martes, 6 de septiembre de 2011

Casarecce Pleamar

Con Alga Wakame

Me encanta esta receta, no cuento de dónde he sacado la inspiración porque me he inventado hasta el nombre, me pareció apropiado, pensando en mejillones y algas bañados por las mareas. La verdad es que ahora es mucho más fácil comprar cosas "especiales", hace unos años para comprar Casarecce había que dar mil vueltas, en cambio ahora resulta fácil encontrarlos, incluso en ocasiones los he visto de marca blanca en Alcampo.


Igual pasa con las algas, antes resultaba complicado encontrarlas pero últimamente son mucho más accesibles, las podemos comprar al natural, en conserva o deshidratadas. Las algas tienen un sabor a mar muy característico, a mi me gusta mezclarlas con legumbres, con arroz y con pasta. En esta ocasión he usado alga Wakame, su sabor es suave, y quizá recuerda a la textura de las espinacas, y ¿para qué comer algas? pues aparte que queda como muy moderno, es un importante aporte de minerales y vitaminas como la B12.


Ingredientes:

- 165 gr. de Casarecce
- 12 gr. de Alga Wakame Deshidratada (hidratada tendremos 120 gr.).
- 100 gr. De Mejillones al Natural (podemos usar una lata o congelados).
- Un brick pequeño de Nata ligera.
- Tres Anchoas.
- Dos Piparras, guindillas verdes picantes, las que vienen encurtidas.
- Dos Ajos.
- Un cuarto de Cebolla.
- Aceite de Oliva.

Lo primero es hidratar las algas, las dejamos en remojo en agua con una pizca de sal. Pasados diez minutos ya están listas para ser utilizadas. El agua de remojo de las algas la colamos y utilizamos para cocerlas, junto con la pasta. En los paquetes de Barilla indica la proporción de un litro de agua por 100 gr. de pasta. Vamos a cocer por un lado la pasta con las algas y por otro vamos a preparar la salsa.

 Para la Salsa Pleamar:


En una sartén con un fondo de aceite, deshacemos las tres anchoas que echamos bien picaditas. Una vez integradas en el aceite, echamos los ajos picados, cuando empieza a saltar añadimos la cebolla, dejamos pochar mientras picamos los mejillones y hacemos aritos las piparras, incorporamos mejillones y piparras a la sartén y rehogamos todo junto.


Incorporamos la nata, no echamos sal porque las anchoas aportan suficiente, lo que vamos a echar sobre la nata es un cazo del agua donde cuece la pasta con las algas, así rebajamos la salsa. Dejamos que cueza a fuego lento.


La pasta tarde en hacerse unos diez minutos, que más o menos viene a ser el tiempo de cocción de las algas. Escurrimos y mezclamos todo con la salsa.


No voy a decir que el aspecto es maravilloso, quizá podríamos triturar la salsa, pero entonces quedaría muy oscura y sin tropezones, a mi me gustan los tropezones y el aspecto rústico, asi que lo he dejado tal cual, el sabor es especial, un poco picante por las guindillas verdes y con un toque a mar.


NOTA: Aunque abramos una lata de anchoas expresamente para hacer la receta no echar más de tres porque ocultaremos el sabor de los otros ingredientes. Con las anchoas que nos han sobrado, lo mejor es no tirar el aceite de la conserva y guardarlo junto con las anchoas en un tarrito pequeño cubierto con film. Me explico, echamos el aceite de la conserva, metemos las anchoas, ponemos film por encima de forma que quede cubierto y no entre aire, y luego tapamos el botecito, por muy pequeño que sea el bote siempre va a quedar mucho espacio hasta la tapa, y el aire es lo que estropea los alimentos, por eso si ponemos film pegado al producto nos aguanta más tiempo, aunque no las tendría más de una semana.

Más recetas con Algas publicadas en el Blog:

Alubias Verdinas con Algas Nori
Arroz con Alga Espaghetti de Mar
Atún Rojo con Tallarines de Nori
Caldo Vegetal
Cocido Vegetariano
Lentejas Estofadas con Alga Kombu
Elaboración de Seitán con Thermomix
Potaje de Garbanzos

Y ya estamos en septiembre, el tiempo pasa volando ¡¡