viernes, 29 de junio de 2012

Fotos de Una Ensalada de Pasta

Con artistas invitados

Para presentar las imagenes de la ensalada de pasta que publique ayer hemos contado con la colaboración de dos artistas invitados, el pepino y el queso feta. Lo bueno de las ensaladas de pasta es que siempre puedes añadir o quitar algún ingrediente, mientras mantengas la base de pasta y un buen aliño, lo demás puede variar.


De las imágenes que acompañan una receta, me gusta especialmente el bodegón de ingredientes al natural, cuando están las verduras sin limpiar, la cebolla con su piel o el queso en un pedazo, es bonito, o a mi me lo parece, reflejar en una imagen como se transforma en algo limpio y cortado en trozos regulares, creo que en esto son especialistas las zanahorias. De las recetas que tengo publicadas, me gusta especialmente en este sentido la menestra de verduras, y de los blogs que visito, quizá los bodegones que más me impresionan son los de Las Buenas Migas.

Casi todos sabemos usar el cuchillo, al menos yo crecí viendo a Arguiñano doblar los deditos sobre la cebolla cortandola en brunoisse. Lo importante es tener el cuchillo bien afilado, usar un cuchillo cebollero y no una puntilla, como todavía hacen algunas personas mayores, que llevan toda su vida cocinando y no les vas a venir tu ahora a decir que no usen ese cuchillo, porque tampoco usan tabla... recuerdo a mi madre cortando el calabacín sobre la sarten según se iba pochando la cebolla para hacer el pisto, jamás uso una tabla de cortar.


En cuanto a las fotos, también me parece fundamental mostrar algo del proceso, un momento de la elaboración en el que los ingredientes se transforman, en este caso la emulsión del aceite con el vinagre, en los sofritos el cambio de la cebolla y el pimiento cuando empiezana pocharse, o en la paella, cuando rehogamos el arroz y pierde ese tono mate, quizá no sea capaz de reflejarlo en mis fotos, pero son los momentos de la elaboración más bonitos.



A mitad del proceso, a veces hay un instante en el que todo parece esperar su momento para entrar en escena. La pasta ya está cocida, el queso en daditos y parte de los ingredientes están mezclados con la vinagreta, ese es otro momento bonito para hacer una foto, y cuando estás con guisos o risottos, es el momento en el que por hacer la foto casi se te pega al fondo, o se dora de más la cebolla.


En relación a la ensalada, cuidado con el queso feta, queda bien, pero un trocito pequeño, si echas mucho se come el sabor de todo lo demás. Del típico paquete cuadrado de queso feta yo echo solamente un cuarto, luego lo dejo en su propio envase, doblandolo lo mejor que puedo para que conserve un poco del suero, y lo cubro con film para que se sujete y no le entre aire, sobre el film pongo albal, para que no entre luz, aún así hay que consumirlo en seguida.


Y finalmente, una imagen que no puede faltar pero quizá sea la más dificl de conseguir, es la presentación final. Con la ensalada y para la foto, queda mejor con los últimos ingredientes sin mezclar, pero antes de meterla en la nevera, estropee la imagen mezclando con cuidado todos los ingredientes, luego cubrí con film y guarde la ensalada para más tarde, esta riquísima, por cierto. Aunque nunca he probado una ensalada de pasta que no estuviera buena.


Respecto a las fotos, en el último momento, cuando se trata de platos calientes y estás esperando a comer, es dificil encontrar la paciencia para hacer una fotografía, en esto creo que la repostería gana por goleada, y los platos fríos o recien salidos del horno son más sencillos, porque disponemos de más tiempo. Creo que en la imagen final es donde los buenos fotografos pueden lucirse.

Cocinar con la cámara es divertido, nunca olvidare una masa rebelde y una harina muy suya que se empeño en quedarse en mis manos, ni el paño de cocina pudo convencerla, y la cámara sufrió las consecuencias, no fue nada que no pudiera limpiar soplando.

