sábado, 19 de noviembre de 2011

Lombarda con Manzana

Guisada en Olla Rápida


La lombarda es típica del otoño, tiene un color precioso, antigüamente se comía por Navidad y aunque ahora las costumbres van cambiando, podemos decir que sigue siendo una buena entrada. Por supuesto es mucho más simpática que el repollo. Aunque sean de la misma familia me gusta más la lombarda... me gusta el color.

Ingredientes:
- Medio kilo de lombarda
- Una Manzana
- Dos Ajos
- Un cuarto de vaso de Vino Tinto
- Un vaso de Agua
- Dos o tres cucharadas de Aceite de Oliva
- Sal

Elaboración:
La lombarda guisada queda mucho mejor si le añadimos una manzana y un poco de vino tinto, en ocasiones le pongo también un culín de vinagre, pero no siempre.

Lo primero que hacemos es quitar el tronco duro, ayudándonos de una puntilla, y cortar la lombarda a tiras finas sobre una tabla de madera. Luego la lavamos con abundante agua fría.

Pelamos los ajos y los laminamos, cortamos la cebolla en aros y pelamos la manzana, quitando el corazón.


Cuando ya lo tenemos todo preparado ponemos un fondo de aceite en una buena Olla Rápida, como la WMF Perfect Pro, echamos la cebolla y los ajos y rehogamos un par de minutos, añadimos la lombarda y damos unas vueltas. Incorporamos el vino y esperamos que evapore el alcohol, entonces añadimos la manzana cortada a daditos, la sal y el agua.


Cerramos la tapa en presión uno, ponemos la olla sobre la vitro con el fuego alto, una vez asoma la valvula, solo la primera rayita, bajamos el fuego al mínimo y contamos siete minutos.

En una olla normal la tendríamos que guisar unos 30 minutos y necesitamos añadir más agua. La olla rápida es muy práctica para guisar verduras duras, como el repollo o la lombarda, necesita mucho menos tiempo, menos agua y menos aceite, por lo que mantienen mejor el sabor y quedan más ligeras, además al estar cerrada a presión no escapa el olor mientras se cocina.


Pasados los siete minutos, apartamos la olla del fuego, dejamos salir el vapor, y abrimos con cuidado, la tapa siempre hacia el lado contrario de nosotros, para que el vapor no salga hacia nuestra cara. La lombarda una vez cocinada ha cambiado de color, ahora es más violeta. La olla rápida es estupenda para este tipo de verdura como el repollo, la lombarda, las coles de bruselas, quedan tiernas pero al dente.