martes, 9 de agosto de 2011

Alimentarse sin Animales

Hilo de pensamientos motivados por una Salamanquesa


El otro día, al salir del garaje, vi en la pared una salamanquesa chiquitita, nunca había visto una en Madrid y menos en mi edificio. Todos los días he estado pendiente de la pared, por si la volvía a ver, y esta mañana, en la puerta, estaba el cadaver de la pobre salamanquesa, tan chiquitina como la vi en la pared pero ya casi seca, no se si habrá muerto por insecticida o si alguien la habrá pisado, pero me ha dado pena.

Conduciendo he adelantado un camión de cerdos, pobres, toda la vida comiendo para servir de comida. Y enlazando un pensamiento con otro, he empezado a escribir la receta que publicaré mañana o pasado, vegetariana como los Macarrones y Piñones de hace unos días.

He visitado algunos blogs, Delokos cumple cinco años, publicando recetas vegetarianas y flexitarianas, le considero un ejemplo. Y Su me ha dedicado una entrada, y me ha hecho una ilusión enorme.

Y siguiendo con el hilo de pensamientos he llegado a la idea "dando se recibe", recordando la oración que leí el otro día en el boletín Lechugas y Tomates de Ana Moreno. Ahimsa. Ya estaba dentro de la espiral para volver a intentar alimentarme sin animales cuando casualmente visité el blog de Anita.

Muerta la salamanquesa y con pensamientos confusos, escribo.

Continuará...