domingo, 30 de enero de 2011

Lasaña de Espinacas con Atún


La lasaña es como la tortilla de patatas, hay mil maneras de hacerla, todas están buenas y a cada uno le gusta de un tipo. A mi me gusta con la salsa justa y la pasta al dente, con el relleno en trozos, hay quien las hace con muuuucha bechamel y otras tipo mazacote de capas y engrudo. En definitiva, cada lasaña es una vida, y el relleno un tema aparte.

Ingredientes
Para el montaje de la Lasáña:
8 Placas de Lasaña Dececco
225gr. de Espinacas Congeladas (un bloque)
Un ajo
Una cucharada de Nueces
Una cucharada de Pasas
Una cucharada de Piñones
Dos latas de atún al natural
Aceite de Oliva

Para la Salsa:
25gr. de Mantequilla
25gr. de Harina
Agua de cocer las espinacas más leche desnatada hata completar 250gr.
Nuez moscada
Sal y Pimienta
Queso rallado para gratinar.

Las placas de lasaña, las mejores, las caseras, pero no suelo hacer pasta fresca amenudo, y puestos a comprar pasta seca, son muy buenas las Dececco, y de paso te das un capricho y paseas un rato por el Club del Gourmet de El Corte Inglés.

Las he usado sin cocer, pero al usar poca salsa, prefiero cocerlas cuatro minutos, no se cuecen totalmente pero se ablandan, paro la cocción con agua fría y dejo en un paño de cocina bien estiradas.

El bloque de espinacas, congelado, lo pongo en un pyrex con un dedo de agua y lo meto al microondas, unos cinco minutos, miramos que tal va y, si es necesario, lo dejamos otros dos minutos más. Una vez descongelado, escurrimos sin tirar el líquido verde que vamos a usar para la salsa.

Las espinacas las rehogamos en un fondo de aceite con el ajo picado, las nueces, las pasas y los piñones.

Preparamos la veloutte, ponemos la mantequilla en la sarten, doramos la harina, y vamos echando el líquido de cocer las espinacas mezclado con un poco de leche hasta completar la cantidad (250gr.). Salpimentamos y añadimos una pizca de nuez moscada. La salsa está cuando al moverla vemos que se separa de la sartén.

Ahora vamos a montarla, utilizo un pyrex rectangular, podemos echar mantequilla en el fondo, yo he preferido vaporizarlo con el spray de aceite. Pongo dos placas, la mitad de las espinacas rehogadas y un poquito de salsa, cubro con dos placas más, coloco el atún al natural bien escurrido (podemos usar atún en aceite, pero esta es una lasaña casi light) un poquito de salsa y dos placas más, ponemos el resto de las espinacas y las última placas.



Sobre las últimas dos placas, echamos toda la salsa restante, cubrimos y si vamos a comerla en el momento, añadimos el queso rallado, si la vamos a reservar, guardamos sin queso.



Precalentamos el horno a 200º, al menos 10 minutos, bajamos a 180º y metemos la lasaña cubierta de queso rallado, dejamos unos quince minutos, calor arriba y abajo, y si es necesario gratinamos.



A mi la lasaña me gusta así, pero si alguien viniera a comer a casa no me arriesgaría, la prepararía con la pasta más cocida y muchísima más salsa.

Otras Recetas de Lasaña:
Lasaña de Fiesta
Lasaña de Espinacas con Thermomix
Lasaña de Espinacas al Microondas ¡¡video receta¡¡

viernes, 28 de enero de 2011

Fabada en Olla Rápida

Me ha quedado de morir, tengo dos formas de hacer fabada, el modo tradicional y el modo eco-express, ahorras tiempo y dinero, porque la vitrocerámica consume energía y con la olla rápida acortamos muchísimo el tiempo de cocción.

Una cosa importante, hay una gran diferencia entre echar todos los ingredientes de una fabada en una olla a presión, donde los resultados dejarán bastante que desear, y acortar el tiempo gracias a la olla a presión. Mi olla es una WMF Perfect, de unos seis años y que funciona como el primer día, solo le he cambiado la goma de la tapa.

