lunes, 30 de diciembre de 2013

Frité de Cordero en Olla Rápida

Guiso de Cordero en Olla Rápida

En la Olla Rápida, la carne de cordero tarda en guisarse 20 minutos, siempre que guisemos cordero debemos usar el nivel 2 de presión. Nosotros vamos a preparar un guiso que se realiza en dos tiempos: una primera cocción de 12 minutos y una segunda de 8, en total el guiso tardará 20 minutos en nivel de presión 2, tiempo y presión que podemos tomar de referencia para todos los guisos de cordero en olla rápida.

Ingredientes:

Aprox. Un kilo de Cordero para Caldereta, generalmente se utiliza la pierna deshuesada del cordero recental
Un trozo de hígado de cordero (100gr.) (Opcional)
Una patata grande o dos pequeñas (150 gr.)
Un Pimiento Verde (100 gr.)
Medio Pimiento Rojo (de los pimientos gordos de asar, 100 gr.)
Una Cebolla (150 gr.)
Dos rebanadas de Pan Candeal asentado (Del día anterior, unos 100 gr.)
Pimiento Seco (3 o 4 ñoras, 25 gr. )
Una cucharada colmada de Pimentón de la Vera (5 gr.)
Un vaso de Vino Blanco (250 ml.)
Un vaso de Agua (250 ml.)
Cuatro Dientes de Ajo
Un chorretón de Aceite de Oliva (2 dl.)
Una hoja de Laurel
Una cucharadita de Romero
Sal


Elaboración:

Antes de elaborar el frité, si usamos ñoras, vamos a despepitarlas y ponerlas en remojo. Esto lo hacemos quitando con cuidado el rabito, sin romper la ñora, nos ayudamos con una puntilla. Retirado el rabito, por el agujero que hemos abierto, sacamos todas las pepitas. Dejamos las ñoras hidratarse en agua fría una media hora.

Ahora vamos a ponernos con el guiso de cordero, en primer lugar calentamos la olla, siempre que vayamos a rehogar algún ingrediente antes de echar el aceite debemos tener la base de la olla bien caliente. Una vez el fondo este caliente añadimos el aceite y los ajos, seguidamente añadimos el hígado, lo doramos y retiramos. Reservamos los ajos y el hígado en el vaso de la batidora. El pan podemos tostarlo en este mismo aceite o en la tostadora, lo incorporamos tostado al vaso de la batidora.

Con la carne libre de grasa, revisamos que no tenga trozos blancos, la echamos en el fondo de la olla con el aceite donde pasamos los ajos y el hígado, para dorarla bien. Tened cuidado de echar la carne poco a poco, para evitar que empiece a cocerse, lo que queremos es dorarla. En lo que se dora la carne cortamos los pimientos y la cebolla en brunoisse (cuadraditos).

Cuando la carne del cordero está dorada, añadimos los pimientos y la cebolla picados, rehogamos e incorporamos las ñoras o pimentos secos ligeramente hidratados, el laurel y el romero. Seguidamente añadimos el pimentón y rapidamente para que no se queme incorporamos el vino y el agua.


Cerramos la olla, ponemos el fuego fuerte y esperamos que coja presión, nivel 2, bajamos el fuego al mínimo y guisamos 12 minutos. Mientras se guisa el cordero vamos a pelar y cascar las patatas. Para cascarlas, una vez peladas, con el cuchillo las cortamos sin llegar al final, de forma que tiremos un poco de la patata, tenemos que oir el crujidito al romperse.

Pasados los doce minutos, retiramos la olla del fuego y dejamos salir el vapor, añadimos las patatas y un poquito de sal. Volvemos a cerrar la olla, nuevamente fuego fuerte, hasta que coja presión en nivel 2 y bajamos el fuego al mínimo, dejamos que cueza el guiso, ahora con las patatas incorporadas, 8 minutos más.

Una vez transcurridos los ocho minutos, retiramos la olla del fuego, dejamos escapar la presión y abrimos. Como siempre al abrir la olla la tapa debe mirar al lado contrario de nosotros, para evitar quemarnos con el vapor. Con cuidado de no quemarnos, cogemos las ñoras con un cucharón y las echamos al vaso de la batidora donde teníamos el pan y los ajos, trituramos las ñoras, con el pan y los ajos, ayudándonos con un poquito de caldo de la cocción del cordero para conseguir una crema espesa.

Esta crema que hemos hecho con los ajos, el pan y las ñoras la incorporamos al guiso. Ahora debería dar un hervor todo junto y sin presión. Mucho cuidado, una vez hemos añadido el majado de pan, ñoras y ajos para espesar la salsa, en ningún caso volvemos a cerrar la olla con presión. Ahora tenemos un caldo espeso y si la olla vuelve a coger presión quedaría todo pegado al fondo, esto es muy importante, siempre que cocinéis con la olla a presión debéis tener líquido suficiente, un caldo espeso como el que tenemos ahora no debe nunca cocer con presión.

