viernes, 19 de agosto de 2011

Pisto en Conserva

Cocinado en Olla Rápida

Fui a ver a mis padres al pueblo y me viene con un montón de calabacines, por lo que decidi hacer pisto para conserva, generalmente si vas hacer una conserva tratas de elaborar la receta de la manera más tradicional, la calidad es importante, pero cuando vas a cocinar varios kilos también importa el tiempo. Me he ayudado del thermomix para preparar los ingredientes y la olla rápida para esterilizar los botes, cocinar el pisto, y hacer la conserva. Realmente puede hacerse todo el proceso sin thermomix ni olla rápida, pero nos facilitan bastante el trabajo.

He dividido la entrada en tres partes: la preparación y esterilizado de los botes, el pisto cocinado en la Olla Rápida y la conserva.

Esterilizado de Botes


Siempre que vayamos hacer conservas tenemos que tener especial cuidado en la limpieza, realmente estamos matando bacterias y asegurándonos de que no van a poder entrar en nuestros frascos una vez cerrados, por lo que la limpieza es fundamental en todos los utensilios que utilicemos.

Los frascos, botes de vidrio, podemos guardarlos de otros productos que vengan envasados en cristal, es decir tarros reciclados. Hay que tener cuidado sobre todo con las tapas, si nos fijamos tienen una especie de capita porosa que debe estar intacta, no podemos lavar la tapa del bote frotando con un estropajo porque la estropeamos, mejor lavarla suavemente y luego esterilizar.

Tampoco nos sirven las tapas que tengan muescas, por ejemplo si las hemos abierto con un cacharro para abrir botes. Si pensamos utilizar en el futuro los botes no podemos usar el artilugio que facilita la apertura porque realmente lo que hace es abombar la tapa para que entre aire y se rompa el vacío.


Si os fijais en la foto, esta tapa no vale. Esos dos puntitos que tiene en el borde son la marca de apertura, allí se apoyo el cacharro para abombar la tapa y que entrara aire, así facilita la apertura pero estropea la tapa. Si comprais botes expresamente para las conservas fijaos bien que no tengan abolladuras en las tapas, a veces no tienen cuidado al colocarlos y ya vienen con la tapa estropeada. Podéis comprar tapas sueltas, pero si se tratan con cuidado sirven para varias veces y no hace falta cambiarlas.

En cuanto a las etiquetas, no es indispensable quitarlas, pero queda mucho más bonito el tarro. Para quitar los restos de etiquetas, que generalmente llevan un montón de pega, lo mejor es dejar los tarros llenos de agua. Luego con un cutter vamos rascando por el lateral, podemos ayudarnos de agua caliente. Que nadie tenga la feliz idea de hervir el bote para despegar la etiqueta, la quitamos pero nos cargamos la olla, el pegamento con el calor se diluye en el agua pero luego por arte de magia aparece en el fondo de la olla donde hervimos el bote, como una mancha oscura, y ya puedes tirar de KH7 para limpiarlo.


Tenemos las tapas sin muescas, tenemos los botes limpios, ha llegado el momento del esterilizado. Ponemos un cuarto de litro de agua en el fondo de la olla, colocamos los botes boca abajo en el cestillo porta comidas calado, cerramos, presión 2 y contamos 20 minutos desde que asoma la segunda raya de presión. Pasado el tiempo sacamos el vapor y dejamos los botes sobre un paño bien limpio. Hacemos lo mismo con las tapas.

Pisto en Olla Rápida

Ingredientes:


1Kg. de Calabacín, es decir, dos calabacines grandes.

500 gr. de Pimientos Verdes, suelo usar dos pimientos por calabacín, en este caso serían cuatro pimientos pero como voy a cocinar más de un calabacín pongo uno de regalo, cinco pimientos que pesaban casi 600 gramos.

500 gr. de Cebollas, al igual que con los pimientos, cuento por calabacines, una cebolla por calabacín, serían dos, pero cuando hago cantidad siempre una de regalo, tres cebollas.

Media cabeza de Ajos, es decir, dos ajos por calabacín.

800 gr. de Tomate triturado, una lata grande.

200gr. de Aceite, más aceite en frío para el cierre.

Sal. Especias Opcionales: Oregano, tomillo y pimienta negra.

El pisto generalmente lo hago a ojo, no peso los ingredientes, la proporción que uso es por un calabacín grande, dos pimientos, una cebolla y dos ajos. En algunas recetas ponen el mismo peso de calabacín que de cebolla y pimiento, pero a mi me gusta que el protagonista del pisto sea el calabacín.

