elaboración:

Lo primero es quitar las semillas y el agua al pepino, si tenemos un pepino de verdad, de los de huerta, tendrá un montón de semillas gordotas, si usamos pepinos de los normalitos de supermercado, igual no tienen semillas. Este es mi pepino, traído del pueblo, con abundantes semillas.


Lo pelamos, cortamos longitudinalmente y en cuartos, para sacar las semillas como si fueran las semillas de un melón.


Luego lo vamos a triturar un poco con la mano del almirez, yo aprobecho y ya lo hago sobre el colador, donde con un poco de sal lo voy a dejar reposar al menos media hora. Una vez que el pepino ha soltado el agua, lo machacamos un poquito más y lo mezclamos con el yogur.


El tema del yogur es importante, los yogures marca blanca son muy económicos pero algunos son malos de narices, no hace falta que nos vayamos a un yogur carísimo, pero al menos un Danone que sabe más a yogur o si usamos marca blanca mejor la variedad griega. Otros productos no se nota tanto, pero en los yogures hay una diferencia enorme entre los "buenos" y los no tan buenos. Para hacer yogur en casa a mi el que más me gusta es el Danone básico, el natural. Los de casa grande de Xanceda están riquísimos, pero para hacer el yogur en casa prefiero el Danone.

Ya tenemos el pepino mezclado con el yogur, ahora añadimos los ajos, pelados y machacados, utilizo un prensa ajos muy práctico, sobre todo para salsas, e incorporamos el aceite, removemos bien y dejamos que repose en la nevera. Yo la dejo de un día para otro, antes de mezclarla con las patatas.


También podemos usar la salsa para acompañar un pescado a la plancha o simplemente untar pan de pita recién tostado, también para bocadillos de carne, tipo kebab. Está realmente riquísima.

martes, 14 de agosto de 2012

Fasoulada. Sopa Griega de Alubias

En Olla Rápida

La Fasoulada es un plato típico griego, en el libro del chef Gordon Ramsey "El Mundo en mi Cocina" (pág. 64-65) la presenta como: sopa de alubias blancas y verduras, un plato suculento y barato. En la web podemos encontrar varias referencias a esta receta como una de las más tradicionales del país helénico. La receta basicamente lleva alubias, zanahoria, cebolla, apio, tomate, y aceite de oliva, también se le añade en algunas ocasiones perejil y laurel; y se sirve acompañada de pan rústico como plato único.

Los platos de legumbres son muy sanos, sobre todo si los cocinamos con verduras y aceite de oliva, las legumbres se consideraban antigüamente "carne de pobre" por su alto contenido proteínico y su bajo coste. Si juntamos que la receta es Griega y que la situación económica no puede ser peor, tenemos el plato estrella para este invierno.

Ingredientes: (Para dos personas)

250 gr. Alubias Blancas
1 Zanahoria, pelada y picada finamente
Media cebolla, en brunoisse y unos cascos de cebolla
1 tallo de Apio picado
1 diente de Ajo
3 Tomates enteros, sin piel ni semillas y triturados (he utilizado tomate en conserva)
1 Pizca de Oregano
1 Hoja de Laurel
Unas hojas de Perejil
Sal y pimienta negra
2 cucharadas de Aceite de Oliva


Elaboración:

Dejamos las alubias en remojo la víspera con agua fría.

Vamos a cocinar las alubias en la Olla Rápida, añadiendo el sofrito para dar sabor al plato. Empezamos preparando las verduras y el tomate. Ponemos las alubias, cubiertas de agua, en la olla y acercamos al fuego, espumamos y asustamos.

Para el tomate he decidio usar tomate entero pelado de lata, desecho el líquido y los culos de los tomates al tiempo que trato de retirar las pepitas, y realmente solo me queda esta cantidad de tomate. Lo paso por el pasapures, nada de batidora electrica, tomate triturado de forma natural usando una lata de tomate entero de medio.


Espumar y asustar es lo que hacemos siempre con las alubias, dejamos que el agua empiece a hervir y hacer espuma y tiramos todo el agua, echando nuevamente agua limpia y fría, dejamos de nuevo que hierva, retiramos la espuma y volvemos a cambiar el agua.


Una vez está todo lleno de espuma, aparto la olla del fuego y cambio el agua, aclarando la olla, suelo ayudarme de un colador para no perder las alubias.


En lo que hacemos este proceso vamos preparando el sofrito, en la sarten ponemos el fondo de aceite, dos cucharadas aproximadamente, y echamos el ajo picado.


Cuando empieza a saltar incorporamos la cebolla, la zanahoria y el apio, sofreimos y cuando empieza a ablandarse añadimos el tomate triturado, el oregano seco, sal y pimienta negra, salteamos un poquito y lo echamos a la olla con las alubias, los cascos de cebolla y la hoja de laurel.


