miércoles, 20 de abril de 2011

Verdinas con Gambas - Cinco Años de Blog

Quinto Aniversario del Blog

Creo que no puede ser de otra manera, que publicando una receta, como conmemore estos cinco años de blog. Y quizá las verdinas, por lo mucho que significan, sean las más adecuadas a esta celebración.


A estas alturas no voy a engañar a nadie contando mi dedicación e interés por la fotografía, en esencia me interesa, en la práctica no paso de hojear dos o tres libros y tirar al azar algunas fotos, que con suerte quedan aceptables.


Tampoco puedo decir que acabe todo aquello que empiezo, son muchas las recetas que se han quedado en el tintero, a falta de fotos, a falta de redacción e incluso a falta de motivación. No obstante me gusta el blog, como hobby y sin estress, tiene sus muchas cosas buenas, dificl enumerarlas, creo que lo mejor es la ilusión de cocinar para otros, y lo peor tratar de imitar o competir con los demás, pero una vez encuentras tu sitio, tener un blog es gratificante.

VERDINAS CON GAMBAS
Ingredientes:
165gr. de Verdinas (si dividimos un paquete de medio kilo en tres, tendremos una cifra próxima al 165, cantidad suficiente para dos personas plato único)
200gr. de Gambas
Un casco de cebolla y media cebolla
Cuatro ajos, dos más dos (utilizaremos dos ajos enteros para cocer la legumbre y dos picados para el sofrito)
Una ramita de perejil, en ramillete y hojas (las hojas para el sofrito, el ramillete para la cocción de las verdinas)
Unas hebras de Azafrán
Media cucharadita de Pimentón
Media cucharada de Pan rallado
Aceite de Oliva y Sal

Elaboración:


No vamos a faltar a la tradición, y en esta ocasión espumaremos las verdinas. Sencillamente las ponemos a cocer solo con agua, cuando rompe el hervor tratamos de retirar la mayor parte de espuma, desechamos el agua y rellenamos de agua fría. Otra vez acercamos al fuego, nuevamente romperá el hervor, seguiremos espumando y desecharemos toda el agua, para volver a poner agua fría, para volver a acercar al fuego, para volver a espumar.


Y tras este proceso de espumado y asustado, dejaremos a las verdinas cocer tranquilamente, acompañadas de los ajos, de los cascos de cebolla y del perejil.

Cociendo sin prisa a fuego medio.

El sofrito da el sabor al plato. En un fondo de aceite rehogamos la cebolla y el ajo, salteamos las gambas con el perejil, añadimos el pan rallado, el pimentón y las hebras de azafrán, incorporamos un cazo del caldo de cocción de las legumbres.

Una vez echo el sofrito lo incorporamos a la cazuela donde esperan las verdinas, tras casi dos horas de cocción, y dejamos que, todo junto, de un último hervor.

Y del resultado no tengo fotos, pero estaban buenas.

Recuerdo la época en que no tenía visión,
cada vez que oía la flauta mi corazón se afligía.
Ahora no tengo sueños vanos en mi almohada,
me limito a dejar que el flautista ejecute el son que le plazca.

Fu, de T´ai-yüan. Ensayos Sobre Budismo Zen, del Dr. Suzuki

Gracias a todos los que han visitado este blog en los últimos cinco años, y a los que han compartido conmigo "mis cosas".

lunes, 18 de abril de 2011

Alimentos Integrales

Lo que me sienta bien 002


Cuando por primera vez probamos un alimento integral, tras años de consumo de alimentos refinados, de blancas y dulces harinas, es probable que nos resulte desabrido, incluso nos disguste, por lo que es muy fácil optar por rechazar estos alimentos, porque son de dieta o porque están sosos. Pero es una cuestión de adaptación, de modificar levemente las costumbres, de poco a poco ir incorporando estos alimentos que sabemos que son saludables, como el pan, la pasta y el arroz integral, pero teniendo en cuenta que no es aconsejable modificar la dieta de manera radical.

Los alimentos integrales de verdad* no se han sometido al proceso de refinado, por lo que contienen más vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos y carbohidratos complejos que los alimentos refinados, como la harina corriente, el pan blanco, o los cereales de desayuno, que han perdido buena parte de su valor nutritivo durante el proceso del refinado, de ahí que muchos cereales anuncien ser fuente de vitaminas añadidas.

