miércoles, 16 de marzo de 2011

Desalar Bacalao


El bacalao está caro, realmente caro, hay quién dice que siempre ha sido caro, pero a mi me parece que este año está más caro aún, es verdad que es típico en estas fechas y pasa como en navidades con el marisco, pero ... está muy caro.

En fin, ya que nos gastamos media fortuna en unos lomos de bacalao, al menos desalarlos bien. En ningún caso los dejamos en cualquier cacharro lleno de agua sobre la encimera de la cocina, mejor usamos un tupper o un pyrex y fundamental, lo desalamos en la nevera.

Para unos lomos gordos los tenemos dos días, con bastante agua, y la cambiamos tres veces al menos. Generalmente yo empiezo por la noche, quito la sal por encima bajo el grifo de agua fría pero abierto muy poquito, para que no caiga el agua fuerte sobre el pescado, solo arrastre suavemente los pegotes gordos de sal. Cubro de agua, con mucha agua, y meto el tupper en la nevera.


La mañana siguiente tiro todo el agua, cuidado porque este agua salina ensucia mucho, si no aclaramos la pila después de volcar el agua saldrán unas manchas blanquecinas.

Rellenamos nuevamente de agua fría dando la vuelta a los lomos, y los metemos nuevamente a la nevera, por la noche hacemos el tercer cambio y al día siguiente por la mañana podemos probar un trocito pequeño para ver si está listo, y hacer un cuarto cambio, ya los tenemos listos para cocinar.

Una vez desalado podemos congelarlo, no le pasa nada. Lo importante es desalarlo en la nevera porque según pierde la sal es como si tuvieramos un pescado fresco, por eso si finalmente no lo vamos a usar, lo congelamos una vez desalado, también podemos congelar para tenerlo preparado y ahorrarnos las 48 horas, por ejemplo si vamos a preparar una cena y queremos ponernos con otros preparativos en los días antes.

Ahora voy a buscar una receta para hacerlos, a mi me gusta a la vizcaína...

NOTAS SOBRE DESALADO DE BACALAO
- Dejar el bacalao en un pyrex bajo chorro de agua fría durante un buen rato (que el agua no le de directamente al bacalao)

- Dejar el bacalao en el agua limpia en la nevera y cambiar el agua cada 8 horas, en total hacer 3/4 cambios, más o menos 48 horas (dependiendo de la calidad y el grosor del bacalao)

- Probar un trocito, un bacalao que ha estado 7 meses en sal no está crudo.