Ingredientes:
300gr. de Alubias o Judias Blancas (Fabes)
Un Compango Asturiano (Chorizo, morcilla y lacón)
Una Cebolla
Un Ajo
Unas hebras de Azafrán
Una pizca de Cúrcuma (opcional, es solo para dar color)
Una pizca de sal


Elaboración:
La fabada la hacemos en dos tiempos con un previo. La vispera dejamos las alubias en remojo, deben estar al menos 12 horas.

PREVIO:
Ponemos las alubias con agua fría al fuego, sin la tapa de presión, cuando rompe el hervor vamos a espumar, nos ponemos al lado de la cazuela el mismo cacharro donde remojamos las alubias, por ejemplo, y con una paleta vamos quitando toda la espuma blanca que se forma en la parte de arriba al hervir.


Tiramos todo el agua y echamos agua fría, volvemos a poner a hervir y seguimos espumando.

Otra vez tiramos el agua, y ahora enjuagamos la cazuela, que no quede nada de espuma blanca, rellenamos nuevamente de agua fría. En total tiramos el agua tres veces.

PRIMER TIEMPO:
Tenemos la olla con las alubias y agua fría, metemos en el centro la cebolla, el ajo y a los lados el chorizo y el lacón.


Cerramos con la tapa de presión y dejamos que coja fuerza, las legumbres se hacen con los dos anillos fuera, yo voy a tratar de hacerlas al uno y medio, y el mismo tiempo que los garbanzos, pero no a presión fuerte sino casi fuerte, las alubias son muy delicadas, se nos pueden romper a plena presión, por tanto cuando sale el primer anillo y antes de que asome el segundo pongo la vitro al mínimo y cuento seis minutos (en otro tipo de olla sería el tiempo de los garbanzos).

Pasados seis minutos, retiro la olla del fuego y dejo que pierda la presión, sin forzarla.

SEGUNDO TIEMPO:
Abrimos la olla e incorporamos la morcilla y el azafrán que abremos machacado en el mortero con la sal y una pizca de cúrcuma.

Cerramos la olla, ponemos la tapa de presión, dejamos que suba un anillo y contamos la mitad del tiempo anterior, es decir, tres minutos.

Retiramos del fuego y dejamos que pierda la presión tranquilamente.


Y ya está, ahora tenemos una fabada y hemos tardado aproximadamente media hora, con unas alubias suaves y la morcilla en su punto, si hubieramos echado la morcilla al principio se hubiera desintegrado, de hecho, en esta ocasión el compango era un poco más normalito y la morcilla se a abierto algo por los bordes. Tampoco he usado alubias enormes sino las normales de riñón.

Ahora las paso a una fuente de barro y tan bonitas para comer mañana.

miércoles, 26 de enero de 2011

Zanahorias mutantes y que carísimo está todo

Tengo la nevera tiritando, no solo porque hace hielo en la parte del congelador, sino porque estoy enfadada con los productos frescos mutantes. Vale que tengo rachas de extrema desorganización ¿qué voy hacer de comer?, ni idea, ¿tabla de queso? perfecto, y mañana, pues no sé, ¿descongelo algo?, y vale que a veces me paso con los grandes inventos, unas zanahorias envueltas en albal aguantan doble, pero no meses ... pero me enfada comprar cosas "frescas", que están carísimas, para que luego muten en 48 horas.

Y es que me parece una hipocresía que nos canten las maravillas de la dieta mediterránea, nos animen a consumir productos frescos y naturales, y hagan campañas de promoción de las denominaciones de origen, a costa de los consumidores y por nuestro bien, y luego llegemos al supermercado, hipermercado o galería de turno, y nos encontremos que sale mil veces más barato un bote de tomate que un kilo de producto fresco, que una malla de naranjas, de baja calidad, cueste triple que un brick de zumo, que las patatas se pagen a precio langostino y que, en definitiva, las lechugas tengan que ser de bolsa, lavadas y limpias, listas para consumir porque aquellas lechugas verdes y enormes de grandes hojas y algunos bichitos han desaparecido ¿es que ya no existe la lechuga normal?.

En fin, que he hecho limpieza de nevera y he tirado unas zanahorias envueltas en albal que, no se habían puesto blandas, ni negras, sino que habían germinado por el culo ¿?, una especie de brotes blanquecinos con hojitas amarillas en los bordes, la punta tenía una especie de moho grisaceo.