Las múltiples cualidades de los “Integrales”, los convierten en alimentos saludables para el organismo, aunque contienen más calorías que los alimentos refinados, son de las buenas, de las que sacian y no facilitan la acumulación de grasa en los tejidos. La presencia de fibra permite al organismo asimilar las calorías lentamente y no de forma brusca, que por lo general ocasiona malestar como somnolencia, especialmente a la hora del almuerzo. Paralelamente la fibra mejora la digestión y el aprovechamiento de los nutrientes, teniendo además un efecto laxante, lo que ayuda a mantener un tubo digestivo sano y limpio, favoreciendo la eliminación de sustancias tóxicas.

Suelo cocinar con pasta y arroz integral, aunque si hago un risotto o una paella clásica uso arroz blanco, arborio o calasparra. Estas son algunas de mis recetas con ingredientes integrales:

Espaghettis Integrales con Calabacín
Paella de Bacalao y Coliflor
Pizza con Masa de Centeno Integral
Bizcocho de Zanahoria
Cookies Integrales

*Integral de verdad, en ocasiones a una harina blanca (cereal refinado) le añaden salvado de trigo y nos lo presentan como alimento integral, hay que mirar bien la etiqueta, es diferente el pan integral, elaborado con harina sin refinar, que el pan con salvado añadido, que en realidad es un pan blanco con pintitas oscuras.

jueves, 14 de abril de 2011

Potaje de Garbanzos

Con Olla Rápida y Thermomix


Casi termina la cuaresma y no había publicado el potaje de garbanzos típico de los viernes, en versión de cocción evolucionada. Hay diferentes formas de hacer el tradicional potaje de cuaresma, esta es una receta versión express, aunque aún no he descubierto como acelerar el desalado del bacalao, ni el reposo de 24 horas que le da un gusto especial. Una opción para el bacalao es usar migas, que lavandolas bien bajo el grifo, podemos tenerlas desaladas en 24 horas. Y respecto al reposo, si nos comemos el potaje recien hecho, tampoco esta malo.


Ingredientes, para un potaje pequeño:
165gr. de Garbanzos
150/200gr. Migas de Bacalao o dos trozos de lomo
200gr. de Espinacas (he usado frescas, pero podemos utilizar congeladas)
Media Cebolla y dos cascos
4 Ajos, dos más dos
Una hoja de Laurel
Cuarto de cucharadita de Cúrcuma
Cuarto de cucharadita de Cómino
Media cucharadita de Pimentón
50gr. de Aceite de Oliva

Elaboración
Aquí estamos en la parte importante, las legumbres se pueden hacer de dos maneras, un sofrito sobre el que echamos las legumbres y cocemos, o unas legumbres hervidas a las que añadimos un sofrito. El potaje de garbanzos es del tipo 2, cocemos los garbanzos y luego le añadimos el sofrito, las espinacas y el bacalao.

Los garbanzos los dejo en remojo la vispera, con un trozo de alga kombu. ¿Porqué poner un trozo de alga kombu en el agua de remojo de los garbanzos?, lo leí en un libro de cocina natural, no recuerdo el título, fue hace tiempo:

El alga Kombu ablanda las fibras de los productos con los que se cocina, a parte de convertir nuestro plato en remineralizarte y ayudar a la digestión. Simplemente basta con cortar un trozo de alga Kombu, y ponerla en el agua de remojo de las legumbres, que se cocinarán después al día siguiente, o también con los cereales en el momento. Fuente: Canal Cocina

Los he guisado en la Olla Rápida, exactamente 12 minutos, con dos ajos enteros y unos cascos de cebolla.


Sobre los garbanzos he puesto el accesorio de vapor con las espinacas, que luego añado a los garbanzos. De las espinacas, si son frescas, solo usamos las hojas, los rabos pueden amargar, así que nos quedamos solo con las hojas de espinaca.


Y sobre las espinacas puse el bacalao, pero no lo recomiendo, porque los dos accesorios de vapor al mismo tiempo no dejan que la olla coja la presión adecuada.


Para cocinar con la olla rápida hay que llenarla 2/3 como máximo para que su funcionamiento no se vea afectado, y si cocinamos alimentos que se hinchan, como los garbanzos, solo debemos llenarla hasta la mitad. La verdad es que no paso nada, simplemente al ver que no subía la válvula la separe del calor, deje salir el vapor, y abrí. El bacalao estaba cocido, pero muy poquito, casi crudo, las espinacas estaban guisadas, y los garbanzos duros.