Lo dejamos hervir en presión dos ocho minutos, quizá el tiempo no sea exacto porque depende del tipo de alubia, de la cosecha, de la marca... lo normal es que tarden ocho minutos de reloj, contados desde el momento que asoma la segunda raya, no cuando pasaba por la cocina y vi la olla con dos rayitas fuera. Usar la olla rápida es muy fácil, pero hay que estar pendiente de ella y tener cuidado con los tiempos. Lo peor que puede pasar, en todo caso, es que tengamos puré de alubias.


Pasados los ocho minutos dejamos salir tranquilamete el vapor, rectificamos de sal y pimienta y añadimos un poquito de perejil, he usado perejil seco. Aún en caliente parece más un guiso de alubias algo caldoso.


En el momento que empieza a templarse va cogiendo cuerpo, ya no aparece tan líquido sino con un caldo algo más denso. Realmente esta receta para mi es nueva, y me ha gustado, pero no me ha emocionado, quizá tenga un toque un pelín dulce, he probado a mejorarla con daditos de feta, y la verdad es que con unos cubitos de queso feta por encima está mucho más rica.

miércoles, 8 de agosto de 2012

El Bizcocho de Coca Cola

Con Chocolate

Es divertido como una receta puede ser repetida miles de veces, y como parece imposible encontrar dos versiones iguales. Estaba buscando un postre sencillo para llevar, algo tipo "Bizcocho de Chocolate" y me acorde de uno que me llamo la atención porque llevaba Coca Cola, se puso de moda entre los blogs el invierno pasado.

Asi que me puse a buscar, y encontré varias versiones, para no ser menos esta es una versión más, que modifica un pelín las otras, como no tenía esencia de vainilla he usado un sobrecito de azucar vainillada, y como uso poco la levadura de repostería, he seguido el clásico y he utilizado harina bizcochona.

Ingredientes

Para el bizcocho:

250 gramos de Harina Bizcochona (Harina con levadura)
1 cucharadita de bicarbonato
3 cucharadas soperas colmadas de Cacao Puro en polvo
250 gr. de Azúcar glass
1 sobre (8 gr.) de Azúcar Vainillada
2 huevos
250 gr. de Mantequilla
200 ml. de Coca Cola
200 ml. de Leche entera


Para la cobertura:

2 cucharadas colmadas de Cacao Puro en polvo
75 gr. de Mantequilla
200 gr. de Azúcar glass
4 cucharadas de Coca Cola

Para encamisar el molde:

Una cucharada de Mantequilla (unos 12 gr.)
Una cucharada de Harina

Elaboración del Bizcocho:

Encendemos el horno a 180º para que vaya calentándose.

Encamisamos el molde donde haremos el bizcocho. Voy a utilizar un molde redondo desmontable de paredes altas, 6 cm. de alto y 24 cm de diámetro, lo que viene a ser el molde redondo desmontable de toda la vida. Untamos con mantequilla, la base y las paredes, espolvoreamos con harina y damos unos golpes secos de forma que se extienda por todo el molde y quede blanquecino.

Tamizamos juntos la harina, el bicarbonato y el cacao. Si lo hacemos en Thermomix tamizamos la harina con los demás ingredientes programando 5 segundos velocidad 6. Reservamos. Como vamos a utilizar nuevamente el thermomix, pasamos la harina tamizada con el cacao y el bicarbonato a un bol, a mi me divierte hacer un segundo tamizado, pasando la mezcla del thermomix al bol a través del tamiz. Tengo desde hace tiempo uno de Ikea, y se suelta el gancho, pero es divertido.

Ahora batimos los huevos, con el sobre de azúcar vainillada y el azúcar glass. Batimos hasta que blanqueen. Si lo hacemos en el thermomix, ponemos la mariposa, echamos todos los ingredientes, huevos y azúcar, programamos 2 min. 37º Vel. 3 y medio, seguido volvemos a programar 2 min. sin temperatura y a la misma velocidad. Siempre que vayamos a blanquear huevos en thermomix programamos el número de minutos en relación al número de huevos, por ejemplo, si la receta lleva tres huevos, para blanquearlos necesitamos tres minutos, cuatro huevos, cuatro minutos.

Mientras blanqueamos los huevos hacemos de forma tradicional la mezcla de mantequilla, leche y Coca Cola. En un cazo y a fuego lento derretimos la mantequilla, importante que la mantequilla este cortada a cubitos, si ponemos el bloque entero de mantequilla al final lo vamos a derretir pero mejor la mantequilla en cubitos y a temperatura ambiente. Metemos las barillas, empezamos a remover y añadimos la leche y la Cocacola. Mezclamos para que se integren bien los tres ingredientes.

Y lo mezclamos con los huevos blanqueados con el azúcar y la harina tamizada con el cacao.


Si estamos ayudándonos con el TH, retiramos del fuego la mezcla de mantequilla y lo incorporamos a los huevos batidos, sacamos la mariposa (mejor antes de echar la mezcla). Programamos 30 segundos velocidad tres y medio, miramos si está bien incorporado, seguramente si, pero en caso contrario programamos la misma velocidad 30 segundos más.