Conclusión, no voy a volver a dejar de acompañar las recetas que publico con sus fotos, son solo una compañia, es verdad que los libros de cocina que más consulto casualmente no tienen fotos, pero el blog queda mucho más bonito y agradable con imágenes. Os recomiendo esta entrada, donde dan consejos para fotografiar comida.

Feliz finde ¡¡

jueves, 28 de junio de 2012

Una Ensalada de Pasta

Con Zanahorias y Nueces

Un clásico del verano es la ensalada de pasta, sin ninguna duda ha desbancado a la ensalada campera y relegado a la ensalada mixta a una triste entrada de menú.  Pero la ensalada de pasta es enormemente diversa, no hay una receta base sobre la que hacer la ensalada, su único fundamento es la pasta. Y ni siquiera el tipo de pasta es el mismo en todas las ensaladas, quizá lo más habitúal sea la pasta corta, los espirales, pero tenemos lazitos, pajaritas... y hasta tulipanes o corazones, por supuesto en tres colores, con verduras, en blanco, y como no, también hay quién hace la ensalada con pasta integral.

Con esta gran variedad ¿quién se atreve a titular la entrada "Ensalada de Pasta"?, no he tenido más remedio que usar el artículo "Una". Y es que esta es una, pero hay muchas, y muchas formas de hacerla, y se pueden echar muchas cosas o pocas. En mi receta, en esta receta concreta, hay un número determinado de cosas que acompañan a la pasta, zanahorias y nueces, para dar color, cebolleta por el sabor, apio crujiente y brotes de soja. El aliño, una vinagreta con aceite de oliva virgen de primera presión en frío, vinagre de manzana ecológico, pimienta negra y sal maldón.

Ingredientes para la Ensalada:

- Pasta Corta (Espirales con Verduras)
- Una Zanahoria
- Un puñadito de Nueces
- Brotes de Soja
- Un barra de Apio Verde
- Media Cebolleta

Ingredientes para el Aliño:

- Tres cucharadas de Aceite de Oliva
- Un cucharada de Vinagre de Manzana
- Media cucharadita de Sal Maldón
- Pimienta Negra recién molida

Elaboración:

Ponemos una olla con abundante agua a hervir, cuando el agua empieza a burbujear añadimos la sal y un poquito de aceite, en este caso uso girasol, realmente no es necesario usar aceite si al echar la pasta la removemos bien, pero por costumbre y por si acaso, yo sigo echando en el agua un pelín de aceite. Echamos la pasta y damos unas vueltas con una cuchara de madera.

Dejamos que la pasta cueza, siempre quito algún minuto del tiempo de cocción que indica el paquete si la pasta es para ensalada, generalmente preparo la ensalada con antelación, y entre el aliño y el reposo, para que la pasta quede al dente no la cocino demasiado.

Mientras cueze la pasta, preparo la vinagreta en el fondo del bol, y sobre la vinagreta voy echando la zanahoria pelada y en bastoncitos, la cebolleta en aros, el apio en daditos, los brotes de soja, y finalmente, una vez cocida la pasta, la escurro y la incorporo a la ensalada, termino echando las nueces, picadas un poco con las manos (por supuesto, nueces peladas...). Remuevo con cuidado, cubro con film y la dejo reposar en la nevera hasta el momento de comer.

Esta es una ensalada sencilla, he visto ensaladas de pasta con todo tipo de aliños, con multitud de ingredientes, y todas tienen buena pinta y todas deben estar buenas, quizá sea el plato estrella del verano, me atrevería a decir que por delante de la paella, si en una reunión hay que llevar algo de comer, siempre hay alguien que lleva una ensalada de pasta, porque en ningún sitio falta, una ensalada de pasta.

