jueves, 24 de abril de 2014

1er Intento fallido de Angel Food Cake

Cosas que pasan

Pues ayer, tras más de un mes de espera, el maravilloso molde específico del bizcochito fue inaugurado, con un rotundo fracaso. Ni qué decir tiene que en esto de la repostería yo sigo las indicaciones al pie de la letra, vamos que no me salte ni una coma y utilice todos los productos, incluido el Cremor Tártaro.


Desde mi punto de vista, el error está en las claras, que por supuesto no montaron correctamente, o al menos no se montaron lo suficiente. Pero hay dos cosas que no me gustan: por un lado, las falsas fotos. Un bol enorme, bien amplio, con una batidora al lado y unas claras a punto de nieve, queda una foto estupenda, pero cuando metes la batidora en un bol de semejante tamaño, con las claras aún sin montar, no te cuento la que se lía en la cocina.

Y luego también está el "thermomix mágico", vamos a ver, nueve claras pasteurizadas de huevo no se montan en seis minutos en el thermomix ni de broma, por muy maravillosa que sea la maquina. Y es que ya de paso os cuento que, fracasado el intento de montar las claras en el grandísimo bol, las pase al thermomix, donde no levantaron correctamente, al menos no quedaron duras, y desde ese momento ya sabía yo que aquello no funcionaría.

Tentada estuve de echar levadura en la harina, pero como todas las recetas dicen que no, que no lleva levadura, pues no lo hice, y así salió. Subir en el horno subió, pero luego al enfriar, boca abajo por supuesto y circulando el aire, se desinflo hasta el fin. Y quedo algo de sabor aceptable, presencia horrible y apelmazado totalmente.

No se si pasar del asunto y usar el molde para otros menesteres, o intentarlo otra vez. Lo que tengo claro es que si lo vuelvo a intentar, cosa que dudo: divide y vencerás. Las claras las montaré de tres en tres y luego ya veremos...

En fin, que la repostería no es lo mío, y la próxima creo que me decanto por algo más sencillo.