Añadimos la harina tamizada que teníamos reservada y mezclamos. En thermomix programamos 6 segundos velocidad 5. Cuando queremos ayudarnos del thermomix para hacer un bizcocho pero no tenemos la receta podemos usar un truco recordando que la harina se tamiza programando 5 segundos a velocidad 6 y se mezcla con los huevos programando 6 segundos a velocidad 5.

Echamos nuestra mezcla en el molde encamisado y al horno.

El horno está precalentado a 180º y allí va a estar durante aproximadamente 45 minutos. Ni se os ocurra abrir la puerta del horno, la puerta del horno no se abre nunca cuando hemos metido un bizcocho, solo podemos abrir cuando ya ha pasado el tiempo, o al menos media hora, para pinchar con una aguja fina, si sale limpia está el bizcocho, si sale con restos de masa, le queda un poco.

Dejamos enfriar, sin desmoldar, sobre una rejilla, al menos 1 hora antes de poner la cobertura, esto es importante. La cobertura es al final y tenemos que dejar que el bizcocho se desinfle un poco, pierda calor, antes de cubrirlo.

Para preparar la cobertura:

Derretimos la mantequilla en un cazo al fuego a baja temperatura. Con un batidor de varillas y sin dejar de remover incorporamos la Coca Cola y el cacao en polvo. Una vez todo caliente y disuelto, le añadimos el azúcar glass y seguimos batiendo hasta que forme una pasta, "fluida pero consistente" (expresión de Bea, de El Rincón de Bea). Y esto de fluida pero consistente es importante porque no se trata solo de mezclar, sino de hacer una cobertura, si lo dejamos muy líquido no cubre.

Echamos la cobertura sobre el bizcocho, empezando desde el centro con cuidado para que vaya cayendo hacia los bordes y quede lisa. Cuando se enfríe un poco, lo introducimos en la nevera y dejamos reposar, está mejor de un día para otro

Por cierto, la receta tiene muchas explicaciones obvias, pero para los que hacemos un bizcocho de pascuas a ramos no está de más recordarnos todas estas cosas, lo cachondo es que después de pasarme la mañana enredando con el bizcocho, pesando ingredientes, mezclando por un lado y por otro, con cuidado no vayan a quedar grumos... fijaos con que facilidad hace el cake de Coca Cola el chef James Martin:



Notas sobre el apoyo en Thermomix:

Este bizcocho podría elaborarse directamente en thermomix, mezclando y batiendo todos los ingredientes juntos, y también sin él, como hace el chef James Martin en el vídeo. La gracia de la repostería está en mezclar poco a poco los ingredientes, en ver como cambian, blanquean las yemas y funde la mantequilla. Utilizo el thermomix para algunos pasos porque no suelo hacer mucha repostería y con ello me aseguro de que la masa salga bien, pero intento hacer algunos pasos de manera tradicional, por pura diversión, para entretenerme y disfrutar de la cocina.

Encender el horno en agosto con una ola de calor es maravilloso, o quizá lo maravilloso sea tener unos días de vacaciones en casa.

viernes, 20 de julio de 2012

Laban

Leche Fermentada

El Laban no es leche pero tampoco es yogur, realmente es un alimento diferente, no se trata de un producto de desayuno, ni para tomar con cereales, más bien podría considerarse un entrante, en el mundo árabe es muy popular, acompaña a muchas comidas y se elaboran muchas recetas con Laban. En España ha empezado a comercializarse y actualmente se puede encontrar en los supermercados, su sabor es muy rico, no es tan denso como el yogur líquido, es algo ácido y ligeramente espumoso.

Aparte de tomarlo solo, me he animado a preparar una receta, una especie de sopa fría con ajo y pepino, la verdad es que he seguido las indicaciones del brick de Laban. El resultado ha sido una sopa fría muy fresquita, se nota el sabor a ajo pero no es excesivo, una cosa me ha llamado la atención, es muy saciante.


TAUM U JIAR

Ingredientes:
- Medio litro de Laban
- Seis dientes de Ajo
- Dos Pepinos de ensalada tiernos
- Dos cucharadas de Aceite
- Sal

Elaboración:

La verdad es que en el brick no se han esmerado mucho dando explicaciones para elaborar la receta, simplemente picar y mezclar. Yo he triturado el pepino con los ajos, he añadido el laban, la sal y el aceite, y lo he mezclado bien como si se tratase de un gazpacho, después lo he dejado enfriar en la nevera, reposando un par de horas.


Aunque con tantos ajos puede parecer excesivo, el sabor del ajo se nota pero no molesta, es verdad que a mi el ajo me gusta, pero en serio no queda muy excesivo. Para la próxima igual le añado una manzana, para darle un poco más de consistencia.

Por cierto, las rodajas de pepino no flotan sobre la sopa fría, Taum u Jiar, es que había metido dentro de la taza un vasito de chupito para sujetarlas y ponerlas así tipo peineta para la foto, evidentemnete el invento no funciono y quedaron más bien como galletas de natillas, pero en fin, lo importante es que estaba bueno.

