jueves, 24 de mayo de 2012

Pasta con Setas Shiitake

Tallarines al Funghi

El otro día en el Hiber vi unas setas que me llamaron la atención, no había comprado antes Shiitake en bandejas, y la verdad es que estaban muy bien de precio, a 3,50€ / 400 gramos. Las shiitake merecen la pena, antes era dificil encontrarlas, generalmente en herbolarios y secas, pero ahora es bastante sencillo, de hecho el Hiber es un supermercado de barrio normalito, no tiene nada especial.

En alguna ocasión he leído que el ajo se come el sabor de las setas, no estoy de acuerdo, es verdad que a mi me gusta muchísimo el ajo, pero no creo que oculte el sabor de las setas, y las shiitake tienen un sabor bastante especial.

Ingredientes:

- 400 gr. de Seta Shiitake
- Medio paquete de Tallarines
- Dos ajos
- Un cuarto de Cebolla
- Una pizca de Tomillo
- Una pizca de Jengibre
- Aceite de Oliva Virgen
- Sal

Elaboración:

Vamos hacer la pasta como habitualmente, por una parte cocemos la pasta y por otra hacemos el acompañamiento. En esta ocasión se trata de una receta bastante sencilla, no lleva muchos ingredientes pero el sabor es estupendo. Ponemos una olla a hervir con abundante agua.


En una sartén amplia, echamos un fondo de aceite, y dos dientes de ajo laminados (los ajos se pelan antes). Junto con el aceite y los dientes de ajo, echamos una pizca de Tomillo, como media cucharadita y una pizca de jengibre en polvo, un cuarto de cucharadita. Nos quedara un aceite como si estuviera más denso, por el jengibre en polvo. Dejamos que el ajo empiece a saltar y mientras picamos en brunoisse la cebolla. Añadimos la cebolla, removemos y nos ponemos a picar las setas.


Como el agua para cocer los tallarines ya estará hirviendo, echamos un pelín de aceite de girasol, un poco de sal y la pasta, los tallarines siempre los pongo en abánico y dejo que se hundan en el agua poco a poco. Nada más hundirse los removemos y dejamos hervir. Me gusta la pasta al dente.


Nuestras setas ya estarán rehogadas y los tallarines casi al punto, entonces añadimos un cucharón del agua de cocer la pasta en la sartén de las setas, y dejamos que evapore.


Colamos la pasta, la escurrimos y la añadimos a la sartén con las setas rehogadas, un par de vueltas y a comer ¡¡ Las recetas sencillas están muy buenas, si nos acostumbramos, poco a poco, al final le coges el sabor a cualquier cosilla y no hace falta usar saborizantes, ni pastillas, ni demasiada sal. Las especias si las tostamos antes o las doramos como en este caso al principio con el aceite, dan mucho más sabor y un olor muy rico.


Ahora un tema del que todo el mundo habla ultimamente, no hago más que leer comentarios sobre la importancia de las fotos, o gente que se disculpa porque sus fotos no son muy buenas, vale, es algo que a todo el mundo le gustaría, tener unas fotos chulas, pero tampoco hay que obsesionarse con ello. De hecho, ultimamente visito algunos blogs que tienen unas fotos maravillosas pero les pasa como a las revistas de cocina, que luego las recetas muchas veces no se corresponde, en calidad, con la foto.

A mi me gustan los blogs con buenas recetas y buenas fotos, pero no me importa visitar blogs donde las fotos no son increibles pero las recetas están bien, por eso animo a todos aquellos que ultimamente se han dejado alguna receta sin publicar porque no le han convencido las fotos, les animo a publicar su receta, aunque no tengan fotos, siempre se puede completar la entrada con una imagen de algún banco de fotos.

Y de paso os cuento, la calidad de la cámara no es el motivo, mis fotos desde una EOS7D que me regale estas navidades siguen siendo malas, eso si, quedo genial enfocando cual profesional con todo en automático.
Besos,

martes, 22 de mayo de 2012

Pesto de Nueces Ligero

Con Pasta Rellena de Champiñón y Trufa

Si en vez de usar pasta comprada, hacemos la pasta en casa, esto tiene que estar de muerte. Pero si lo dejo para cuando tenga unas fotos divinas y haga pasta fresca nos pueden dar las uvas y olvidarme de cómo lo hice. Y es que hace un tiempo que me llama la atención cuando leo en algunos blogs salsas pesto de diferentes cosas, siempre había pensado que el pesto era de albahaca con piñones, pero si las cosas evolucionan y encima están buenas, habrá que probarlas.


La pasta fresca la compre de la línea goumet de Lidl, y la verdad, no es para tirar cohetes, están aceptables, pero nada más, de hecho si los dejas el tiempo que indica el paquete pierden el relleno porque se abren, es mejor cocerlos al menos dos minutos menos, con cinco minutos tienen de sobra.




El asunto del pesto de nueces, si está patentado por alguien que lo diga o me apropio el invento, porque la verdad se me ocurrió sobre la marcha y quedo divino y casi light, ¿qué más se le puede pedir a una salsa?. Puse un puñado de nueces, unas lascas de parmesano, un chorretón de aceite de oliva (virgen extra de primera presión en frío) y lo triture, pero evidentemente así simplemente no coge consistencia de salsa, en vez de echar mucho más aceite, eche un cacito del agua de hervir la pasta.



