sábado, 2 de junio de 2012

Operación Helados

Misión: Estabilizante de Nata


Desde el pasado 21 de mayo que compre la Heladera del Lidl la operación helados ha sufrido diferentes etapas, no todas positivas. En este momento nos encontramos desarrollando la misión "estabilizante de nata", parecía algo en principio sencillo, pero he tenido que contratar un servicio de élite para conseguir el maravilloso producto. Lo he buscado en los supermercados habituales donde ya imaginaba que no lo tendrían, lo he buscado en Makro, donde esperaba comprar un saco de cinco kilos o algo similar, pero extrañamente tampoco lo tenían, y ahora tengo un encargo del que no tendré noticias hasta dentro de una semana, pero tengo esperanzas, creo que conseguiré estabilizante de nata.

Huelga decir que la heladera aún no la he estrenado. Conste que nada más llegar a casa, obtuvo un hueco principal en la cocina, y realmente creo que está lo suficientemente a mano para ser utilizada con frecuencia. El tema es que me puse a leer recetas sobre helados y, aparte de convencerme que la heladera es un simple cacharro que da vueltas e innecesario, también observe que hay muchas bases y diversas formas de elaborarlos, pero sobre todo, considero necesario conseguir hacer helados sin yema de huevo, con poca grasa y mantecosos, y para ello creo que necesito, al menos, estabilizante de nata, aunque una varita mágica tampoco vendría mal.

Con almibar, con leche evaporada, solo con fruta helada y zumo... son miles las opciones de recetas para preparar helados. Para adentrarme más aún en el reto del verano, es decir la Operación Helados, acabo de coger en prestamo un libro de la biblioteca "Helados y Postres Refrescantes" de Peggy Fallon, editado por Blume. Veremos que nos depara en su interior.

En el fondo, el único y mejor helado siempre será el Helado de Chocolate Faraona, y no necesita heladera.

Continuará...