Beneficios de la Leche Fermentada

Illya Metchnikov, premio Nobel ruso que, a principios del siglo XX, descubrió que los globulos blancos de la sangre combaten infecciones bacterianas, pensaba que las bacterias del ácido láctico de las leches fermentadas eliminaban los microbios tóxicos de nuestro aparato digestivo. Este señor se adelanto a su tiempo, si levantara cabeza y viera como ha evolucionado todo el tema de los Lactobacillus, L.casei, L.acidophilus...

La idea base de los beneficios de las leches fermentadas, incluyendo el yogur, es que las bacterias que se encuentran en ellas se agregan a la pared intestinal y la protegen segregando compuestos antibacterianos, estimulando la respuesta inmunitaria del cuerpo a ciertos microbios patógenos, desmantelando el colesterol y reduciendo la producción de cancerígenos potenciales, y esto es bueno.

Hay mucho que leer sobre los pocos beneficios de la leche, pero sobre las variedades fermentadas, como el laban y el yogur, hay estudios con conlusiones positivas, avalando sus beneficios, siempre entendiendo un consumo moderado, como en todo.



jueves, 19 de julio de 2012

Ensaladilla Rusa en Olla Rápida

Una Ensaladilla Casera en menos de Diez Minutos

Ingredientes
2 patatas
2 zanahorias
Guisantes Congelados
2 Huevos
1 lata de Atún en Aceite
Aceitunas sin Hueso
Una latita de Pimiento Morrón

Para la Mayonesa:
Zumo de 1/2 Limón
1 Huevo
400 gr. Aceite de Girasol
Sal

Para hacer la clásica Ensaladilla Rusa no es necesario dedicar media mañana a cocer cada ingrediente por separado, podemos hacerlo todo junto en la olla rápida y mientras se cuece la verdura, prepar la mayonesa.

Cocemos las patatas, las zanahorias, los huevos y los guisantes, todo junto en diferentes alturas, con la ayuda del accesorio de vapor, en la parte de abajo de la olla ponemos las patatas con su piel y las zanahorias, cubrimos de agua e introducimos el accesorio para sujetar la parte calada de cocción al vapor.


En el portacomidas calado ponemos los guisantes congelados y los dos huevos. Cerramos la olla, ponemos la tapa de presión, encendemos el fuego y cuando sale el primer anillo bajamos al mínimo el calor. Contamos siete minutos.

En estos siete minutos hacemos la mayonesa, es muy fácil, en el vaso de la batidora echamos el huevo, una pizca de sal, el zumo de medio limón o vinagre y el aceite, uso de girasol para que no tenga un sabor tan fuerte. Metemos el brazo de la batidora hasta el fondo, sin miedo, y le damos caña, es la mejor forma de hacer mayonesa y que no se corte. Una vez levantada la mayonesa, apartamos un poco en una taza para la decoración y lo demás lo echamos en la fuente donde vamos a mezclar la ensaladilla.

Como ya habrán pasado los siete minutos, apagamos el fuego, apartamos la olla, dejamos salir el vapor y abrimos, arriba tenemos los huevos cocidos y los guisantes y abajo las patatas y las zanahorias. Refrescamos con agua fría y pelamos las patatas para cortarlas en daditos. Las zanahorias las cortamos en cubitos y vamos mezclando todos los ingredientes con la mayonesa.


Abrimos la lata de pimientos morrones y cortamos una tiritas para decorar, lo demás lo mezclamos con el atún. Con las aceitunas también hacemos unos aros para la decoración.


Respecto a los huevos al vapor, en algúna ocasión los he hecho quitando la cascara y enrollandolos con film, pero ultimamente los pongo enteros, lo peor que me ha pasado es que la cascara apareciera con una grieta, pero el huevo entero y cocido, la verdad es que los lavo antes por algo que leí no me acuerdo dónde, en fin, si alguien sabe alguna razón "científica" por la que no deban cocerse los huevos al vapor con cáscara que me lo cuente, porque llevo todo el verano haciendo los huevos al vapor en la olla rápida. (Por cierto, en este caso he utilizado la Perfect de WMF, también tengo la Perfect Pro)


Mmmmhh... las vacaciones bien, gracias.

jueves, 28 de junio de 2012

Una Ensalada de Pasta

Con Zanahorias y Nueces

Un clásico del verano es la ensalada de pasta, y tenemos multitud de recetas dado que puede ser muy diversa. La base sobre la que hacer la ensalada siempre será la pasta, pero también tenemos muchos tipos de pasta, quizá lo más habitúal sea la pasta corta, los espirales o fusili, pero tenemos lazitos, pajaritas... y hasta tulipanes o corazones de pasta, pasta blanca, pasta en tres colores, con verduras, pasta integral…

Con esta gran variedad ¿quién se atreve a titular la entrada "Ensalada de Pasta"? Esta es una, pero hay muchas, y muchas formas de hacerla, y se pueden echar muchas cosas o pocas. En mi receta, en esta receta concreta, hay un número determinado de cosas que acompañan a la pasta, queso feta, zanahorias y nueces, para dar color, cebolleta por el sabor, apio crujiente y brotes de soja. El aliño, una vinagreta con aceite de oliva virgen de primera presión en frío, vinagre de manzana ecológico, pimienta negra y sal maldón.


