martes, 3 de marzo de 2015

Batido Verde de Pera y Manzana

Con Apio y hojas de Lechuga

Ingredientes:

- Una Pera Conference
- Una Manzana Pink Lady
- Una vara de Apio Verde
- 5 Hojas de Lechuga Romana
- Medio Limón
- Una pizca de Sal Maldón
- Una cucharadita de Aceite de Oliva Virgen
- Medio vaso de Agua Mineral


Elaboración:

Para elaborar el batido necesitamos un cuchillo para trocear la fruta y una batidora con mucha potencia, mejor de vaso, he usado el Thermomix 21.

En primer lugar, lavamos la fruta, las hojas de lechuga y el apio.
Sin pelar la fruta, la cortamos a la mitad para quitar el corazón con el rabito y las semillas.


Troceamos la fruta y la echamos en el vaso del Thermomix.
Cortamos el apio y lo incorporamos.
Echamos las Hojas de lechuga, cortadas con las manos.
El medio limón lo pelamos al vivo, quitando toda la parte blanca, cortamos en dos y retiramos si hay alguna pepita, e incorporamos al vaso del Thermomix.


Ahora vamos a triturar, primero damos varios golpes de turbo y luego programamos un minuto a velocidad cinco.

Abrimos el thermomix, bajamos los restos de las paredes e incorporamos el agua, la pizca de sal y el aceite. En las recetas habituales de batidos verdes no incluyen sal ni aceite, a mi me parece que la pizca de sal realza el sabor y el aceite hace que el batido esté más cremoso, tampoco añadimos una gran cantidad, se trata de una pizca de sal y un pelín de aceite (uso de oliva virgen primera presión en frío).

Programamos medio minuto a velocidad siete y después veinte segundos velocidad 9.


Miramos la consistencia, a mi me gusta más bien denso, si lo queremos más líquido es simplemente añadir más agua, mejor fría, y triturar unos segundos al nueve.

Esta mezcla queda muy rica, que hay algunos batidos verdes para los que hay que tener mucho humor.

Nota: Las fotos son Libres de Derechos del banco de imágenes Corbis.





martes, 9 de diciembre de 2014

El Atlas Comestible de Mina Holland

Un Libro para estas Navidades

Como casi todos los años por estas fechas, sale algún libro especial de gastronomía, "El Atlas Comestible" de Mina Holland no es un recetario al uso, tiene algunas recetas, por supuesto, pero es un paseo por el mundo hablando de sus características gastronómicas principales, habla de uvas y vinos, de las elaboraciones más destacadas de cada región e incluso de los cocineros más importantes. Creo que es una obra recomendable.


Casi todas las reseñas dicen que se trata de una obra de lectura y recetas, no solo de recetas, yo más bien creo que se trata de una obra de referencia y recetas, ya que la autora cita muchísimos datos interesantes que nos pueden llevar a investigar por nuestra cuenta y encontrar grandes cocineros que, al menos para mi, eran desconocidos. Quizá sea el detalle que más destaca en el libro, la multitud de referencias, está muy bien documentado.

Un ejemplo muy sencillo, para que os hagáis una idea del tono del libro, en la primera parte, Europa, empieza por Francia, concretamente en Normandía, en detalle nos cuenta del Camembert:

"El camembert lo creó durante la Revolución francesa una tal Marie Harel, granjera normanda y productora de queso que dio asilo a uno de los muchos curas que se refugiaron en el campo. El religioso en cuestión resulto ser de Brie. Según la leyenda, este compartió con Harel los secretos de la confección del Brie, y el resto es historia. No tardo en convertirse en el queso más popular del país, un auténtico icono con sus cajitas redondas de madera que, junto con una buena dosis de penicilina para conservarlo, permitieron que el queso viajara" .

Y tras el punto que da cierre a esta frase vemos la referencia "10", con lo que nos vamos al final del libro a leer la nota:

"10. Si bien hay infinidad de camemberts (la entrada del museo del Camembert incluye una degustación de tres variedades con distinto grado de madurez), lo que todos tienen en común es la cajita redonda de madera con la carismática (y coleccionable) pegatina de la tapa. El livarot tiene un sabor más exigente (al que hay que hacerse) que el camembert por todos adorado o el pon´t léveque (que se envasa en un molde cuadrado que lo distingue del resto, asi como su corteza dorada casi crujiente)".