Al echar el agua  y triturar de nuevo se ligo el pesto, escurri los raviolis, puse el pesto por encima, rectifique de sal y pimienta y, francamente, quedo muy bueno. Esto pasa al saco de "para repetir", pero cuando repita tiene que ser con pasta fresca, y como me quedan dos semanitas para tener jornada continúa, ya tengo dos cosas pendientes: hacer un helado y preparar raviolis, que hace siglos que no hago pasta fresca.

Por cierto, la heladera estupendísima que me compre ayer ya ha encontrado sitio en la zona noble de los cacharretes, es decir la cocina, aún no he metido la cubeta al congelador pero es cuestión de días que estrenemos la maravillosa máquinita.

Feliz día.

lunes, 21 de mayo de 2012

Una Maravillosa Heladera

La Oferta del Lidl

La verdad es que ultimamente no estoy muy pendiente de las ofertas del LIDL, hace tiempo que decidí dejar de acumular cacharretes y una de las medidas de choque fue dejar de ir al bazar del Lidl cuando toca oferta de cacharretes de cocina, peeero... ayer estaba viendo la televisión y ¡¡ tachán ¡¡ la musiquita del anuncio del Lidl, la oferta de la heladera ¡¡


Cuestión que esta mañana he llegado al trabajo, justo al ladito tengo un Lidl, y he pensado ¿me compro la heladera? no estaba muy segura, primero porque yo no soy golosa y no suelo tomar muchos helados, segundo porque es un caharrete de tamaño considerable y en definitiva, porque tengo la panificadora hace varios años en el trastero y la he usado muy pocas veces. Las posibilidades de terminar en el trastero son grandes.

Pero he entrado a internet, he buscado la página del Lidl, he mirado las ofertas... y al final, no he podido evitarlo. He comprado dos. Una para mi y otra para mi compañera del trabajo, Marian, que cocina muy bien, hace una empanada riquísima, pero nunca se acuerda de hacer fotos para que las publique en el blog (es un mensaje subliminal para Marian). Total, que me he escabullido del despacho, he bajado al garaje, y a las 9:29 arrancaba rumbo al Lidl.



Nada más llegar, a las 9:32 estaba el parking casi lleno, madre mía que nervios, ha sido como cuando compre la panificadora, una emoción. He visto una señora que salía de un coche con toda la pinta de ir a por la heladera, mientras cogía el carrito por el rabillo del ojo vi otras dos chicas que parecían interesadas en el mismo asunto. Un euro al carro y enfilo a la zona del bazar ¡¡ menuda montaña de heladeras ¡¡¡, había muchas, y no me he confundido, allí estabamos todas a por el chisme.

Ahora soy la feliz propietaria de una preciosa heladera, a la que espero dar mucho uso, se me ocurre, por ejemplo, helado de gazpacho, o helado con leche de avena, estoy deseando llegar a casa para sacarla de la caja.

Que lunes más féliz por el modico precio de 21,99 €

domingo, 20 de mayo de 2012

Emperador a la Siciliana

Pez Espada

Tras descongelar los filetes de emperador, vamos a prepararlos al horno. No estaban congelados por el anisakis, que vuelve a estar de moda, sino porque traje los filetes de casa de mi mami, he leído que el anisakis es peligroso cuando se consume el pescado en crudo o semicrudo, el parásito muere por encima de los 60º, no obstante y por si acaso, ya que vamos a comer pescado azul, mejor congelarlo.

Ingredientes:
Dos rodajas de Pez Espada
Tres o cuatro filetes de Anchoa
Una cucharada de Alcaparras
Un Limón
Pan Rallado
Un diente de Ajo
Una cucharada de Orégano
Aceite de Oliva
Sal y Pimienta

Elaboración:
Primero vamos a marinar el pescado, como las rodajas eran muy hermosas, no tenía una fuente donde ponerlas y las cocine directamente sobre la bandeja del horno, el mismo sitio donde preparé el marinado. Cubrimos las rodajas de emperador con las alcaparras picadas, ralladura de la piel de limón y aceite de oliva, y las dejamos en adobo durante 1 hora.


 
Pasado este tiempo, encendemos el horno a 180º para que vaya calentándose. En una sartén vamos a fundir los filetes de anchoa con un chorrito de aceite de oliva, hay que tener cuidado y una tapa a mano, porque salta bastante al deshacerse las anchoas en el aceite. Una vez desechas las anchoas añadimos el pan rallado, el ajo cortado por la mitad y el orégano, bajamos el fuego y damos unas vueltas para que se integre todo.

Con esta mezcla de pan rallado, cubrimos el pescado para hornearlo. El ajo lo podemos desechar, a mi como me gusta bastante, lo dejo en la fuente del horno y luego me lo como asado. Horneamos el pescado, aproximadamente 15 minutos, en este tiempo podemos preparar la guarnición.


