miércoles, 20 de junio de 2012

Ensalada de Lentejas con Legumbres Naturales

De secas a cocinadas y en ensalada

Las lentejas normales, las que se compran en seco ¿se llaman naturales?, me refiero a las que ponemos en remojo y luego cocemos, el otro día me sorprendió la cantidad de botes de legumbres ya cocidas que tenían en el supermercado, en cambio casi no tenían legumbres secas, solo tenían su marca propia y una variedad, una pena, porque legumbres secas, y en concreto lentejas, hay pardinas, verdinas, rubias…

Al final, si seguimos en esta línea, los productos de siempre los vamos a tener que comprar en las tiendas gourmet, porque se están convirtiendo en "raros", cada vez menos gente cocina las legumbres partiendo de la variedad en seco, y si nos metemos en el tema de ensaladas, menos todavía.

Entiendo el blog de cocina para conservar recetas, y de paso tradición, y si además hay algo de cultura, mejor que mejor. Una ensalada de legumbres, recién sacada del bote, sin enjuagar y aliñada con mayonesa, no es una receta para un blog gastronómico, desde mi punto de vista, no merece la pena. Bueno, a lo mejor sí, para algún estudio antropológico del futuro.

Y partiendo de la base de legumbre en seco, para conseguir una legumbre guisada, como las de bote del supermercado, las dejamos en remojo con agua del grifo que las cubra holgadamente, al menos ocho horas. Una vez remojadas habrán doblado su volumen, tiramos el agua de remojo, y las aclaramos. Las ponemos en una olla, cubrimos de agua, añadimos un ajo, un cuarto de cebolla, una zanahoria, una barra de apio y ponemos a hervir a fuego medio.



Cuando rompe el hervor, añadimos sal, una pizca de comino en grano, dos o tres clavos de especia, unas bolitas de pimienta, un cuarto de cucharadita de cúrcuma y un cuarto de cucharadita de jengibre. Las dejamos hervir tapadas durante veinte minutos, aproximadamente, depende de la variedad de lenteja y el tiempo que hayan estado en remojo. Pasado el tiempo, apago el fuego, retiro las verduras y conservo únicamente las lentejas cocinadas.

Realmente, y siempre desde mi opinión de hoy, no merece la pena comprar las lentejas ya guisadas, esto no quiere decir, que mañana tenga otra opinión y compre legumbres cocinadas, pero la verdad, son caras.



Y ahora que tenemos las lentejas cocinadas, hacemos una ensalada, ¿qué le ponemos?, le voy a poner pimiento rojo, cebolleta, y rabanitos, y un aliño de vinagreta con mostaza. El aliño de mostaza es un buen recurso cuando estamos acabando un bote de mostaza, antes de tirar el bote vacio, como siempre queda mostaza al fondo y las paredes, lo aprovechamos para preparar un aliño, echamos dentro del bote con los restos de mostaza el aceite, un pelín de vinagre, sal y pimienta, agitamos fuerte y al tiempo que dejamos el bote totalmente vacio de mostaza hemos preparado un aliño para ensalada.


Y así de sencillo, basicamente es como comer lentejas estofadas pero como es verano, más fresquitas. Tengo otra ensalada de lentejas publicada, con un aliño diferente y arroz, leí en un artículo que está muy bien lo de mezclar lentejas con arroz (cereal) para obtener proteina vegetal, pero por lo visto el cuerpo es muy inteligente y si comes lentejas hoy y has desayunado cereales o mañana comes arroz ya se encarga el solito de coger lo que necesita de cada cosa.
Besos y feliz miércoles,

Nota: Este blog se considera personal, no entra en la categoría de blog gastronómico.