Lo que hice fue retirar los dos accesorios de vapor y volver a cerrar la olla solo con los garbanzos, como ya habían estado unos minutos los tuve solo cinco más, con la valvula en presión 2. Deje escapar el vapor y estupendos.

Una vez los garbanzos guisados desechamos los cascos de cebolla y los ajos y echamos las espinacas limpias y sin rabos y el bacalao en trocitos, sencillamente debe hervir todo junto con el sofrito unos minutos. Mis inventos de vapor mejor no aplicarlos, fue una tonteria, pero como ya he dicho no lo volveré hacer, que no cabe todo junto en la olla.

Sofrito en Thermomix
- Ponemos los 50gr. de aceite de oliva en el vaso, y programamos 3 minutos temperatura Varoma.
- Echamos la curcuma y los cominos y programamos 20 segundos, 100º.
- Incorporamos la cebolla cortada en cachos y los dos ajos limpios. Programamos 3 minutos 100º.
- Y terminado el tiempo añadimos el pimentón y un cucharón del agua de cocer los garbanzos, lo batimos todo bien de forma que nos quede una crema y se la echamos al potaje.


Estoy orgullosa de mi nueva versión del sofrito. La thermomix la tengo ya casi abandonadita, pero esta vez le he pillado el truco con el sofrito, ultimamente se me pegaba a las paredes, y es que si vas hacer el sofrito en el thermomix, los trozos de ajo y cebolla no deben ir en brunoisse, sino en cachos grandes, sino se hacen demasiado e incluso algunos se queman.

Y ahora dejamos que de un hervor todo junto y ya tenemos potaje de vigilia, mejor de un día para otro, pero también está rico recién hecho. No he puesto sal, si queda soso rectificamos al final, es que con el bacalao hay que tener cuidado con la sal.


Tengo que mejorar la fotografía, siempre lo digo y nunca lo hago.

martes, 12 de abril de 2011

Carabineros con Arroz en Caldero

Quien dice caldero, dice cazuela, lo importante es que pueda ir al horno y sea más alta que el cacharro de hacer la paella. Los carabineros los he comprado de la marca Deluxe de Lidl, una caja de 400gr., congelados, me costo 17,95€. Es evidente que los carabineros son caros, por no decir carísimos, la verdad es que yo los había comido pero nunca los había comprado, y me han gustado, a mi me parece que están muy bien y sueltan un sabor increible.


Para descongelarlos use mi tupper nuevo con rejilla, así los líquidos de congelación quedan separados del pescado. Y una vez descongelados y pelados los deje de nuevo en la rejilla para hacerles una foto y lucir el tupper en el blog.

Ingredientes

Para el Caldo
Cabezas, piel y patitas de los carabineros (he usado la mitad de la caja, es decir, 200gr., seis Carabineros)
Un trozo de alga Kombu
Un casco de Cebolla
Un Ajo
Una hoja de Laurel
Unos Cominos en grano
Un par de Clavos
Unas bolitas de pimienta
Una Cayena
Perejil seco
Una pizca de Curcuma
Medio vasito de Vino blanco

Por un lado preparamos un "agua de mar", y por otro sacamos el sabor a las cabezas de los carabineros.

Agua de Mar: Ponemos a hervir las cascaras y las patitas de los carabineros, el trozo de alga kombu, la cebolla, el ajo, el laurel, los cominos, la pimienta, las hojitas de perejil, la curcuma y la cayena, que si nos gusta el picante, echamos partida, si no la echamos entera.

En la cazuela grande ponemos un fondo de aceite, y echamos las cabezas. Con una espumadera las vamos aplastando al tiempo que se fríen, es importante aplastarlas bien para que suelten el jugo que llevan dentro, luego echamos un chorrito de vino blanco, dejamos que evapore el alcohol y echamos el agua de mar, dejamos que hierva todo junto 6/7 minutos para hacer el caldo.


Dejamos que hierva abierto para que se concentre el caldo, solo vamos a necesitar doble que de arroz. Una vez hervido lo colamos y mantenemos en la cazuela pequeña donde empezamos hacer el agua de mar, con el fuego bajo, para que se mantenga caliente pero sin hervir.