Para acompañar el pescado podemos poner ensalada, pero me gusta más la guarnición de pasta. En el tiempo que se horneaba el pescado, cocí unos espaghettis al nero di sepia, los compro en LIDL, son bastante buenos, otras pastas del Lidl no me gustan, ya lo contaré, sobre todo las rellenas no están logradas, aunque sean de su marca selecta.

La pasta simplemente hervida y aliñada con aceite de oliva y sal, un cuarto de limón para acompañar el pescado y ya tenemos el plato listo "Pez Espada a la Siciliana". La receta la he cogido de un libro de cocina Recetas Básicas de Italia, de Laura Zavan, es un libro con unas fotos bonitas y recetas bastante escuetas, pero está bien.


Cuidado con el consumo de este pescado, es uno de los que tiene mayor nivel de mercurio en su carne. El mercurio es un metal pesado tóxico que se acumula en los tejidos de los seres vivos en forma de metilmercurio, altamente persistente y difícil de eliminar. Pasa a través de la cadena alimenticia de especie en especie acumulándose en mayor cantidad en aquellas que son predadoras las cuales acumulan el mercurio que previamente ingirieron sus presas, como el atún y el emperador. El metilmercurio es muy tóxico para los riñones, el sistema cardiovascular y sobre todo para el sistema nervioso, por lo que se aconseja que se limite el consumo de estas especies sobre todo a niños y a mujeres embarazadas por posible daño al sistema nervioso en formación del feto (referencia tomada en wikipedia).

Como ya he contado otras veces, no compro pescado, mi mami baja al mercado y le divierte comprarme algún capricho para tenerlo de sorpresa, hace tiempo que acordamos que no me compraba carne, así que ahora me compra pescado, le he dicho que no me compre, que prefiero setas o cualquier verdura, pero me ignora, se lo he recordado y la contestación ha sido que es una pena, que ha comprado dos rodajas de atún rojo estupendas. Es una cuestión de tiempo que termine haciéndome caso, pero el atún subirá nuevamente mis niveles de mercurio.

Es difícil esto de intentar llevar una dieta vegetariana, sobre todo a nivel social, haces la compra y no coges nada animal, sales a tomar el aperitivo y te plantan una tapa de torreznos. He decidido tomármelo tranquilamente, nada de radicalismos, hace muchos años lo intente por primera vez, y fue un desastre, discutí con media familia porque me puse muy seria con el tema, y de hecho estuve sin comer nada animal más de un año, luego lo deje, así que este nuevo intento va a ser mucho más tranquilo, si lo consigo genial, pero si solamente soy vegetariana de hogar, o vegana de martes y jueves no me voy a preocupar, mejor poco que nada.


viernes, 18 de mayo de 2012

Huevos de Codorniz

Además de Aperitivos y Canapés

Cuando llegan las navidades aparecen los huevos de codorniz, es como si fueran de temporada, pero no es real, son de granja y al igual que los huevos de gallina están a la venta todo el año. Podemos usarlos en estas fechas para las ensaladas, huevos duros de codorniz en vez de los de gallina. He leído en Sportlife sobre sus propiedades, de hecho y según cuentan en está web, los huevos de codorniz en comparación con los huevos de gallina, son menos indigestos por tener menos grasas y colesterol, en cambio aportan más proteínas, hierro, fósforo, vitamina A, vitamina B2 y B3.


Cuatro huevos de codorniz equivalen a un huevo de gallina, y aportan menos calorías, 158 Kcal por 100 g en comparación con los 183 Kcal por 100 g de los de gallina. Pesan 9 g aproximadamente y sólo aportan 14 calorías. También son una buena fuente de ácidos grasos omega-3. Como el resto de los huevos de aves, aportan proteínas de alto valor biológico.

El problemilla de los huevos de Codorniz es cascarlos, tienen la piel más dura, lo mejor es utilizar una puntilla, abrirlos por arriba y dejarlos caer en un vaso de chupito o algo similar, los podemos cascar de tres en tres y hacerlos a la plancha, poniendo en la sarten un poco de aceite en spray.

Para cocerlos para las ensaladas simplemente dejamos hervir el agua, cuando ya burbujea echamos una cucharada de sal, los huevos de codorniz y damos unas vueltas con una cuchara de madera para que se centre la yema. En 9 minutos están cocidos.


Ahora bien, ¿queremos consumir huevos de codorniz?, las codornices son unos pájaros de campo, vinculados a los cultivos, aunque son migratorias, en los últimos años se ha observado que se quedan por aquí a pasar el invierno. Su voz es muy peculiar, y aunque es dificil verlas, es muy sencillo oirlas.

Mientras que las granjas de gallinas están reguladas, y podemos saber de qué tipo de explotación proceden los huevos que consumimos, esto no sucede con las granjas de codorniz y mientras que algunas mantienen un trato adecuado a los animales, con espacio en suelo y limpieza, otras utilizan jaulas y mantienen a los animales en condiciones lamentables.

Ante la duda, he decidido descartar los huevos de codorniz, seguiré consumiendo huevos, pero de los llamados camperos, de gallinas criadas en suelo y alimentadas con cereales.

Los caminos, aunque sean largos, es mejor recorrerlos paso a paso.