Damos un ligero hervor sin tapa y rectificamos el punto de sal. El frité de cordero es un guiso extremeño similar a la caldereta, como todos estos guisos están mejor si los dejamos reposar de un día para otro. Veremos que la salsa, transcurridas unas horas, ha espesado muchísimo, si lo consideramos necesario podemos echar unas gotitas de agua al calentarlo, pero solo unas gotitas.

Y ya tenemos nuestro frité listo para comer.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

350 Entradas, casi siete años.

Feliz Navidad y Prospero Año 2014

Esta Navidad no quería faltar a esta cita irreal. En 2014 hará siete años que empece a escribir este recetario, que ha cumplido 350 entradas.


Un blog es algo vivo, algo que cambia con la persona, que evoluciona o se estanca, que pasa por momentos buenos y momentos malos, un blog es el reflejo de uno mismo.

Como dijo el Dalai Lama, realmente el propósito de la vida es la felicidad. Si cocinar te hace feliz, cocina, sin preocuparte por el futuro, porque muchas veces nuestras expectativas nos hacen olvidar disfrutar el momento.

2007 Roscón de Reyes

2008 Hojaldritos

2009 Picantones Rellenos

2010 Esperanza

2011 Sopa Castellana de Navidad

2012 Salmon Marinado

Un besazo y mis mejores deseos de felicidad para todos los lectores.

Indice de Recetas Publicadas

Os espero en mi nuevo proyecto: Cocina en Olla Rápida



http://www.cocinaenollarapida.com/

viernes, 13 de diciembre de 2013

Polvorones de Chocolate y Almendras

Mis Polvorones

Es muy fácil hacer polvorones, todo el mundo lo dice: son facilísimos. Es tan fácil que me he animado a poner mis proporciones, normalmente con las recetas de repostería no me atrevo a cambiar nada, pero esta vez si lo he hecho, he cambiado un poco las cantidades basándome en unas y otras recetas, y la verdad, me han quedado muy bien.


Polvorones de Chocolate y Almendra
Ingredientes:

300 gr. de Harina de Trigo
30 gr. de Almendra
30 gr. de Chocolate Puro en polvo
120 gr. de Manteca de Cerdo
120 gr. de Azúcar
Media cucharadita de Canela

El día antes de elaborar la receta, debemos tostar la Harina, voy a necesitar unos 250 gr. de harina para la masa de los polvorones por lo que tuesto 300gr., la harina pierde peso al tostarse.

¿Cómo tostar la harina?: Aunque algunas recetas tuestan la harina en una sartén amplia, es importante que la harina pierda humedad y no se queme, por lo que resulta más sencillo hacerlo en el horno. Tratamos de conseguir una harina de un tono ligeramente amarillo.

Vamos a utilizar una bandeja de horno de metal. Es recomendable tener una bandeja exclusiva para repostería, si utilizamos una bandeja que hayamos usado para hornear carne o lasaña es probable que queden restos de grasa.

La harina la tostamos en el horno, precalentado a 180º, la he tenido primero dos minutos y medio, estaba tal cual entro, le di unas vueltas, y la deje otros dos minutos y medio, que más o menos fueron tres porque me costo programar el reloj de cocina, pasado el segundo tiempo al abrir el horno la harina estaba blanca pero tenía cierto olor. Pensé en bajar el horno de temperatura pero me pareció que no era necesario, seguimos a 180º.

Volví a programar tres minutos. Pasados los tres minutos no hay diferencias, vuelvo a remover la harina, ya veo que la paleta se lleva parte y además al moverla se ha caído un poquito, ya entiendo porque tostamos más harina de la necesaria, no solo pierde peso por la pérdida de humedad.

Hay que tener en cuenta que la harina se está tostando con una temperatura inferior a 180º, cada vez que abro la puerta del horno para removerla necesito un momento, la puerta está abierta, por lo que la harina debe estar tostándose a 160/170º.

Es un poco pesado estar constantemente pendiente del horno, pero necesario. Sabremos que esta tostada por el olor y porque habrá cogido un tono ligeramente amarillo. Llevamos unos veinte minutos y en la cocina empieza a oler a harina "tostada".

Por primera vez al abrir el horno la harina humea, he programado solo tres minutos más porque otra de las cosas que nos muestran que la harina está casi tostada es el ligero humo. Programo esta vez solo tres minutos más.

Nuevamente noto ese ligero humo al abrir el horno, al mover la harina ya se aprecia claramente ese ligerísimo tono tostado, por lo que doy por concluido el tostado de la harina. Saco la bandeja, al remover la harina se nota claramente el tostado.