Y tras leer la nota ya podemos irnos al LIDL a por el queso de la caja cuadrada que ponen al lado del Camembert cuando traen las delicatessen y del que no sabíamos cuál era la diferencia con el anterior.

Para ser la primera obra de Mina Holland, periodista inglesa, editora en The Guardian Cook, y apasionada de la cocina, la traducción no es muy buena, o al menos yo le veo algunos defectos, o quizá su redacción no me termina de convencer, pero es ameno. Es diferente a lo que últimamente se publica en gastronomía.


Como siempre me pasa con los libros de cocina que recorren varios países, me fijo en España, si veo mi cocina reflejada en sus recetas o mi tierra en sus opiniones, le doy un valor mucho mas alto. A diferencia de Gordon Ramsay, en su obra "El Mundo en mi Cocina", Mina Holland nos entiende, o al menos nos quiere, creo que olvida algo muy importante, o quizá no quiere mojarse en un tema tan delicado como Valencia y la Paella, pero el nivel de su paseo por nuestra tierra es bueno, y eso me lleva a pensar que la calidad de los otros lugares, si es similar, también será respetable.

En definitiva, una obra reciente, de gastronomía, algo diferente de los simples recetarios y un muy buen regalo para estas navidades.


lunes, 1 de septiembre de 2014

Pollo Guisado

Con Picada de Almendras

Una receta de Pollo Guisado muy sencilla. Para la elaboración del Pollo no he añadido agua al guiso, en la cocción en la olla rápida hay que tener cuidado al añadir agua o caldo, siempre que traslademos recetas tradicionales a su elaboración en la Olla Rápida es muy importante tener cuidado con los líquidos, debemos tener en cuenta que la olla al estar cerrada a presión no pierde nada de vapor, por lo que si queremos una buena salsa no debemos añadir agua.


Ingredientes:

- Medio kilo de Pollo troceado.
- Una Cebolla.
- Un Pimiento Verde (Italiano).
- Un Tomate maduro.
- Dos dientes de Ajo.
- Media docena de Almendras.
- Unas hebras de Azafrán.
- Un cuarto de vaso de Vino Blanco.
- Cuatro cucharadas de Aceite de Oliva.
- Sal y pimienta.

Elaboración:

Para hacer el pollo guisado he utilizado la Sartén Rápida de Khun Rikon por su fondo gofrado, resulta más sencillo elaborar en ella el sofrito y rehogar carne, ya que el nido de abeja del fondo de la sartén evita que se peguen los alimentos, podemos igualmente hacerlo en la olla rápida normal, pero debemos tener cuidado y remover bien para que al dorar el pollo no se pegue al fondo de la olla. También vamos a necesitar un mortero, un pasapuré para triturar el tomate y una tapadera que podamos usar para tapar la olla sin presión y evitar salpicaduras.

Limpiamos el pollo, retirando las zonas de grasa y gran parte de la piel. Picamos la cebolla y el pimiento en brunoisse. Sobamos el tomate con el filo del cuchillo para quitar la piel, una vez pelado lo cortamos en cuartos y pasamos por el pasapurés para triturarlo.

Ponemos la olla al fuego y esperamos que se caliente la base. Metemos las hebras de azafrán en un trocito de papel de aluminio y lo calentamos en la base de la olla para tostar las hebras, las sacamos del aluminio y pasamos al mortero con una pizca de sal. En la misma base de la olla y sin añadir aceite, tostamos las almendras, mientras se tuestan, vamos machacando las hebras de azafrán con la sal, hasta reducir el azafrán y la sal a polvo.


Pasamos las almendras al mortero junto a las hebras de azafrán, y añadimos un fondo de aceite en la olla. Echamos sal y pimienta al pollo y vamos a dorarlo en el aceite caliente. Para dorar el pollo nos ayudamos de una tapadera distinta a la tapa de presión de la olla. Echamos el pollo, tapamos con la tapadera sin presión y movemos para que se dore y no se pegue, levantamos y con una pinzas damos vuelta al pollo. Mientras se dora el pollo, en el mortero machacamos las almendras sobre el azafrán.


