miércoles, 28 de marzo de 2012

Vacaciones de Semana Santa

Blogger Vacaciones

Desde hace unos meses he estado bastante descentrada del blog, mi temporada preferida en cocina es el otoño, las setas, los frutos secos, no obstante este año, quizá por lo largo que fue el verano y las altas temperaturas de octubre, o quizá por la la falta de lluvia, llego la Navidad sin apenas darme cuenta, y pasaron las Fiestas y hasta ahora no he recuperado la ilusión, las ganas de cocinar, de buscar recetas y visitar a los amigos.

Y ha sido con el paso de mi cumpleaños, con la llegada de la primavera, y con el cambio de hora, que me he dado cuenta que vuelvo a tener animo, y quizá pueda parecer incoherente tomarse unas vacaciones cuando te llenas de energía, pero creo que es el momento. El momento de retírarme de las publicaciones, desconectar de la rutina para conectar con la esencia del blog, y volver a cocinar con la mente fresca.

Aprovechando la Semana Santa, y aprovechando estos maravillosos días de descanso, el blog se toma unas vacaciones ¡¡










lunes, 26 de marzo de 2012

Hidratos de Carbono

Pan, Pasta, Patatas y Arroz

Me va a permitir mi vecina que le ponga por escrito lo que comentamos el otro día. Yo estoy delgada, y no hago nada muy especial, basicamente como poco, verduras y fundamentalmente hidratos de carbono. Ella está haciendo una dieta de proteinas y, la verdad, ha perdido bastante peso, auque ahora está preocupada por recuperarlo en cuanto vuelva a la normalidad.


Casi todas las recetas del blog son de legumbres, pasta y arroz, generalmente cocinadas con verduras, un plato de pasta o un plato de arroz, esa es mi comida principal, suelo desayunar una tostada de pan, y la segunda comida o la comida no principal suele ser ensalada o verdura hervida y aliñada con vinagreta. Lo más habitúal es que mis ensaladas lleven frutos secos naturales, también echo semillas de sesamo, pipas de calabaza, pasas, nueces, brotes... todo en crudo.

Aunque parezca raro mi comida principal no es al mediodía, sino por la tarde, casi por la noche, cuando ya estoy en casa, al trabajo me llevo el tupper de ensalada o verdura y una fruta para media mañana. De lunes a jueves no como nada más y sí, como poco. El fin de semana es otra cosa, suelo coger la bici, subo a la montaña o monto en moto, los sábados desayuno "Eggs on toast", la comida principal la hago al mediodía, y por la noche no suele faltar un dulce.

No me obsesiona el peso, pero tengo báscula en el baño, a veces me peso por la mañana. Con los años he crecido, peso lo mismo pero no me cabe la ropa de antes, supongo que el cuerpo cambia y ensancha.

Y eso es todo vecina, ya tienes por escrito la dieta, no tiene grandes misterios.

viernes, 23 de marzo de 2012

Coliflor Gratinada

Con Bechamel de Centeno, Alcaparras y Piñones

El otro día estaba comprando algunas cosillas en LIDL, cuando ví en la zona de congelados algunos productos nuevos, como las coles de bruselas y la coliflor. La coliflor, ingrediente principal de esta receta, no está mal, pero creo que tiene mejor calidad la congelada de Mercadona o la Basic de la Sirena, entre los ramilletes había alguno oscuro que deseche.

Ingredientes:

Una bolsa de Coliflor congelada
400 gr. de Leche desnatada
40 gr. de Harina de Centeno Integral
40 gr. de Aceite de Oliva
Una cucharada de Alcaparras
Una cucharada de Piñones
Lascas de Queso Parmesano
Sal
Pimienta
Nuez Moscada

Elaboración:

Vamos hacer una receta muy sencilla, la típica coliflor cocida y gratinada con bechamel pero le damos un toque especial a la bechamel, con la harina de centeno integral, las alcaparras y los piñones.


Empezamos poniendo agua a hervir en una cazuela, no llenamos la cazuela de agua porque luego al echar la coliflor puede desbordarse. Cuando el agua hierve, echamos un poquito de sal y la coliflor, directamente congelada, casi todas las marcas de coliflor congelada se cuecen en cinco o seis minutos, es mejor no pasarse de tiempo y dejarla al dente.


Mientras cocemos la coliflor vamos a preparar la bechamel. Uso el sistema de Fernando Canales, pongo la leche a hervir y en una taza mezclo la harina y el aceite, cuando la leche está caliente añado sal y nuez moscada y la mezcla de harina con aceite, en este caso harina de centeno integral y aceite de oliva virgen.