Para el arroz en Caldero
Dos Ajos
Un cuarto de Cebolla
Un Tomate
Un Pimiento Verde
Una taza de Arroz (165gr.)
Dos tazas del caldo que hemos preparado
Una pizca de Pimentón
Los cuerpos de los seis Carabineros

En la cazuela grande echamos un fondo de aceite y rehogamos los dos ajos, la cebolla y el pimiento, todo bien picadito. El tomate lo partimos a la mitad, dejamos medio para poner en el centro del caldero y el otro medio lo picamos e incorporamos al sofrito.


Cuando tenemos el sofrito echamos el arroz y rehogamos.


Incorporamos un poquito de pimentón y regamos con el caldo, colocamos el tomate en el medio y los cuerpos de los carbineros en abanico.


Lo metemos al horno, que tenemos precalentado a 180º, y esperamos el tiempo que tarde en secarse el arroz, que suelen ser algo más de veinte minutos.


Luego lo dejamos reposar cinco minutos, y ya tenemos nuestros carabineros con arroz en caldero. Al llevar tomate y cebolla el arroz no queda tan seco como una paella sino un pelín más humedo pero entero, está muy bueno.


Me quedan otros seis carabineros para una segunda receta. A mi me parece que están muy bien estos productos Deluxe, supongo que unos carabineros frescos serán increibles, pero están me han gustado.

lunes, 11 de abril de 2011

Lo que me sienta bien 001


Muchas veces he querido escribir sobre qué entiendo yo por comer bien, porqué como esto y no aquello, porqué cocino de esta manera y no de aquella otra, pero siempre empiezo a escribir y quiero decir tantas cosas que me pierdo.

001 es el primero de 999, supongo que tengo margen para contar poco a poco “lo que me sienta bien”, y no a todos tiene porqué sentarnos bien lo mismo, pero supongo que siendo todos del mismo tipo, o la misma especie, coincidiremos a grandes rasgos.

En primer lugar, soy omnívoro.

omnívoro, ra. (Del lat. omnivŏrus; de omnis, todo, y vorāre, comer).
1. adj. Zool. Dicho de un animal: Que se alimenta de toda clase de sustancias orgánicas. U. t. c. s. m.


Y esto es muy importante, porque una vaca no puede alimentarse de carne, ya vimos la que se lío con aquellas pobres que se volvían locas, por nuestra culpa, evidentemente. Pero yo puedo decidir, porque soy omnívoro y porque tengo la suerte de vivir en el “primer mundo”. Otra realidad a tener en cuenta.

Tengo acceso a los alimentos, y tengo capacidad de decisión, capacidad subordinada a la economía, y a la cultura. Mi cultura también influye en la forma en que me alimento, podemos hablar de un mundo globalizado, pero aún hoy el peso de la tradición está presente, diluyéndose a pasos agigantados y perdiéndose en muchas familias, pero algo queda.

Por tanto, decido mi alimento libremente, o debería hacerlo, decido la cantidad y la calidad, o debería hacerlo, y no me dejo influenciar por modas o por los intereses de la industria, o debería hacerlo.

Queda por tanto el 001 cerrado con esta reflexión:
No siempre desayunar, almorzar, comer, merendar y cenar, nos sienta bien.
A mí me sienta bien tomar pequeñas cantidades de comida a lo largo del día y hacer una sola comida principal.

Lo Que Me Sienta Bien 002, Alimentos Integrales.
Lo Que Me Sienta Bien 003, Sopa Quemagrasa

jueves, 7 de abril de 2011

Espárragos Verdes en Ensalada de Pasta



Ingredientes:
150gr. de Espirales Integrales
Un manojo de Espárragos Verdes
Una cucharada de Pasas
Una cucharada de Piñones
Un cuarto de cebolla (opcional)

Para la vinagreta:
Sal
Vinagre de Modena
Vinagre de Manzana
Una cucharadita de Mostaza de Dijón
Aceite de Oliva Virgen
Pimienta

Un manojo de espárragos verdes y una ensalada de pasta, algo sencillo y muy rico. Lo espárragos verdes tienen su aquel, porque los ves, te gustan, los compras y luego no sabes para qué usarlos, pero son tan monos y verdes, que da gusto comprarlos.