Una vez dorado el pollo lo reservamos en un plato. Echamos dos ajos pelados sobre el aceite en el que hemos dorado el pollo. Dejamos que se doren, lo que tardará muy poquito tiempo, y los pasamos al mortero. Añadimos entonces la cebolla, damos unas vueltas e incorporamos el pimiento. Sofreimos.


Mientras se sofríe la cebolla y el pimiento vamos a terminar de majar bien lo que tenemos en el mortero. Recordemos: hebras de azafrán, almendras tostadas, los dos ajos y sal. Tenemos que conseguir una especie de pasta y por eso, hemos ido machacando según incorporamos cada ingrediente.


Tenemos la cebolla y el pimiento blanditos, y es el momento de incorporar el tomate rallado y la majada del mortero. Según vamos haciendo el sofrito con la espátula de madera vamos desglasando el fondo de la olla.


Incorporamos el pollo que tenemos reservado. y añadimos el vino blanco dejando que evapore el alcohol.


Sin añadir nada de agua, cerramos con la tapa de presión. Esperamos que coja presión y suban las dos rayitas. Cocinamos en presión 2 cinco minutos. En el momento que vemos el doble indicador de presión, tenemos que bajar el fuego al mínimo, solo para que se mantenga la presión en la olla, y contamos cinco minutos de reloj.


Pasados los cinco minutos, retiramos del fuego y dejamos que pierda la presión. Una vez ha perdido presión podemos abrir la olla, como siempre levantando la tapa hacia el lado contrario de nosotros para que el vapor no nos queme. Y ya tenemos un pollo guisado tradicional, elaborado en una cuarta parte del tiempo en la Olla Rápida.

viernes, 13 de junio de 2014

Estoy en Wordpress - www.lacocinadeeu.es



Hola amigos, seguidores y lectores ocasionales,

Ahora también estoy en Wordpress. Si te apetece tener unicamente las recetas publicadas, puedes encontrarlas en La Cocina de Eu en wordpress. He transferido las entradas de recetas con el índice.







miércoles, 7 de mayo de 2014

Zumo Agazpachado de Fresa

Desayuno Rosa


Tras el desayuno verde ahora toca un desayuno rosa, y de verdad que esta vez si que está riquísimo, hay que olvidarse del concepto "dulce" para desayunar este tipo de batido, pero están muy buenos. No he pesado las fresas por lo que no puedo poner las proporciones exactas para dos vasos, pero el concepto es sencillo.

Ingredientes:

- Una buen puñado de Fresas (un tercio de una bandeja, unos 300 gr.)
- Una Barra de Apio
- Un Limón
- Tres cubos de Hielo (Hielo de Bolsa, del comprado)
- Una cucharadita de Aceite de Oliva Virgen (Primera Presión en Frío)
- Una pizca de Sal Yodada
- Una vuelta del molinillo de Pimienta Negra

Elaboración:

Pelamos el limón al vivo, lo cortamos en cuartos y lo echamos en el vaso de la Thermomix (o batidora similar con suficiente potencia). Las fresas le quitamos el rabito verde, las lavamos bien, y echamos al vaso del Thermomix.

Lavamos la barra de apio, le pasamos el pelapatatas por el borde para quitar los hilos y la cortamos en cuartos, echamos también el apio al vaso del Thermomix. Aliñamos con una pizca de sal, pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva (si, sal y aceite).

Echamos los hielos, cerramos la Thermomix y trituramos, yo primero trituro al tres, cuando el vaso ya no salta voy subiendo la velocidad poco a poco hasta llegar al máximo, aproximadamente tardo un minuto.

Hasta ahora no solía echar hielos sino agua fría, y la diferencia se nota, la textura queda mejor si trituras con hielo, he echado tres cubos de los gordos comprados, que viene a ser media bandeja de los hielos echos en casa.