En esta foto tengo la leche caliente, con la sal y la nuez moscada, ahora añado la mezcla que aparece en la foto anterior, la harina con el aceite, lo he mezclado de forma que quede una crema. La echo en la leche y con unas varillas doy vueltas, en seguida vemos como coge consistencia, "engorda", y tenemos una bechamel, muy fácil y super rápido.


Y cuando ya tengo la bechamel de centeno, le añado una cucharada de alcaparras para darle el toque especial a la bechamel, realmente el sabor del centeno es más fuerte que la harina de trigo blanca, asi que las alcaparras le quedan bastante bien, pero no es el sabor clásico de la bechamel, hay que probarlo, y si os gustan las cosas integrales, os gustará.


Ahora que ya tengo la coliflor hervida, la he puesto en una fuente para horno y la he cubierto con la bechamel de centeno y alcaparras. Termino la fuente echando unas lascas de parmesano y unos piñones.
Y la meto al horno para gratinar unos cinco o diez minutos, depende de la potencia del horno. Generalmente yo enciendo el grill al tiempo de echar la coliflor a hervir.


Y el resultado, no lo pondría para una cena con invitados, pero es una forma de comer verdura y me gusta la bechamel de centeno con el contraste de las alcaparras, porque realmente la coliflor no sabe a nada, verdad?

Besos y feliz finde.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Cocinero del Año

IV Edición del Concurso Cocinero del Año

El próximo 29 de marzo, en el Salón Restaurama de la Feria Alimentaria 2012 tendrá lugal la final del Concurso Cocinero del Año. En esta su cuarta edición el concurso mantiene sus señas de identidad como evento gastronómico dirigido a chefs profesionales residentes en España, la clasificación para la gran final  se ha ido desarrollando a través de seis semifinales donde el mejor de cada zona se ha proclamado finalista.

He estado leyendo las bases del concurso y es super divertido, bueno supongo que para los concursantes no tanto, pero para los aficionados deberían dejarnos curiosear en los trabajos entregados por los chefs. La base del concurso es preparar un menú completo compuesto de entrante, plato principal y postre. Es importante destacar que el jurado valora la composición de los platos, que debe ser equilibrada, con una correcta proporción entre vitaminas, hidratos de carbono, proteínas, grasas y fibras. El peso total del menú para cada persona puede oscilar entre los 500-600 gr. y su coste no puede superar los 16€.


Algunos detalles de las bases del concurso podemos aplicarlas a nuestros blogs, por ejemplo que el ala de los platos este libre de aliños o elementos decorativos, o que la carne se presente cortada limpiamente, mostrando un óptimo punto de cocción (rosada), de modo que en ningún momento del concurso gotee o pierda su consistencia. Para las frutas y hortalizas establecen que deben presentarse cortadas y torneadas uniformemente... madre mía, hace siglos que no torneo una patata antes de hacer la foto. Y si como acompañamiento de la carne se utiliza fruta, ésta debe presentarse cortada en piezas pequeñas o láminas finas.


Los concursantes disponen de 5 horas para elaborar 5 menús completos, (3 menús para degustación de jurados, 1 menú para exposición en la sala de jurados, 1 menú para la sala de exposición y presentación al público). Algunos productos pueden estar semi preparados, por ejemplo, los vegetales, setas y frutas pueden estar limpios pero no cortados o torneados; al igual que las patatas que pueden estar limpias y peladas. Las cebollas solo pueden estar peladas no cortadas.

Las masas básicas y los fondos o caldos, pueden ser preparados con anterioridad o semi elaborados. Y también se permite que los ingredientes básicos estén previamente pesados y medidos. El pescado puede estar descamado o fileteado, sin espinas y por supremas. La carne puede estar previamente deshuesada y por raciones. En relación a los postres, se permite el uso de bizcochos preparados. Las guarniciones de larga cocción pueden traerse el día de la competición, previamente elaboradas.


La receta entregada (que incluye la descripción de los ingredientes y los métodos utilizados en su tratamiento) constituye el criterio base de valoración para los jueces. Los ingredientes y aderezos utilizados deben armonizar con la parte principal del plato, de modo que en conjunto se cumplan los estándares de lo que se considera un plato nutricionalmente equilibrado.

Los seis finalistas y el menú ganador de cada semifinal:


Primera semifinal, Murcia, 17/11/2010
Ganador Victor Manuel Rodrigo, del restaurante Samsha de Valencia. El menú: Ceviche de mejillones en su concha comestible, caviar de lima-limón y jengibre, y cus-cus de coliflor y brócoli, como entrante; Corvina con salsa teriyaki de piña, rocas de calabaza y burbujas de orégano de plato principal; y Desierto de chocolate, de postre.


Segunda semifinal, Barcelona, 9/3/2011
Ganador Juan Jiménez, actualmente trabajando en el equipo de restauración del hotel Ars de Barcelona. El menú: Guisito de ‘cap i pota’ con crujiente de romero y el sihffhuevo como entrante; Tocino de mar al 50% sobre meloso ibérico y su glasa, de plato principal; y I-Fusión oriental garden, de postre.