Nota sobre Fotografía

Creía que con un poco de esfuerzo aprendería y mejoraría las fotos, pero no es fácil. Unos cuantos libros y algo de práctica no han mejorado mi arte, me cuesta mucho, la verdad es que no tengo paciencia, empiezo los libros y los dejo a medias, no termino de leerme las cosas cuando ya me pongo con la cámara en automático. Ahora he cogido la costumbre de mirar fotos bonitas, a ver si me queda algo en el subconsciente y se refleja por algún sitio. Buscando por "Ensalada de Pasta" encontre varias imágenes que me gustaron, sobre todo las sencillas, las que parece fácil copiar en casa, os enseño una imagen, libre de derechos, que me parece muy apropiada, me gusta, es muy natural.


Y aquí publicadas mis fotos de la ensalada de pasta, creo que no quedaron nada mal.

Besos,


miércoles, 20 de junio de 2012

Ensalada de Lentejas con Legumbres Naturales

De secas a cocinadas y en ensalada

Las lentejas normales, las que se compran en seco ¿se llaman naturales?, me refiero a las que ponemos en remojo y luego cocemos, el otro día me sorprendió la cantidad de botes de legumbres ya cocidas que tenían en el supermercado, en cambio casi no tenían legumbres secas, solo tenían su marca propia y una variedad, una pena, porque legumbres secas, y en concreto lentejas, hay pardinas, verdinas, rubias…

Al final, si seguimos en esta línea, los productos de siempre los vamos a tener que comprar en las tiendas gourmet, porque se están convirtiendo en "raros", cada vez menos gente cocina las legumbres partiendo de la variedad en seco, y si nos metemos en el tema de ensaladas, menos todavía.

Entiendo el blog de cocina para conservar recetas, y de paso tradición, y si además hay algo de cultura, mejor que mejor. Una ensalada de legumbres, recién sacada del bote, sin enjuagar y aliñada con mayonesa, no es una receta para un blog gastronómico, desde mi punto de vista, no merece la pena. Bueno, a lo mejor sí, para algún estudio antropológico del futuro.

Y partiendo de la base de legumbre en seco, para conseguir una legumbre guisada, como las de bote del supermercado, las dejamos en remojo con agua del grifo que las cubra holgadamente, al menos ocho horas. Una vez remojadas habrán doblado su volumen, tiramos el agua de remojo, y las aclaramos. Las ponemos en una olla, cubrimos de agua, añadimos un ajo, un cuarto de cebolla, una zanahoria, una barra de apio y ponemos a hervir a fuego medio.



Cuando rompe el hervor, añadimos sal, una pizca de comino en grano, dos o tres clavos de especia, unas bolitas de pimienta, un cuarto de cucharadita de cúrcuma y un cuarto de cucharadita de jengibre. Las dejamos hervir tapadas durante veinte minutos, aproximadamente, depende de la variedad de lenteja y el tiempo que hayan estado en remojo. Pasado el tiempo, apago el fuego, retiro las verduras y conservo únicamente las lentejas cocinadas.

Realmente, y siempre desde mi opinión de hoy, no merece la pena comprar las lentejas ya guisadas, esto no quiere decir, que mañana tenga otra opinión y compre legumbres cocinadas, pero la verdad, son caras.



Y ahora que tenemos las lentejas cocinadas, hacemos una ensalada, ¿qué le ponemos?, le voy a poner pimiento rojo, cebolleta, y rabanitos, y un aliño de vinagreta con mostaza. El aliño de mostaza es un buen recurso cuando estamos acabando un bote de mostaza, antes de tirar el bote vacio, como siempre queda mostaza al fondo y las paredes, lo aprovechamos para preparar un aliño, echamos dentro del bote con los restos de mostaza el aceite, un pelín de vinagre, sal y pimienta, agitamos fuerte y al tiempo que dejamos el bote totalmente vacio de mostaza hemos preparado un aliño para ensalada.