Y ya tenemos un zumo de fresa con un sabor bastante especial, quizá recuerde al gazpacho, pero de verdad que está riquísimo, no se me había ocurrido antes echar sal y pimienta a unas fresas, pero es genial, y sin hojas verdes, la vez que lo hice con lechuga no me gusto tanto.

Seguimos...

martes, 22 de abril de 2014

Ensalada de Pasta

Con Atún y Anchoas

Parece mentira que las recetas más sencillas son las más ricas. Hace unos días que mi husband me decía que porque no hacía ensalada de pasta, pero la verdad, no sabía que echarle. A la pasta se le puede echar de todo, pero ¿qué exactamente?. Asi que he decidido que cuando una mezcla me quede buena, o al menos me quede a mi gusto, la guardo en el blog, y esta es que me ha quedado muy rica.


Lo mejor de esta ensalada es que fresco solo lleva la cebolla, y tampoco es imprescindible, con un huevo duro y unas latas nos queda una ensalada de muerte.

Ingredientes:

- 165 gr. de Pasta para Ensalada (espirales de colores o similar, por favor, una ensalada de pasta con macarrones no tiene ninguna gracia)
- Una lata de Anchoas
- Una lata de Atún al Natural
- Una lata de Pimiento Morrón
- Un Huevo duro
- Una cucharada de Alcaparras
- Un cuarto de Cebolla (opcional)

Para la Vinagreta:

- Una pizca de Sal
- Una vuelta de molinillo de Pimienta Negra
- Media cucharadita de Mostaza de Dijon
- Una cucharada de Vinagre de Manzana (al gusto)
- Dos o tres cucharadas de Aceite de Oliva

Elaboración:

En primer lugar cocemos el huevo. Ponemos agua a hervir y cuando borbotea echamos sal, como media cucharada. Esperamos que vuelvan a salir burbujas, echamos los huevos y con una cuchara de madera damos unas vueltas (para centrar la yema). Aunque solo voy a usar uno para la ensalada, suelo aprovechar y cuezo dos o tres.

En lo que se cuece el huevo, preparamos la vinagreta. En el bol donde vamos hacer la ensalada echamos la sal y la pimienta, el vinagre y la media cucharadita de mostaza, removemos bien hasta que la sal y la mostaza se hayan disuelto. Entonces echamos el aceite y comprobamos el sabor, rectificamos de sal si es necesario.

Añadimos las alcaparras, el cuarto de cebolla en brunoisse y las latas. Las anchoas, como los pimientos, los cortamos para que queden más manejables.

Ponemos una olla a hervir con agua abundante. Cocemos la pasta únicamente añadiendo algo de sal al agua. Cuando está al dente escurrimos.

Mientras se cocía la pasta, hemos pelado e incorporado el huevo al bol donde estamos haciendo la ensalada, lo removemos todo bien y evitamos la tentación de comérnoslo tal cual.

Añadimos la pasta al bol de la ensalada, removemos con una cucharda para qu etodo se integre, cubrimos con film y la dejamos reposar un ratito. A mi me parece que queda estupenda, las cantidades son para dos.



jueves, 10 de abril de 2014

Judías Carillas con Setas

Alubias guisadas con setas frescas y secas


Ingredientes
165gr. Alubias / Fabes
10gr. de Setas Secas
Una bandeja de Setas de Cardo
Una Patata
Una Zanahoria
Media Cebolla
Cuatro Ajos
Dos cucharadas de Tomate triturado
Un cuarto de vasito de Vino Blanco
Una cucharadita de Perejil Seco (una ramita fresco si tenemos)
Una cucharadita de Pimentón Dulce
Unas hebras de Azafrán
Una Cayena (opcional)
Aceite de Oliva Virgen
Sal

Elaboración

Lavamos bien las alubias y las ponemos en remojo, en agua fría, la víspera o doce horas antes de cocinarlas.

Media hora antes de empezar con el guiso, ponemos en remojo, en agua templada, las setas secas, 10 gr. de setas secas es un puñadito pequeño, las usamos para dar mejor sabor al guiso ya que las setas de cardo que podemos comprar en los supermercados tienen muy poco sabor, si usamos Níscalos o setas recogidas por el monte no con necesarias las setas secas.