Ingredientes para la Ensalada:

- Pasta Corta (Espirales con Verduras)
- Queso tipo Feta
- Una Zanahoria
- Un Pepino
- Un puñadito de Nueces
- Brotes de Soja
- Un barra de Apio Verde
- Media Cebolleta

Ingredientes para el Aliño:

- Tres cucharadas de Aceite de Oliva
- Un cucharada de Vinagre de Manzana
- Media cucharadita de Sal Maldón
- Pimienta Negra recién molida

Elaboración:



Ponemos una olla con abundante agua a hervir, cuando el agua empieza a burbujear añadimos la sal y un poquito de aceite, en este caso uso girasol, realmente no es necesario usar aceite si al echar la pasta la removemos bien, pero por costumbre y por si acaso, yo sigo echando en el agua un pelín de aceite. Echamos la pasta y damos unas vueltas con una cuchara de madera.

Dejamos que la pasta cueza, siempre quito algún minuto del tiempo de cocción que indica el paquete si la pasta es para ensalada, generalmente preparo la ensalada con antelación, y entre el aliño y el reposo, para que la pasta quede al dente no la cocino demasiado.


Mientras cuece la pasta, preparo la vinagreta en el fondo del bol, y sobre la vinagreta voy echando la zanahoria pelada y en bastoncitos, la cebolleta en aros, el apio en daditos, los brotes de soja, y finalmente, una vez cocida la pasta, la escurro y la incorporo a la ensalada, termino echando el queso y las nueces, picadas un poco con las manos (por supuesto, nueces peladas...). Remuevo con cuidado, cubro con film y la dejo reposar en la nevera hasta el momento de comer.


En relación a los ingredientes de la ensalada, cuidado con el queso feta, queda bien, pero un trozo no muy grande, si echamos mucho se come el sabor de todo lo demás. Del típico paquete cuadrado de queso feta yo echo solamente un cuarto, luego lo dejo en un tupper tratando de conservar el suero, envuelto en film de forma que no le entre aire, aún así hay que consumirlo en seguida.



Esta es una ensalada sencilla, he visto ensaladas de pasta con todo tipo de aliños, con multitud de ingredientes, y todas tienen buena pinta y todas deben estar buenas.

Aquí el enlace a otra ensalada de pasta, esta con atún y anchoas:
Ensalada de Pasta con atún y anchoas

miércoles, 20 de junio de 2012

Ensalada de Lentejas con Legumbres Naturales

De secas a cocinadas y en ensalada

Las lentejas normales, las que se compran en seco ¿se llaman naturales?, me refiero a las que ponemos en remojo y luego cocemos, el otro día me sorprendió la cantidad de botes de legumbres ya cocidas que tenían en el supermercado, en cambio casi no tenían legumbres secas, solo tenían su marca propia y una variedad, una pena, porque legumbres secas, y en concreto lentejas, hay pardinas, verdinas, rubias…

Al final, si seguimos en esta línea, los productos de siempre los vamos a tener que comprar en las tiendas gourmet, porque se están convirtiendo en "raros", cada vez menos gente cocina las legumbres partiendo de la variedad en seco, y si nos metemos en el tema de ensaladas, menos todavía.

Entiendo el blog de cocina para conservar recetas, y de paso tradición, y si además hay algo de cultura, mejor que mejor. Una ensalada de legumbres, recién sacada del bote, sin enjuagar y aliñada con mayonesa, no es una receta para un blog gastronómico, desde mi punto de vista, no merece la pena. Bueno, a lo mejor sí, para algún estudio antropológico del futuro.

Y partiendo de la base de legumbre en seco, para conseguir una legumbre guisada, como las de bote del supermercado, las dejamos en remojo con agua del grifo que las cubra holgadamente, al menos ocho horas. Una vez remojadas habrán doblado su volumen, tiramos el agua de remojo, y las aclaramos. Las ponemos en una olla, cubrimos de agua, añadimos un ajo, un cuarto de cebolla, una zanahoria, una barra de apio y ponemos a hervir a fuego medio.



Cuando rompe el hervor, añadimos sal, una pizca de comino en grano, dos o tres clavos de especia, unas bolitas de pimienta, un cuarto de cucharadita de cúrcuma y un cuarto de cucharadita de jengibre. Las dejamos hervir tapadas durante veinte minutos, aproximadamente, depende de la variedad de lenteja y el tiempo que hayan estado en remojo. Pasado el tiempo, apago el fuego, retiro las verduras y conservo únicamente las lentejas cocinadas.

Realmente, y siempre desde mi opinión de hoy, no merece la pena comprar las lentejas ya guisadas, esto no quiere decir, que mañana tenga otra opinión y compre legumbres cocinadas, pero la verdad, son caras.