Que el blog es de cocina, sino os contaba lo que me costo el otro día llenar el depósito del coche, que por narices tengo que coger porque vivo en medio de la nada, trabajo en el extrarradio del lado contrario y para llegar de un sitio a otro no existe comunicación.

Por cierto, me pareció muy buena idea este concurso, no sé si llegaré a tiempor para participar, pero está muy bien



Feliz jueves ¡¡

lunes, 24 de enero de 2011

Arroz al Horno con Acelgas y Bacalao


Una innovación en el clásico arroz al horno, diferente pero riquísimo, por los ingredientes estuve pensando llamarlo Arroz de Cuaresma, pero finalmente se ha quedado en "Arroz al Horno con Acelgas y Bacalao". Las cantidades son para una cazuela de barro de 24cm., comen dos o tres personas plato único.

Ingredientes:
Una taza de Arroz
250gr. de Migas de Bacalao, desalado 24 horas
Una Patata grande o dos pequeñas
Tres Ajos
100gr. de Tomate tamizado


300gr. de Hojas de Acelga (sin las pencas)
Carne de una ñora


Unas hebras de Azafrán
Media cucharadita de Cúrcuma
Una pizca de Sal


Elaboración:

La elaboración se inicia 24 horas antes desalando las migas de bacalao. Las pasamos bajo el chorro de agua fría y las dejamos en remojo, cambiamos el agua a las doce horas. El desalado lo hacemos en la nevera, ya que el bacalao cuando pierde la sal pasa a ser como un pescado fresco.

Unas horas antes de empezar con el arroz, dejamos la ñora en remojo de forma que luego podamos sacar la carne con facilidad. Pasamos una puntilla por el borde del rabito de la ñora y lo quitamos, por ese pequeño agujero retiramos todas las pepitas sacudiendo la ñora. La dejamos en agua templada.


Para sacar la carne de la ñora, una vez la tenemos blanda del remojo, rascamos con el filo de la puntilla de manera que nos quede por una parte la piel y por otra la carne. Las pieles de la ñora las ponemos con dos tazas de agua a calentar, no dará mucho sabor pero no necesitamos caldo en la elaboración de este plato, simplemente que el líquido que incorporemos esté caliente.




Encendemos el horno, calor arriba y abajo, a 180º para que se vaya calentando.

Pelamos la patata o las patatas, y las cortamos en lonchas no muy gruesas, necesitamos cantidad suficiente de patata para cubrir toda las base de la cazuela de barro.


En una sarten con un fondo de aceite vamos pasando las rodajas de patata, solo marcar, no hay que freirlas, y las disponemos en el fondo de la fuente de barro.

En el mismo aceite donde hemos marcado las patatas, echamos los ajos picados, cuando empiezan a saltar incorporamos las hojas de acelga también picadas, rehogamos un poco e incoporamos la carne de la ñora, el tomate tamizado y el arroz. Rehogamos un par de minutos con el arroz y lo pasamos todo a la fuente de barro.




Mientras en el mortero abremos machacado las hebras de azafrán con una pizca de sal. Pasamos el agua que tenemos templada con las pieles de la ñora a la sarten donde hemos rehogado el arroz (retirando la piel de ñora), echamos el azafrán y la sal y media cucharadita de curcuma.


Ponemos las migas de bacalao sobre el arroz y las acelgas y completamos con el caldo de la sartén, no hay que echar doble de caldo que de arroz, en primer lugar porque no cabe, y en segundo las acelgas no están realmente cocidas solo rehogadas y soltarán agua, si echamos doble de caldo y contamos que el barro mantiene el calor, nos encontramos con un arroz que quedará pasado.

Es una receta muy sencilla pero según la voy escribiendo parece líoso, creo que he perdido la capacidad de resumen, basicamente tenemos que tener en cuenta tres pasos:

- El horno encendido a 180º y una fuente de barro con una base de patata.

- Un rehogado de los ingredientes sin el bacalao, es decir, rehogamos ajos, hojas de acelga, el tomate y la carne de la ñora con el arroz, lo disponemos todo en la cazuela de barro sobre las patatas, y colocamos el bacalao desmigado sobre ello.