Hay un truco para los espárragos, partirlos a su aire, si coges un espárrago y lo sujetas con ambas manos, haciendo un poco de presión se partirá por donde quiera, pues la parte de abajo es la parte dura que usamos de manera secundaria y la parte de la punta la parte tierna. Si pruebas a intentar forzarlos para que se partan más abajo o más arriba no les da la gana, ellos se parten por donde quieren, y los hay muy delgados que se parten muy arriba y muy gordos que se parten más abajo, y es que los espárragos son muy suyos.

Para que no tengamos remordimiento de tirar la parte de abajo, la usamos para un caldo o una crema, yo suelo echar una cebolla, zanahoria, ajo y unas cuantas especias y con ello algo un caldo ligero de verduras, que me sirve de fondo para, por ejemplo, un risotto.

La ensalada, osea la receta, cocemos la pasta integral en agua con sal y refrescamos, mejor dejarla al dente.

En el cuenco donde vamos a servirla echamos la sal y el vinagre de modena y manzana, removemos bien, una vez tenemos la sal diluida en el vinagre, añadimos la cucharadita de mostaza de Dijon, volvemos a remover e incorporamos el aceite, echamos un pelín de pimienta y probamos, si está a nuestro gusto, OK.

Echamos sobre la vinagreta las pasas, los piñones y la cebolla, en esta ensalada la cebolla es opcional, no pasa nada si no nos apetece echar cebolla, está igual de rica.

Los espárragos los hemos cortado a trocitos, dejando más grande la parte de las puntas, una vez cocida la pasta, cambiamos el agua y cocemos un momento los espárragos, poco tiempo, con tres minutos suficiente y refrescamos rápido en agua fría para parar la cocción y que queden verdes.

Mezclamos la pasta y los espárragos con la vinagreta, las pasas y lo piñones y ya tenemos una estupenda ensalada de pasta.

Por cierto, la pasta era integral ecológica, que tienen en oferta en alcampo la pasta ecológica de su marca propia a un euro, no está mal, y para ser ecológica no es cara.

Feliz día.

miércoles, 6 de abril de 2011

Limpieza Primaveral, la nevera bajo mínimos

Que mi No-Frost hace hielo, creo que ya lo he contado. Y parece que año tras año las cosas se repiten y más o menos por estas fechas me da por descongelar y vaciar la nevera. Deben ser cosas de la primavera.

Total que hace un par de semanas que no hago la compra habitual, me dedico a comprar más o menos lo imprescindible: cerveza, café, queso ... Y ahora ya estoy realmente bajo mínimos, no tengo ajos, ni huevos, he terminado con la mayoría de las conservas, y estoy vaciando el congelador. No tengo fruta, ni lechuga y mañana me comeré el último yogur. Y a esto lo llamo: "Limpieza Gastronómicoprimaveral".

Hoy mismo me voy a bajar al trastero a ver que cacharretes son utilizables y cuales pasan definitivamente al punto limpio, y en las próximas semanas haré vaciado de armarios, por turnos, porque todos a la vez necesitaría un día libre y no voy a gastar un precioso día del fin de semana limpiando armarios en la cocina.

Poco más que contar, que es miércoles, que he obtenido13 votos en el concurso gastroblogs, y que siempre podré decir aquello de "por amor al deporte".

El número 13 es el de la suerte de los vikingos, no?

viernes, 1 de abril de 2011

Atún Rojo con Tallarines de Nori

Sencillez de Mar


No puede haber nada más sencillo y más rico, atún rojo a la plancha. De acompañamiento unos Tallarines de Algas Nori. Y los ingredientes ya están todos dichos, solo nos falta aceite de oliva y unas lascas de sal maldón.


Para no enmascarar el sabor de los tallarines solamente los cocemos tres minutos en agua hirviendo con sal, escurrimos y aliñamos con un pelín de aceite de oliva.

En la sartén bien caliente, echamos un velo de aceite con el espray, y ponemos el atún sin más. Dejamos que se dore por un lado, damos la vuelta y sal pimentamos.


Vuelta y vuelta, y al plato.


Mis fotos como siempre son muy mejorables, la presentación espartana, pero estaba de morir. Esta vez el atún se merecía ir solo a la plancha, en otras ocasiones he comprado atún congelado y entonces si le hago alguna cosilla más, como en este Atún a la Plancha.

Feliz primavera y feliz viernes ¡¡