Preparamos los ingredientes, para cantidades pequeñas pico todo a mano, porque el thermomix rasga el pimiento, pero para cantidades mayores resulta cómodo. Vamos a picar primero la cebolla, en dos tandas, si cargamos mucho el vaso del thermomix nos quedaran trozos muy desiguales, lleno solo hasta la mitad, programo 6 segundos velocidad tres y medio, y ya tengo la cebolla picada.

En la Olla Rápida, utilizo la WMF Perfect Pro, echo el aceite en frío, sobre el aceite echo la cebolla picada. Pico en el thermomix el pimiento, al igual que la cebolla en dos tandas, seis segundos velocidad tres y medio. Detalle: "El pimiento se lava bajo el grifo, se abre a la mitad a lo largo, se sacan las simientes y los nervios blancos, se corta en trozos grandes y se echa al thermomix para picarlo en trozos pequeños" (no os imaginais hasta que punto la gente piensa que el thermomix lo hace todo...).

Ya tengo en la Olla el aceite, la cebolla y el pimiento. Lo mezclo con la espátula y cierro. Cocino dos minutos en presión 1, dejo salir el vapor y nos queda más o menos así, como veis en la foto la cebolla y el pimiento están pochados.


Mientras se hacía la cebolla con el pimiento, he picado el calabacín, no utilizo el thermomix porque no queda bien, los trozos serían demasiado irregulares y pequeños, por lo que lo hago a mano.


Mezclo el calabacín en la olla con el pimiento y la cebolla y vuelvo a cocinar, nuevamente en presión 1 dos minutos. Ahora nos quedará más o menos así,


Con la cebolla, el pimiento y el calabacín “rehogados” añado el tomate triturado y la sal, es el momento de añadir especias si nos gustan, pongo un poquito de orégano, tomillo y pimienta negra. Cierro nuevamente la olla, presión 1 y en esta ocasión lo tengo 3 minutos.


Una observación importante, en las olla rápidas tipo la WMF si nos pasamos con el tiempo puede ocurrir que el pisto se pege al fondo, si no lo movemos nada más abrir, lo notaremos por el color, podemos rescatar toda la primera capa y tirar el fondo pegado, me ha pasado en una ocasión, cuando empece hacer el pisto en la olla rápida lo deje seis minutos y tan feliz, es mejor poner poco tiempo y rectificar con un minuto más, que arriesgarnos a que se pege. La mejor solución es utilizar el portacomidas calado, si no queremos arriesgarnos, usamos el cestillo en el fondo, asi podremos cocinar sin casi aceite y sin que se pege nada abajo. Y muy importante la WMF se pone a cocinar con la temperatura del fuego alta, pero en cuanto sale la valvula ya tiene presión y tenemos que bajar el fuego al mínimo. Para las cocinas de inducción es fácil porque regulan muy bien la temperatura, pero en una vitrocerámica normalita, de las antigüas, podemos apagar el fuego cuando coge presión porque al mantener calor la placa nos va a mantener la presión dentro de la olla.

Conservas

Había pensado utilizar el método appert para hacer la conserva de los botes de pisto, y explicarlo en el blog, pero si no vamos a preparar mucha cantidad ni queremos conservarlo durante meses, no es necesario. Si embotamos en caliente, cerramos y ponemos los tarros boca abajo, ellos solos hacen vacío y la conserva aguanta sin problemas uno o dos meses, quizá más, pero mejor no arriesgarse.


Como se ve en la foto he llenado los botes con el pisto caliente, me pongo en la mano un guante de horno para sujetar el bote y no quemarme. Los lleno hasta el borde, dejando como un centimetro, echo un pelín de aceite en crudo, cierro la tapa fuerte y los pongo boca abajo, los dejo así hasta que enfrían.

El método appert consiste en, una vez embotado el producto en frío, se cierran los botes sin apretar fuerte las tapas, se introducen en la olla con paños para que no choquen, se cubren de agua templada hasta unos 5 centimentros por encima de la capa superior de los tarros, ya que las tapas deben estar siempre cubiertas de agua durante el proceso. Se hierven, el tiempo depende de la conserva que estemos haciendo. Con este sistema se hace el vacio dentro de los botes y aguantan meses sin problemas.

El otro sistema, el que he usado con este pisto, crea vacío, por lo que realmente también tenemos una conserva, pero no es tan seguro ni tan fiable como el método appert, es muy práctico por ejemplo para los potitos, para las mermeladas, para el pisto o para la salsa de tomate.


Si os fijais en la foto, el bote de pisto ya está frío, y mirando bien la tapa veréis que se hunde en el centro. Si lo comparamos con el otro bote, que utilizo para guardar la sal, no tiene la tapa hundida.

A todo esto también podemos hacer pisto y congelarlo, lo publique hace tiempo Pisto de Calabacín.

Creo que me ha quedado una entrada demasiado larga, en fin, es viernes, feliz finde.