Y ahora que tenemos las lentejas cocinadas, hacemos una ensalada, ¿qué le ponemos?, le voy a poner pimiento rojo, cebolleta, y rabanitos, y un aliño de vinagreta con mostaza. El aliño de mostaza es un buen recurso cuando estamos acabando un bote de mostaza, antes de tirar el bote vacio, como siempre queda mostaza al fondo y las paredes, lo aprovechamos para preparar un aliño, echamos dentro del bote con los restos de mostaza el aceite, un pelín de vinagre, sal y pimienta, agitamos fuerte y al tiempo que dejamos el bote totalmente vacio de mostaza hemos preparado un aliño para ensalada.


Y así de sencillo, basicamente es como comer lentejas estofadas pero como es verano, más fresquitas. Tengo otra ensalada de lentejas publicada, con un aliño diferente y arroz, leí en un artículo que está muy bien lo de mezclar lentejas con arroz (cereal) para obtener proteina vegetal, pero por lo visto el cuerpo es muy inteligente y si comes lentejas hoy y has desayunado cereales o mañana comes arroz ya se encarga el solito de coger lo que necesita de cada cosa.
Besos y feliz miércoles,

Nota: Este blog se considera personal, no entra en la categoría de blog gastronómico.

viernes, 8 de junio de 2012

Queso Picón de Tresviso

Ruta Urdón - Tresviso

La mejor receta que se me ha ocurrido para probar este queso tan especial es subir andando hasta el punto de venta y centro de elaboración.



El queso de Tresviso es un queso untuoso, blanco con zonas y vetas azul verdoso, de sabor intenso y algo picante. Para llegar a Tresviso caminando hay una ruta bien marcada del Parque Nacional de Picos de Europa, la PR - PNP 30, si vamos hacerla, es preferible levantarse temprano, no tanto por el poco espacio que tenemos en la central de Urdón para dejar el coche, sino por el sol que cae a plomo durante un buen tramo del trayecto. Nosotros tuvimos suerte, unos 15º y algunas nubes hicieron que la subida no se hiciciera tan dura.



Realmente, aunque marcan la ruta como media-alta, no presenta ninguna dificultad a nivel técnico, es un sendero muy bien marcado, en las zonas más expuestas es lo suficientemente ancho como para no ser peligroso, no hay ningún paso que suponga un problema, solo tiene un pequeño inconveniente, los 830 m. de altura que debemos superar en poco más de 6 km. Desde que empezamos a subir, entrando por la central de Urdón en el desfiladero de la Hermida, estaremos subiendo constantemente, por tanto hay que poner un ritmo tranquilo y disfrutar de las vistas.



Haciendo algún pequeño descanso, tardaremos unas dos horas y media en llegar a Casa Paco, donde tienen cerveza fría al mismo precio que en toda la zona, aquí podremos probar y comprar el Queso Picón, no le dije que tenía un blog y pensaba hacer un entrada sobre su queso, pero supongo que no le molestará y me he permitido copiar de su web el proceso de elaboración:

El proceso comienza utilizando leche cruda de vaca, la leche se calienta a unos 30º y se cuaja, para que coagule en un periodo de unas dos horas y media. Posteriormente se corta en la cuba con unas liras hasta que tiene un tamaño próximo al de una avellana, el grado de humedad o contenido de suero es variable, y depende del criterio del elaborador.

Luego el queso se introduce en los moldes para que tome forma y se sitúa sobre la mesa para desplazarse a una cámara contigua. Una vez situados en dicha cámara se salan por todas las caras con sal seca lo que produce que goteen durante cierto tiempo, permanecen salando durante cinco dias.

Los quesos ya en la cámara de maduración, desarrollan el moho peniciliun roquefortii, que se distribuye por dentro del queso recordando su forma a la de las venas del cuerpo, este proceso se ve facilitado gracias a no prensar el queso y al tamaño del corte de la cuajada.

En esta cámara permanecen cierto tiempo, a una temperatura constante y con un grado de humedad fijo, controlado en todo momento. Una vez terminado el proceso de madurado se almacenan en una cámara de conservación a la espera de ser distribuidos. Todos los quesos se envasan de modo manual.




Y realmente no es necesario hacer la caminata para probar el queso, porque podemos comprarlo en la web. Es gracioso que en las tiendas de Potes está más caro que en la propia web, portes incluidos... nos han visto llegar a los turistas!!!






jueves, 24 de mayo de 2012

Pasta con Setas Shiitake

Tallarines al Funghi

El otro día en el Hiber vi unas setas que me llamaron la atención, no había comprado antes Shiitake en bandejas, y la verdad es que estaban muy bien de precio, a 3,50€ / 400 gramos. Las shiitake merecen la pena, antes era dificil encontrarlas, generalmente en herbolarios y secas, pero ahora es bastante sencillo, de hecho el Hiber es un supermercado de barrio normalito, no tiene nada especial.