Picamos muy fina la cebolla y uno de los ajos. Ponemos la olla rápida al fuego y esperamos a que este caliente la base, entonces añadimos el aceite, la cebolla y el ajo picado y rehogamos sin dejar de remover con una cuchara de madera para que no se pegue en la base.

Echamos las dos cucharadas de tomate triturado y añadimos las alubias con parte del agua de remojo más el agua de remojo de las setas secas, que pasaremos a través de un colador para retirar posibles restos de arenilla, tendremos agua suficiente hasta cubrir un dedo por encima de las alubias.

Echamos la patata entera y pelada, y la zanahoria también entera y raspada, añadimos la cucharadita de perejil seco, el pimentón y las hebras de azafrán. Añadimos un poquito de sal y cerramos la olla ajustando la tapa.

Vamos a cocinar en el nivel 2 de presión. Esperamos a que la olla coja presión, en cuanto el indicador nos señala que ha llegado al nivel de presión 2, bajamos el fuego al mínimo y contamos ocho minutos.

Mientras cuecen las judias, vamos a preparar las setas, en una sartén amplia echamos un fondo de aceite, añadimos los ajos laminados y la cayena, cuando el ajo empieza a saltar añadimos las setas cortadas, tanto las setas hidratadas como las setas frescas, rehogamos las setas hasta que vayan reduciendo, entonces añadimos un poquito de vino blanco.

Cuando transcurren los ocho minutos de cocción de las judías, retiramos la olla del fuego y dejamos que pierda presión para abrirla. Mientras la olla pierde presión retiramos del fuego las setas que ya tendremos rehogadas.

Pasados unos minutos ya podremos abrir la olla, lo haremos con cuidado y siempre con la tapa al lado contrario de nuestra cara, destapamos la olla. Una vez abierta la olla, retiramos la patata y la zanahoria y lo pasamos al vaso de la batidora. Echamos las setas rehogadas sobre las alubias, y acercamos nuevamente la olla al fuego sin tapa, mantenemos el fuego bajito, con un ligero hervor.

La patata y la zanahoria que tenemos reservadas en el vaso de la batidora las trituramos y añadimos un cucharón del caldo de cocción de las alubias, batimos hasta que nos quede una crema.

Tenemos las alubias cociendo lentamente con el sofrito de setas incorporado, entonces añadimos la crema que hemos hecho con la patata y la zanahoria, rectificamos de sal. Dejamos que de un hervor todo junto.

Una vez que hemos añadido las setas y la patata con la zanahoria triturada ya no vamos a poner la tapa de presión, esto es muy importante porque al estar ahora el sofrito y el caldo engordado por la patata si pusiéramos nuevamente la tapa de presión podría pegarse el guiso al fondo de la olla.

El tiempo de cocción de las alubias depende del tipo, estas pequeñas con ocho minutos es suficiente, tenemos que contar que no hemos forzado la salida de presión, tiempo en el que siguen cocinándose, y que una vez incorporado el sofrito damos un hervor todo junto.

Si al abrir la olla vemos que nos han quedado algo duras, siempre podemos cerrar y cocinar un par de minutos más, es mejor quedarse corto y rectificar que no hacer puré de judías.

Y ya tenemos nuestras legumbres guisadas con setas, sin grasa animal, es un plato muy rico de sabor suave.

viernes, 28 de marzo de 2014

Zumo de Pepino

Desayuno Verde

No voy a mentir, me ha costado desayunar el Zumo de Apio y Pepino, pero me ha sentado tan sumamente bien que no puedo dejar de guardarlo y compartirlo en el blog. Ayer, leyendo las Ventanas Verdes, me acorde de los batidos verdes, y justo ahora que ha llegado la primavera y es el momento de ponerse en forma y depurarse, me decidí a comprar los ingredientes para hacer un zumo de pepino y apio.