Y así de sencillo, basicamente es como comer lentejas estofadas pero como es verano, más fresquitas. Tengo otra ensalada de lentejas publicada, con un aliño diferente y arroz, leí en un artículo que está muy bien lo de mezclar lentejas con arroz (cereal) para obtener proteina vegetal, pero por lo visto el cuerpo es muy inteligente y si comes lentejas hoy y has desayunado cereales o mañana comes arroz ya se encarga el solito de coger lo que necesita de cada cosa.
Besos y feliz miércoles,

Nota: Este blog se considera personal, no entra en la categoría de blog gastronómico.

lunes, 18 de junio de 2012

Concurso de Recetas Aneto

La Paella con Caldo Aneto



Nuestros amigos de Aneto han montado un concurso de recetas con sus caldos para paella. Desde este blog os invitamos a participar, y sobre todo a probar, los caldos para paella de Aneto. El año pasado tuve la oportunidad de probarlos gracias al blog, e hice algunas recetas con ellos y la verdad es que quedaron fantásticas, me aficione sobre todo al Caldo para Arroz Negro con Sofrito. El brick negro lo elaboran caldo de pescado y sofrito de marisco, lo utilizo para hacer el arroz con chipirones y gambas.

Arroz Negro con Caldo Aneto



Para participar en el concurso es muy sencillo, solo hay que presentar una receta elaborada con una de las cinco variedades de Caldo para Paella Aneto. Una idea, por ejemplo, sería el Rossejat o una Fideúa, con el caldo del brick marrón, Caldo para Fideúa con sofrito.

Rossejat con Caldo para Fideúa Aneto



El más popular, es el brick amarillo, el Caldo para Paella Valenciana 100% natural, lo que más me gusta es que te permite poner los ingredientes que prefieras, siempre sale bien, incluso en este experimento.

Paella de Setas con Chorizo



Estoy pensando preparar un par de recetas para el concurso, con dos de las variedades que no tengo publicadas: el Caldo para Paella con sofrito, el brick azul, es una base de marisco elaborada con Caldo de pescado y sofrito de marisco; Y el brick rojo, Caldo para Paella de Carne con sofrito de carne y verduras, una base de carne elaborada con Caldo de pollo y sofrito de carne y verduras. Lo hacen como haríamos en casa, comenzando por sofreir en aceite de oliva virgen y a fuego muy lento, las cebollas, los tomates y el ajo. Sazonan con pimentón y un toque de azafrán. Añaden al sofrito toda la carne: el conejo, el pato y las costillas de cerdo, y siguen la cocción suave durante más de 2 horas, añadiendo poco a poco el Caldo de Pollo. Con este tiene que quedar un arroz estupendo, estoy pensando en un caldoso.

Por cierto, se premiarán las recetas con lotes de “Maestro Paellero” ( paella, cuchara de palo largo, delantal y un lote de sus productos) y la mejor receta de todas ganará un cheque regalo para disfrutar en un centro comercial valorado en 500€.

Podréis encontrar toda la información en www.caldoaneto.com en el apartado de concurso.

viernes, 8 de junio de 2012

Queso Picón de Tresviso

Ruta Urdón - Tresviso

La mejor receta que se me ha ocurrido para probar este queso tan especial es subir andando hasta el punto de venta y centro de elaboración.



El queso de Tresviso es un queso untuoso, blanco con zonas y vetas azul verdoso, de sabor intenso y algo picante. Para llegar a Tresviso caminando hay una ruta bien marcada del Parque Nacional de Picos de Europa, la PR - PNP 30, si vamos hacerla, es preferible levantarse temprano, no tanto por el poco espacio que tenemos en la central de Urdón para dejar el coche, sino por el sol que cae a plomo durante un buen tramo del trayecto. Nosotros tuvimos suerte, unos 15º y algunas nubes hicieron que la subida no se hiciciera tan dura.



Realmente, aunque marcan la ruta como media-alta, no presenta ninguna dificultad a nivel técnico, es un sendero muy bien marcado, en las zonas más expuestas es lo suficientemente ancho como para no ser peligroso, no hay ningún paso que suponga un problema, solo tiene un pequeño inconveniente, los 830 m. de altura que debemos superar en poco más de 6 km. Desde que empezamos a subir, entrando por la central de Urdón en el desfiladero de la Hermida, estaremos subiendo constantemente, por tanto hay que poner un ritmo tranquilo y disfrutar de las vistas.