Tercera semifinal, Mijas Costa (Málaga), 01/06/2011
Ganador Juan Carlos Padrón, del restaurante El Rincón de Juan Carlos. El menú: Raviolis de parmesano al vapor con caldo de lentejas y pétalos de cebolla, como entrante; Vieja con sus hígados y caldo de marea, como plato principal; y Terrina tibia de manzana con helado de canela, de postre.


Cuarta semifinal, Gijón (Asturias), 28/09/2011
Ganador Marco Varela
El Menú: El caldo gallego, como entrante; Merluza confitada con arroz de camarones y canelón de calamar y centolla en tinta, de segundo; y Bica de maíz borracha sobre sabayón de queimada con sorbete de naranja amarga y hierba luisa’ de postre.


Quinta semifinal, Santander (Cantabria), 30/11/2011
Ganador Sergio Bastard del Restaurante by Sergio Bastard. El menú: Canelón de berza pasiega y morcilla de año, extracto y tuétano de berza y suero de mantequilla, como entrante; Bacalao a baja temperatura, alga parásita, bígaros y jugo de roca, como plato principal; y Sensaciones otoñales, de postre.


Sexta semifinal, Madrid, 24/01/2012
Ganador Javier Estévez, del Mesón de Doña Filo. El menú: El canelón de callos muy meloso, con coliflor, garbanzos y un aire de especias, como entrante; Pescadilla albardada en boletos, sobre una espuma de castañas asadas, tallarines de calamar y salicornia, de segundo; y La torre de Babel… bajo la nieve de postre.


Ya tenemos ganador del concurso cocinero del año, Victor Manuel Rodrigo, del restaurante Samsha, de Valencia, la verdad es que era mi preferido, este chef ha tenido la suerte en su mano, realmente el no fue el elegido en su semifinal, pero el ganador había copiado el postre y fue descalificado. Una de las bases del concurso es que las recetas sean del propio chef, lo que elevo a Victor a ganador. Y una vez en la final todo lo demás ha sido rodado, estoy esperando a ver la publicación del menú ganador y... ¡¡ ya me gustaría poder copiarlo ¡¡. Enhorabuena Victor ¡¡

lunes, 19 de marzo de 2012

Torrijas

Tradición de Semana Santa

Tras la cuaresma llega la Semana Santa, y como ultimamente estamos de lo más tradicional, al menos en la cocina, nos hemos marcado una fuente de torrijas.

Ingredientes:

- Una barra de Pan para Torrijas
- Medio litro de Leche
- Dos Huevos
- Dos cucharadas de Azúcar
- Un sobre de Azúcar vainillado (de venta en LIDL)
- Una rama de Canela
- La piel amarilla (solo amarillo) de un limón
- Aceite de Girasol para freír

Baño para Torrijas:
- 300 gr. de Azúcar
- 100 gr. de Agua
- Zumo de medio limón

Elaboración:

Compramos la barra la víspera, para que el pan no este blando.

En una jarra, echamos las dos cucharadas de azúcar, el azúcar vainillado, la canela, la piel amarilla de limón y el medio litro de leche. Lo metemos al microondas a potencia media seis minutos, sacamos removemos, calentamos un minuto más y tapamos dejando que la leche infusione con la canela y el limón.

Cortamos la barra en rodajas al vies, un pelín gruesas, desechamos los culos. Ponemos las rodajas en una fuente ancha, podemos usar la bandeja del horno, de forma que queden todas extendidas. Echamos la leche en la bandeja y esperamos que el pan chupe toda la leche.

Ponemos el aceite a calentar en una sartén ancha. Batimos los huevos, vamos pasando las rebanadas de pan por huevo y freímos, vuelta y vuelta. Un vez fritas espolvoreamos con canela.


Para terminar las torrijas podemos echar simplemente azúcar o preparar un baño de caramelo. El baño lo podemos hacer en thermomix o en una cazo, en thermomix echamos los ingredientes, 300 de azúcar, 100 de agua y el zumo de medio limón, y programamos 4 minutos temperatura varoma velocidad 1. En el cazo ponemos todo a calentar y vamos dando vueltas hasta que nos queda un líquido viscoso.

Y ya tenemos una maravillosa fuente de Torrijas, más fácil imposible.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Potaje de Cuaresma

Con garbanzos, bacalao y espinacas

En casa de mis padres la tradición de cuaresma es comer potaje los viernes. A mi de pequeña no me gustaba, recuerdo que me invitaron a comer a casa de una amiga del colegio, y su madre nos puso potaje. Cuando mi madre vino a recogerme pregunto si había comida bien y la señora le dijo encantada que me había comido el potaje estupendamente y me había gustado muchísimo. Mi madre no daba crédito, yo apenas lo recuerdo, pero recuerdo aquella mirada de asombro, desde entonces como potaje, y además me gusta.