- Rellenamos la fuente de barro con caldo templado, el caldo es simplemente agua con azafrán, una pizca de sal y media cucharadita de curcuma. Para recoger todos los sabores el agua la hemos templado con las pieles de la ñora, y la hemos pasado por la sarten donde rehogamos los demás ingredientes.

En el horno debemos esperar a que el arroz este seco, lo que aproximadamente tardará unos 20/25 minutos.



Bueno, pues estamos genial, el arroz riquísimo, me tengo que comprar una cazuela nueva.

viernes, 21 de enero de 2011

Salmonetes Fritos

De los pescados, quizá uno de mis preferidos, los salmonetes. Nunca los compro, son la sorpresa de mi mami. Mi madre siempre ha ido al mercado "de verdad", a mi me gustaría, pero vivo en medio de la nada de las afueras del extrarradio de Madrid, y compro en Mercadona, Alcampo ... no son buenos sitios para comprar este tipo de pescado. Además me los llevo de casa de mami limpios, sin tripita.


Ingredientes:
Salmonetes
Sal
Harina para rebozar
Aceite de Girasol
Medio limón (opcional)

Elaboración:

Los fritos los hago siempre con aceite de girasol, hago pocos fritos y no guardo el aceite utilizado, lo uso una sola vez, iba a decir que lo tiro, pero no, lo meto en un bote para llevarlo al punto limpio, cada vez pienso que soy idiota, porque es un engorro y termino manchandome, pero en fin, el bote de aceite usado está en la terraza de la cocina junto a las botellas de vidrio.

Tenemos los salmonetes limpios y los salamos por dentro y por fuera. Los pasamos por harina, sacudiéndolos un poco para que no lleven exceso.


Los echamos a freir por tandas, que no se toquen unos con otros, mejor de pocos en pocos, el aceite no les cubre.


Vuelta y vuelta, no mucho tiempo, solo dorarlos, y los dejamos sobre papel de cocina.


Nueve salmonetes, tres tandas, el limón es opcional, a mi me gusta regarlos con zumo de limón.


Para mi este es un plato de lujo, una ocasión especial. La última vez los hice al horno. Ambas recetas son del libro de Simone Ortega.

Feliz fin de semana.

jueves, 20 de enero de 2011

Lo que yo entiendo por "leer un blog"


Como a mi me gusta comerme la cabeza con chorradas, estuve pensando en todo esto de la verificación de palabra, y creo que finalmente he llegado a comprender el asunto gracias a Carlos Dube. El quid de la cuestión está en qué entendemos por: seguir, visitar, leer y comentar en un blog.

Desde mi punto de vista, SEGUIR un blog es tenerlo en el reader y en el escritorio, es decir, me llegan sus actualizaciones, pero esto no quiere decir que lo visite cada vez que publica, ni que lo lea siempre.

VISITAR es cuando me ha llegado una actualización, he visto el título o la foto, me ha llamado la atención y he entrado para ver más.

LEER va siempre unido a visitar, algo me pica la curiosidad, lo visito y me leo la entrada, entera, no por encima, leo todo lo escrito.

COMENTAR son palabras mayores, cuando comento es porque, o me ha gustado realmente lo que he leído o algo me ha llamado lo suficiente la atención para comentarlo, y por supuesto, aunque sea un simple "muy buena pinta", es real.

A veces, incluso dandose estas circunstancias, no comento, por diversos motivos, quizá porque hace mucho que no visitaba, o porque es un blog nuevo donde nunca he comentado, o porque me parece un sitio excelente donde mi opinión no cuenta mucho, o porque no estoy de humor.

Hoy he entrado al reader, he visitado algunos blogs, he leído otros y aún no he comentado en ninguno, he llegado a Mercado Calabajío y me he tirado un buen rato leyendo, comentando y dando mi opinión, también me he leído la opinión de Jose y Mª José a los cuales visito muy asiduamente porque me gustan, y hoy con lo que ellos han contado en el blog de Carlos creo que todos nos conocemos un poco más.

Probablemente de los ciento y pico blogs que tengo en el reader hoy visite 20 y deje comentario en dos o tres, sinceramente no me cuesta tanto verificar palabra.