Haciendo algún pequeño descanso, tardaremos unas dos horas y media en llegar a Casa Paco, donde tienen cerveza fría al mismo precio que en toda la zona, aquí podremos probar y comprar el Queso Picón, no le dije que tenía un blog y pensaba hacer un entrada sobre su queso, pero supongo que no le molestará y me he permitido copiar de su web el proceso de elaboración:

El proceso comienza utilizando leche cruda de vaca, la leche se calienta a unos 30º y se cuaja, para que coagule en un periodo de unas dos horas y media. Posteriormente se corta en la cuba con unas liras hasta que tiene un tamaño próximo al de una avellana, el grado de humedad o contenido de suero es variable, y depende del criterio del elaborador.

Luego el queso se introduce en los moldes para que tome forma y se sitúa sobre la mesa para desplazarse a una cámara contigua. Una vez situados en dicha cámara se salan por todas las caras con sal seca lo que produce que goteen durante cierto tiempo, permanecen salando durante cinco dias.

Los quesos ya en la cámara de maduración, desarrollan el moho peniciliun roquefortii, que se distribuye por dentro del queso recordando su forma a la de las venas del cuerpo, este proceso se ve facilitado gracias a no prensar el queso y al tamaño del corte de la cuajada.

En esta cámara permanecen cierto tiempo, a una temperatura constante y con un grado de humedad fijo, controlado en todo momento. Una vez terminado el proceso de madurado se almacenan en una cámara de conservación a la espera de ser distribuidos. Todos los quesos se envasan de modo manual.




Y realmente no es necesario hacer la caminata para probar el queso, porque podemos comprarlo en la web. Es gracioso que en las tiendas de Potes está más caro que en la propia web, portes incluidos... nos han visto llegar a los turistas!!!






sábado, 2 de junio de 2012

Operación Helados

Misión: Estabilizante de Nata


Desde el pasado 21 de mayo que compre la Heladera del Lidl la operación helados ha sufrido diferentes etapas, no todas positivas. En este momento nos encontramos desarrollando la misión "estabilizante de nata", parecía algo en principio sencillo, pero he tenido que contratar un servicio de élite para conseguir el maravilloso producto. Lo he buscado en los supermercados habituales donde ya imaginaba que no lo tendrían, lo he buscado en Makro, donde esperaba comprar un saco de cinco kilos o algo similar, pero extrañamente tampoco lo tenían, y ahora tengo un encargo del que no tendré noticias hasta dentro de una semana, pero tengo esperanzas, creo que conseguiré estabilizante de nata.

Huelga decir que la heladera aún no la he estrenado. Conste que nada más llegar a casa, obtuvo un hueco principal en la cocina, y realmente creo que está lo suficientemente a mano para ser utilizada con frecuencia. El tema es que me puse a leer recetas sobre helados y, aparte de convencerme que la heladera es un simple cacharro que da vueltas e innecesario, también observe que hay muchas bases y diversas formas de elaborarlos, pero sobre todo, considero necesario conseguir hacer helados sin yema de huevo, con poca grasa y mantecosos, y para ello creo que necesito, al menos, estabilizante de nata, aunque una varita mágica tampoco vendría mal.

Con almibar, con leche evaporada, solo con fruta helada y zumo... son miles las opciones de recetas para preparar helados. Para adentrarme más aún en el reto del verano, es decir la Operación Helados, acabo de coger en prestamo un libro de la biblioteca "Helados y Postres Refrescantes" de Peggy Fallon, editado por Blume. Veremos que nos depara en su interior.

En el fondo, el único y mejor helado siempre será el Helado de Chocolate Faraona, y no necesita heladera.

Continuará...