Ingredientes:
300 gr. de Garbanzos
Una cola de Bacalao salado, unos 600 gr.
Espinacas, una bolsa de 300 gr. (no he encontrado frescas)
Un puerro
Una cebolla
Tres ajos
Dos hojas de Laurel (una si está fresco)
Un cucharada de Pimentón
Una cucharadita de Comino
Aceite de Oliva



Elaboración:
El potaje tenemos que planificarlo, para desalar el bacalao, remojar los garbanzos y dejarlo reposar 24 horas, por tanto empezamos tres días antes, poniendo el bacalao en agua, en una fuente de pyrex cubierta y guardado en la nevera. El agua para desalar el bacalao la cambiamos por la mañana y por la noche, tiramos el agua en la que empezamos el desalado y llenamos nuevamente con agua limpia.

El día anterior a la cocción, día dos, ponemos los garbanzos a remojo, cubiertos de agua. El día tres hacemos el potaje, hay varias formas, todas buenas, especialmente me llamó la atención una receta en la que cocían el bacalao desde el principio con los garbanzos para luego desecharlo, creo que es una pena tirar el bacalao y hay un pequeño truco para que el potaje tome todo el sabor sin estropear la carne del pescado.


Retiramos la piel del bacalao, apollamos un trozo sobre la madera y deslizamos el cuchillo justo entre la piel y la carne, sale muy fácil, en cuanto quitas uno ya vas quitando todos, y puedes aprovechar para hacer trozos más pequeños el bacalao y retirar espinas, alguna siempre queda, pero es lo que tiene el potaje.


Ponemos a cocer los garbanzos con media cebolla, el puerro, dos ajos, dos hojas de laurel, una cucharadita de comino... y la piel del bacalao (aquí está el truco), el resto del bacalao, la carne, la reservamos cortada en cubos. Cuando los garbanzos comienzan a estar blandos, esto depende del tipo y de la cosecha, si son de la última tardan menos, entonces es el momento de hacer el sofrito.

Antes de ponernos con el sofrito, sacamos de la cazuela donde hierven los garbanzos, que ya están blandos o les queda muy poquito, el puerro, la cebolla, los ajos, las pieles de bacalao y el laurel, es decir, dejamos los garbanzos limpios solo con el caldo de su cocción. En una sarten con un poco de aceite rehogamos un ajo picado y media cebolla en brunoisse, añadimos una cucharada de pimentón y lo echamos a la cazuela de los garbanzos, con las espinacas y el bacalao, dejamos que todo junto se cocine unos diez minutos, y ya está, rectificamos de sal, no le había echado antes por si acaso ya que el bacalao aún desalado da mucho sabor.

El potaje podemos hacerlo de forma tradicional, cocinado en una cazuela normal, o en la olla rápida, en la WMF tardaremos unos 25 minutos, la primera cocción de los garbanzos son 12 minutos en presión dos, luego dejamos escapar el vapor en lo que vamos preparando el sofrito, movemos un poco la olla cuando haya bajado totalmente la válvula, abrimos la tapa, siempre mirando al lado contrario de nuestra cara y sacamos la verdura junto a las pieles de bacalao, acercamos nuevamente al fuego, añadimos el sofrito de cebolla con el pimentón, las espinacas cortadas y los dados de bacalao, y sin tapa de presión lo dejamos cocer a fuego medio bajo diez minutos más todo junto.


Veinticuatro horas después, el cuarto día, nos comemos el Potaje de Cuaresma, a ser posible en viernes, para cumplir la tradición.

Mi potaje es muy sencillo y tiene mucho bacalao, a mi me gusta así, hay quien echa poco pescado y pocas espinacas, siendo el principal los garbanzos, pero con estas cantidades el principal es el bacalao y las espinacas quedan al dente. Saque una foto recién hecho, del tupper para comer al día siguiente y el que he guardado en el congelador.


Se aprecia poco, pero recien hecho, y en caliente que hice esta foto, el caldo no aparece trabado, en cambio en la foto del día siguiente, pasadas 24 horas, el caldo si está densito, y no he hecho nada, solo dejarlo reposar. Por cierto, el tema de la pieles del bacalao solo lo he usado con la olla rápida, en este tipo de ollas las cosas no se mueven, a ver si me explico, tal cual dejas las cosas cuando cierras, tal cual están pasados los minutos de cocción, por tanto es muy facil retirarlas, igual que las verduras, quizá si guisamos los garbanzos en olla normal las pieles sean más dificiles de retirar luego.

Un beso y gracias por leerme,