Claro, que si funciono así, no tengo muchas visitas, si cojo los ciento y pico blogs del reader, visito ochenta y tantos, y comento en más de 40, aunque solo me extienda en los dos o tres que realmente me interesan, duplico las visitas en un mes.

Y ahí estamos, este el recurrente tema de mis idas y venidas y esta maravillosa relación amor odio que tengo con el blog, que me entretiene un egg, por cierto.

Ahora, si yo comento poco y los demás hacen lo mismo ¿recibiremos esos comentarios que tanto nos gustan? ¿habra quién crea que no recibe visitas, se desmoralice y abandone su blog? ¿qué empresa va a querer patrocinar y regalar ricos productos a blogs sin movimiento?

Hoy no tengo respuestas, y mañana igual cambio de idea, pero daría para escribir un libro sobre conducta, relaciones sociales y nuevos medios de comunicación.

Feliz Jueves ¡¡

NOTA: Por si alguien no se ha dado cuenta, llevo sin publicar una receta desde hace dos o tres semanas, pero mi indice de visitas está subiendo, aver si va a ser que tengo un plan.

NOTA 2: He quitado la moderación de comentarios y la verificación de palabra, además he puesto un blogroll, definitivamente tengo un plan.

miércoles, 19 de enero de 2011

Verificación de Palabra


Me han informado, con educación y sin obligarme a nada, que se está intentando que los blog no utilicen la verificación de palabra. Entiendo el movimiento y lo veo muy bien para aquellas personas que entran diariamente a internet, pero no es mi caso.

He tenido deshabilitada la función de verificación de palabra durante unas semanas, y me llegan anónimos en entradas antigüas con enlaces a sitios de juego o páginas pornográficas, generalmente en inglés.

Es verdad que el sistema de blogger los detecta y cataloga como spam, pero desde que llegan y se publican en mi blog hasta que yo los detecto y los borro, pueden pasar unas horas o varios días. Personalmente no quiero tener enlaces a este tipo de sitios y la única forma de evitarlos es la verificación de palabra.

Como ya he dicho, la persona que me lo ha comentado lo ha hecho muy amablemente y no tengo ninguna queja respecto al movimiento, pero no me sumo por los motivos expuestos. Quizá en aquellos blogs que tienen muchas visitas, y se actualizan muy frecuentemente, borrar tres o cuatro spam al día no es inconveniente, pero mi blog tiene muy poquitas visitas y desde que quite la verificación de palabras los comentarios que recibo son este tipo de anónimos y spam, que francamente no me gustan.

Una frase que tengo hoy en la cabeza: "Quién solo camina con buen tiempo no llegará a su detino".

Besos y feliz miércoles

NOTA ACLARATORIA DE LAS 13:00
A mi no me gusta recibir en el mail anónimos en inglés con comentarios o enlaces ajenos, cuando veo un mail de "comentario de blog" me gusta, cuando lo abro y resulta que es uno de estos anónimos o alguien haciendose publicidad, me molesta, a mi me hacen pocos comentarios y si no tengo verificación de palabra más del 50% son spam, y sinceramente, no me apetece abrir mi mail y encontrar spam procedente del blog porque no tengo verificación de palabra.

Los propietarios de blog con 20, 30 o 100 comentarios por entrada a lo mejor no entienden lo que digo, pero los propietarios de blogs que no reciben comentarios, o como mucho 4 o 5 por entrada, seguro que lo entienden.

P.D.: (Sara te veo, te estas riendo, no vale)

lunes, 10 de enero de 2011

Evento Photo Blog Culinario


Gracias a Bea me he enterado de la existencia de este concurso, y me ha gustado muchísimo, no por el concurso en si, en el cual no tengo ninguna posibilidad, sino por lo interesante de la fotografía culinaria, en fin, de la fotografía en si misma.

Es evidente que yo no tengo ni pajolera idea de hacer una buena foto, eso sí, sé poner toda mi maravillosa cámara reflex digital en modo automático y apretar el disparador despacito para darle tiempo a que haga sus cosas y tome una foto.