En total hemos tardado en tostar la harina una media hora, distribuida en estos intervalos de tiempo: 2´5 min. + 2´5 min. + 3 min. + 3 min. + 3 min. + 5 min. + 3 min.


Luego tostamos las almendras, aprovechando el calor del horno. Las almendras se tuestan en unos 10 minutos aproximadamente a 180º, pero cuidado que no se quemen. Como el horno está caliente de tostar la harina, las almendras se tuestan en mucho menos de diez minutos, quizá cinco o seis minutos, hay que tratar de dar la vuelta a todas, no se vayan a quemar por una cara.


Al día siguiente, con las almendras y la harina tostadas, vamos a elaborar los polvorones. Lo primero que tenemos que hacer es pulverizar la almendra, luego el azúcar para convertirlo en azúcar glass. Tamizamos la harina con el cacao y mezclamos con las almendras y algo más de tres cuartas partes del azúcar (el resto lo reservamos para espolvorear los polvorones una vez horneados).

En un marmol, o en mi caso yo he usado un bol grande, ponemos la harina mezclada con el cacao, la almendra y el azúcar, hacemos un agujero en forma de volcán y añadimos la manteca en dados (temperatura ambiente). Tenemos que conseguir una bola de masa, y nos vamos a encontrar dos dificultades, la falta de humedad, por lo que empezará siendo de una consistencia arenosa, y luego el exceso de grasa, por lo que si amasamos demasiado con el calor de las manos será complicado conseguir una bola que es nuestro objetivo. Paciencia y poco más.

Una vez tengamos la bola la dejamos enfriar en la nevera envuelta en film, al menos media hora, para que resulte mucho más fácil trabajarla. En lo que se enfría la masa he aprovechado para limpiar y recoger la cocina.


Una vez fría nuestra bola de masa de polvorón, tenemos que estirarla hasta que coja el alto de un polvorón, lógicamente, lo que viene a ser un centímetro o un dedo, tened en cuenta que la forma no va a cambiar con el horneado, estiramos entre dos silpat o silpat y lámina de film. Hacemos la forma de los polvorones con un cortapastas o un vaso y con una espátula los pasamos a la bandeja del horno, que tendremos precalentado a 160º. Cuidado al pasarlos, recordar que tenemos calor en las manos, es mejor cogerlos con la espátula, si no tenemos podemos usar un cuchillo ancho apoyando con un dedo. Pero si los cogemos con los dedos se nos va a pegar la masa.

A mi me gusta aprovechar toda la masa, los últimos pegotitos en vez de Estrellas hice unas bolitas. Y los horneamos a 160º entre diez y quince minutos, dependiendo del horno. Como mi horno no sé si es lento o rápido, tire por la vía de en medio y hornee 12 minutos y medio. Los saco, los espolvoreo de azúcar glass: Polvorones de Chocolate y Almendra.



martes, 3 de diciembre de 2013

La Tortilla Francesa

Con Sartén exclusiva y Mantequilla

No pensaba yo que podía dar tanto juego una simple tortilla francesa, pero leyendo el libro de Julia Child me llamo la atención que la señora le dedica como tres o cuatro páginas al asunto, vamos que se pasa un párrafo entero hablando del batido de los huevos, unas treinta o cuarenta veces dice, se debe hacer el movimiento de batido.


Se me va la pinza pero no tanto como para ponerme a contar los movimientos de batido del huevo, pero si le hice caso en el asunto de la mantequilla y el movimiento de la sartén, Y atención: pedazo tortilla francesa más rica me quedo.

Cómo se elabora una tortilla francesa, receta de Julia Child

Ingredientes:

- Dos Huevos
- Media cucharada de Mantequilla
- Una pizca de sal

Material necesario:

- Una sartén pequeña, de 18 - 22cm, si es posible exclusiva para tortillas.

Elaboración:

Ponemos la sartén al fuego, cuando está caliente echamos la mantequilla y la movemos bien por la sartén para que impregne todo el fondo y las paredes. Cuando pierde la espuma añadimos los huevos batidos "entre 30 y 40 movimientos de batido".

Dejamos que los huevos vayan cuajando sin mover la sartén, entonces la levantamos con sacudidas en angulo de unos 45º, para que los huevos resbalen hacia el lateral de la sartén y se enrollen sobre si mismos, esto solo sucede si hemos impregnado bien la base de la sartén con mantequilla y no tiene restos de otras preparaciones.

Finalizamos con un último alzado de la sartén, tirando del mango con los pulgares hacia abajo, mientras tenemos la tortilla en el lateral, de tal forma que gire sobre si misma.

La idea es que nos quede una tortilla cuajada pero esponjosa. Y realmente no había hecho antes tortilla con mantequilla y merece la pena, al menos hay que probarlo, es diferente.


Nota: La imagen es de un banco de imágenes libres de derechos.