En alguna ocasión he leído que el ajo se come el sabor de las setas, no estoy de acuerdo, es verdad que a mi me gusta muchísimo el ajo, pero no creo que oculte el sabor de las setas, y las shiitake tienen un sabor bastante especial.

Ingredientes:

- 400 gr. de Seta Shiitake
- Medio paquete de Tallarines
- Dos ajos
- Un cuarto de Cebolla
- Una pizca de Tomillo
- Una pizca de Jengibre
- Aceite de Oliva Virgen
- Sal

Elaboración:

Vamos hacer la pasta como habitualmente, por una parte cocemos la pasta y por otra hacemos el acompañamiento. En esta ocasión se trata de una receta bastante sencilla, no lleva muchos ingredientes pero el sabor es estupendo. Ponemos una olla a hervir con abundante agua.


En una sartén amplia, echamos un fondo de aceite, y dos dientes de ajo laminados (los ajos se pelan antes). Junto con el aceite y los dientes de ajo, echamos una pizca de Tomillo, como media cucharadita y una pizca de jengibre en polvo, un cuarto de cucharadita. Nos quedara un aceite como si estuviera más denso, por el jengibre en polvo. Dejamos que el ajo empiece a saltar y mientras picamos en brunoisse la cebolla. Añadimos la cebolla, removemos y nos ponemos a picar las setas.


Como el agua para cocer los tallarines ya estará hirviendo, echamos un pelín de aceite de girasol, un poco de sal y la pasta, los tallarines siempre los pongo en abánico y dejo que se hundan en el agua poco a poco. Nada más hundirse los removemos y dejamos hervir. Me gusta la pasta al dente.


Nuestras setas ya estarán rehogadas y los tallarines casi al punto, entonces añadimos un cucharón del agua de cocer la pasta en la sartén de las setas, y dejamos que evapore.


Colamos la pasta, la escurrimos y la añadimos a la sartén con las setas rehogadas, un par de vueltas y a comer ¡¡ Las recetas sencillas están muy buenas, si nos acostumbramos, poco a poco, al final le coges el sabor a cualquier cosilla y no hace falta usar saborizantes, ni pastillas, ni demasiada sal. Las especias si las tostamos antes o las doramos como en este caso al principio con el aceite, dan mucho más sabor y un olor muy rico.


Ahora un tema del que todo el mundo habla ultimamente, no hago más que leer comentarios sobre la importancia de las fotos, o gente que se disculpa porque sus fotos no son muy buenas, vale, es algo que a todo el mundo le gustaría, tener unas fotos chulas, pero tampoco hay que obsesionarse con ello. De hecho, ultimamente visito algunos blogs que tienen unas fotos maravillosas pero les pasa como a las revistas de cocina, que luego las recetas muchas veces no se corresponde, en calidad, con la foto.

A mi me gustan los blogs con buenas recetas y buenas fotos, pero no me importa visitar blogs donde las fotos no son increibles pero las recetas están bien, por eso animo a todos aquellos que ultimamente se han dejado alguna receta sin publicar porque no le han convencido las fotos, les animo a publicar su receta, aunque no tengan fotos, siempre se puede completar la entrada con una imagen de algún banco de fotos.

Y de paso os cuento, la calidad de la cámara no es el motivo, mis fotos desde una EOS7D que me regale estas navidades siguen siendo malas, eso si, quedo genial enfocando cual profesional con todo en automático.
Besos,

martes, 22 de mayo de 2012

Pesto de Nueces Ligero

Con Pasta Rellena de Champiñón y Trufa

Si en vez de usar pasta comprada, hacemos la pasta en casa, esto tiene que estar de muerte. Pero si lo dejo para cuando tenga unas fotos divinas y haga pasta fresca nos pueden dar las uvas y olvidarme de cómo lo hice. Y es que hace un tiempo que me llama la atención cuando leo en algunos blogs salsas pesto de diferentes cosas, siempre había pensado que el pesto era de albahaca con piñones, pero si las cosas evolucionan y encima están buenas, habrá que probarlas.


La pasta fresca la compre de la línea goumet de Lidl, y la verdad, no es para tirar cohetes, están aceptables, pero nada más, de hecho si los dejas el tiempo que indica el paquete pierden el relleno porque se abren, es mejor cocerlos al menos dos minutos menos, con cinco minutos tienen de sobra.




El asunto del pesto de nueces, si está patentado por alguien que lo diga o me apropio el invento, porque la verdad se me ocurrió sobre la marcha y quedo divino y casi light, ¿qué más se le puede pedir a una salsa?. Puse un puñado de nueces, unas lascas de parmesano, un chorretón de aceite de oliva (virgen extra de primera presión en frío) y lo triture, pero evidentemente así simplemente no coge consistencia de salsa, en vez de echar mucho más aceite, eche un cacito del agua de hervir la pasta.



Al echar el agua  y triturar de nuevo se ligo el pesto, escurri los raviolis, puse el pesto por encima, rectifique de sal y pimienta y, francamente, quedo muy bueno. Esto pasa al saco de "para repetir", pero cuando repita tiene que ser con pasta fresca, y como me quedan dos semanitas para tener jornada continúa, ya tengo dos cosas pendientes: hacer un helado y preparar raviolis, que hace siglos que no hago pasta fresca.