Es una afición que nunca he tenido, pero desde hace unos meses me pica la curiosidad, la verdad es que todo empezó por el husband ya que en algunas pruebas de motos necesita un fotografo y quién mejor que su querida mujer. Es muy "divertido", quedarse en medio de una carretera, escondido tras un arbusto, esperando que pase una moto a toda velocidad para hacerle una foto maravillosa, lo normal: bien enfocada, con sensación de movimiento ... muy fácil.

Para motivar un pelín más el asunto del aprendizaje fotográfico empece a interesarme por las fotos de cocina, como siempre compre unos libros, solo me he leído hasta el capítulo tres de uno de ellos (están muy bien ordenados en la estanteria, como los de la elaboración del pan)

Pero creo que si, que este es el año, y que gracias a la motivación de este concurso voy aprender hacer fotos, de motos, de bizcochos o de lo que se tercie.

¡¡ Viva el 2011 y la fotografía ¡¡

viernes, 7 de enero de 2011

Gran Coulant de Chocolate en Thermomix


El Coulant de Chocolate es uno de mis postres favoritos, realmente es fácil de hacer, sobre todo con la thermomix, y una vez preparada la masa el único secreto es dejarlo reposar un día y a la hora de hornearlo estar pendiente, dependiendo del horno viene a tardar entre 10 o 15 minutos, a veces algo más, pero es muy fácil cuando le coges el punto saber cuál es el momento exacto para sacarlo.

Un Coulant no es un bizcocho de chocolate, la gracia es que el centro este líquido, y se derrame el chocolate como en la foto. En principio para que esto suceda tenemos que llegar al centro en un par de cucharadas, por lo que se usan flaneritas individuales de metal.

En una ocasión rellenando las flaneras me di cuenta que me sobraba masa y me faltaban moldes, asi que improvise, utilice un molde de bizcocho pequeñín de un juego de miniaturas de repostería, y la verdad es que el resultado fue excelente.



Ahora lo hago aposta, cuando preparo el coulant lleno diez flaneras individuales y el molde de bizcocho pequeño, el tamaño es justo para compartir el postre dos personas y el tiempo de horno apenas se modifica, quizá un par de minutos más.

Coulant de Chocolate en Thermomix

Ingredientes:

- 8 Huevos
- 225gr. de Chocolate para Postres (una tableta menos una barrita)
- 150gr. de Mantequilla, más la cantidad necesaria para encamisar los moldes
- 150gr. de Azúcar Blanca
- 125gr. de Harina Blanca de Repostería, más lo necesaria para encamisar moldes
- 25gr. de Cacao Puro en Polvo para Repostería

Elaboración:

Sacamos los huevos y la mantequilla de la nevera para tenerlos a temperatura ambiente.

Ponemos el chocolate troceado en el vaso de la Thermomix y trituramos unos segundos a velocidad 4-5-6.

Añadimos la mantequilla a temperatura pomada a daditos, para que no se bloqueen las cuchillas. Programamos 3 minutos, 80ºC, veocidad 3, para que funda con el chocolate. Si es necesario al principio nos podemos ayudar con la espátula. Dejamos reposar la mezcla para que pierda el calor.

Añadimos el azúcar y los huevos y programamos 2 minutos, velocidad 4 (sin temperatura).

Añadimos la harina y el cacao en polvo tamizados y mezclamos bien 1 minuto a velocidad 3 y medio.

Vertemos en flaneras individuales y en nuestro mini molde de bizcocho que previamente tenemos bien encamisados.

Dejamos reposar en la nevera unas 12 horas.

Cuando lo vayamos a comer, precalentamos el horno a 225ºC, calor arriba y abajo. Metemos los vasitos y bajamos la temperatura a 180ºC.

Tenemos que ver como crece por los lados y como poco a poco el centro humedo de chocolate va adquiriendo un tono mate.

Los vasitos de Coulant se congelan estupendamente, el día que vayamos a utilizarlos se dejan la vispera en la nevera para que descongelen. Esta fue una de las primeras recetas que publique, aquí el enlace a la publicación original: Coulant de Chocolate de Michel Brass.

Una primera entrada dulce para el 2011, el lunes vuelta al trabajo, iba a decir "que horror" pero dada la situación doy gracias por tener trabajo.