Ingredientes (para dos personas):

- Dos Pepinos
- Dos Barras de Apio
- Un Limón
- 200 ml. de Agua con Gas Pellegrino
- Una cucharadita de Aceite de Oliva Virgen (Primera Presión en Frío)
- Una pizca de Sal Yodada
- Una pizca de Pimienta Negra

Elaboración:

Pelamos el limón al vivo, lo cortamos en cuartos y lo echamos en el vaso de la Thermomix (o batidora similar con suficiente potencia), lavamos las barras de apio, le pasamos el pelapatatas por el borde para quitar los hilos y las cortamos en cuartos, las echamos también al vaso del Thermomix.

Los pepinos les quitamos el culo y los frotamos contra el propio pepino, para que no amargen, los pelamos con el pelapatatas (no tengo pelador de verdura), y los troceamos y echamos al vaso del Thermomix. Aliñanos con una pizca de sal, pimienta negra y un pelín de aceite de oliva.

Introducimos el cestillo dentro del vaso, quedaran los ingredientes abajo y encima el cestillo. Cerramos la Thermomix y trituramos, yo primero trituro al tres, cuando el vaso ya no salta voy subiendo la velocidad poco a poco hasta llegar al máximo, aproximadamente tardo un minuto.

Saco el cestillo del vaso, tendremos entonces una papilla verde, a la que añadimos el agua, programamos un minuto a velocidad máxima y ya tenemos nuestro zumo de pepino para el desayuno. Importante que todos los ingredientes estén fríos, sobre todo el agua.

Os aseguro que sienta de lujo, es verdad que cuesta levantarse un viernes y desayunar un zumo de pepino, pero es buenísimo.


miércoles, 26 de febrero de 2014

Crema de Almendras

Receta Elaborada en el Thermomix 21

Haciendo algunas modificaciones a la receta del libro del Thermomix 21, "Crema Reina" (pág. 94A), preparé una Crema de Almendras que me sorprendió enormemente por su buen sabor. Es, sin duda, una crema contundente, nada ligera ni apropiada para dietas de adelgazamiento, pero realmente riquísima. Tanto como primer plato o servida en chupitos a modo de aperitivo de bienvenida, es una receta totalmente recomendable para una celebración o comida especial.

Ingredientes:

100 gr. Almendras (crudas y peladas)
Un Puerro
Media Cebolla
Media cucharada de Mantequilla (15 gr.)
Media cucharada de Aceite (15 gr.)
750 ml. de Caldo de Pollo
200 gr. Nata Líquida para cocinar (18% m.g.)
El zumo de Medio Limón
Sal, Pimienta y Nuez Moscada

Elaboración

Con el vaso del thermomix muy seco, trituramos las almendras. Echamos las almendras, deben ser almendras crudas, sin cascara y sin piel, en el vaso del thermomix o robot de cocina y trituramos 20 segundos a velocidad 9. Sacamos las almendras del vaso y reservamos.

Seguidamente, echamos en el vaso del thermomix la cucharada de mantequilla. Programamos 30 segundos, temperatura 100 grados y velocidad 1. Añadimos el aceite sobre la mantequilla y volvemos a programar: un minuto, temperatura 100 grados y velocidad 1.

Incorporamos el puerro, limpio, sin la parte verde y cortado en rodajas; la cebolla troceada y el ajo sin piel, cortado en dos o tres trozos. Programamos: 3 minutos, temperatura 100 grados, velocidad 4. Pasado el tiempo, bajamos con la espátula todo el contenido del vaso que haya subido a las paredes y trituramos 20 segundos en velocidad 8, para que la verdura se triture y nos quede una crema fina.

Añadimos entonces las almendras que teníamos reservadas, la mitad del caldo de pollo y la nata. Echamos las especias: nuez moscada, sal y pimienta negra. Programamos: 12 minutos, temperatura 100 grados y velocidad 4. Una vez conluido el tiempo, añadimos el resto del caldo y el zumo de limón. Programamos: 5 minutos, a 90 grados en velocidad 5. Y ya tenemos lista nuestra exquisita Crema de Almendras.

La verdad es una crema muy contundente pero perfecta para un entrante de Navidad, por ejemplo. Me acorde de ella porque ahora están empezando a florecer los almendros y realmente están preciosos.