Por cierto, la heladera estupendísima que me compre ayer ya ha encontrado sitio en la zona noble de los cacharretes, es decir la cocina, aún no he metido la cubeta al congelador pero es cuestión de días que estrenemos la maravillosa máquinita.

Feliz día.

domingo, 20 de mayo de 2012

Emperador a la Siciliana

Pez Espada

Tras descongelar los filetes de emperador, vamos a prepararlos al horno. No estaban congelados por el anisakis, que vuelve a estar de moda, sino porque traje los filetes de casa de mi mami, he leído que el anisakis es peligroso cuando se consume el pescado en crudo o semicrudo, el parásito muere por encima de los 60º, no obstante y por si acaso, ya que vamos a comer pescado azul, mejor congelarlo.

Ingredientes:
Dos rodajas de Pez Espada
Tres o cuatro filetes de Anchoa
Una cucharada de Alcaparras
Un Limón
Pan Rallado
Un diente de Ajo
Una cucharada de Orégano
Aceite de Oliva
Sal y Pimienta

Elaboración:
Primero vamos a marinar el pescado, como las rodajas eran muy hermosas, no tenía una fuente donde ponerlas y las cocine directamente sobre la bandeja del horno, el mismo sitio donde preparé el marinado. Cubrimos las rodajas de emperador con las alcaparras picadas, ralladura de la piel de limón y aceite de oliva, y las dejamos en adobo durante 1 hora.


 
Pasado este tiempo, encendemos el horno a 180º para que vaya calentándose. En una sartén vamos a fundir los filetes de anchoa con un chorrito de aceite de oliva, hay que tener cuidado y una tapa a mano, porque salta bastante al deshacerse las anchoas en el aceite. Una vez desechas las anchoas añadimos el pan rallado, el ajo cortado por la mitad y el orégano, bajamos el fuego y damos unas vueltas para que se integre todo.

Con esta mezcla de pan rallado, cubrimos el pescado para hornearlo. El ajo lo podemos desechar, a mi como me gusta bastante, lo dejo en la fuente del horno y luego me lo como asado. Horneamos el pescado, aproximadamente 15 minutos, en este tiempo podemos preparar la guarnición.


Para acompañar el pescado podemos poner ensalada, pero me gusta más la guarnición de pasta. En el tiempo que se horneaba el pescado, cocí unos espaghettis al nero di sepia, los compro en LIDL, son bastante buenos, otras pastas del Lidl no me gustan, ya lo contaré, sobre todo las rellenas no están logradas, aunque sean de su marca selecta.

La pasta simplemente hervida y aliñada con aceite de oliva y sal, un cuarto de limón para acompañar el pescado y ya tenemos el plato listo "Pez Espada a la Siciliana". La receta la he cogido de un libro de cocina Recetas Básicas de Italia, de Laura Zavan, es un libro con unas fotos bonitas y recetas bastante escuetas, pero está bien.


Cuidado con el consumo de este pescado, es uno de los que tiene mayor nivel de mercurio en su carne. El mercurio es un metal pesado tóxico que se acumula en los tejidos de los seres vivos en forma de metilmercurio, altamente persistente y difícil de eliminar. Pasa a través de la cadena alimenticia de especie en especie acumulándose en mayor cantidad en aquellas que son predadoras las cuales acumulan el mercurio que previamente ingirieron sus presas, como el atún y el emperador. El metilmercurio es muy tóxico para los riñones, el sistema cardiovascular y sobre todo para el sistema nervioso, por lo que se aconseja que se limite el consumo de estas especies sobre todo a niños y a mujeres embarazadas por posible daño al sistema nervioso en formación del feto (referencia tomada en wikipedia).

Como ya he contado otras veces, no compro pescado, mi mami baja al mercado y le divierte comprarme algún capricho para tenerlo de sorpresa, hace tiempo que acordamos que no me compraba carne, así que ahora me compra pescado, le he dicho que no me compre, que prefiero setas o cualquier verdura, pero me ignora, se lo he recordado y la contestación ha sido que es una pena, que ha comprado dos rodajas de atún rojo estupendas. Es una cuestión de tiempo que termine haciéndome caso, pero el atún subirá nuevamente mis niveles de mercurio.

Es difícil esto de intentar llevar una dieta vegetariana, sobre todo a nivel social, haces la compra y no coges nada animal, sales a tomar el aperitivo y te plantan una tapa de torreznos. He decidido tomármelo tranquilamente, nada de radicalismos, hace muchos años lo intente por primera vez, y fue un desastre, discutí con media familia porque me puse muy seria con el tema, y de hecho estuve sin comer nada animal más de un año, luego lo deje, así que este nuevo intento va a ser mucho más tranquilo, si lo consigo genial, pero si solamente soy vegetariana de hogar, o vegana de martes y jueves no me voy a preocupar, mejor poco que nada.