lunes, 24 de enero de 2011

Arroz al Horno con Acelgas y Bacalao


Una innovación en el clásico arroz al horno, diferente pero riquísimo, por los ingredientes estuve pensando llamarlo Arroz de Cuaresma, pero finalmente se ha quedado en "Arroz al Horno con Acelgas y Bacalao". Las cantidades son para una cazuela de barro de 24cm., comen dos o tres personas plato único.

Ingredientes:
Una taza de Arroz
250gr. de Migas de Bacalao, desalado 24 horas
Una Patata grande o dos pequeñas
Tres Ajos
100gr. de Tomate tamizado


300gr. de Hojas de Acelga (sin las pencas)
Carne de una ñora


Unas hebras de Azafrán
Media cucharadita de Cúrcuma
Una pizca de Sal


Elaboración:

La elaboración se inicia 24 horas antes desalando las migas de bacalao. Las pasamos bajo el chorro de agua fría y las dejamos en remojo, cambiamos el agua a las doce horas. El desalado lo hacemos en la nevera, ya que el bacalao cuando pierde la sal pasa a ser como un pescado fresco.

Unas horas antes de empezar con el arroz, dejamos la ñora en remojo de forma que luego podamos sacar la carne con facilidad. Pasamos una puntilla por el borde del rabito de la ñora y lo quitamos, por ese pequeño agujero retiramos todas las pepitas sacudiendo la ñora. La dejamos en agua templada.


Para sacar la carne de la ñora, una vez la tenemos blanda del remojo, rascamos con el filo de la puntilla de manera que nos quede por una parte la piel y por otra la carne. Las pieles de la ñora las ponemos con dos tazas de agua a calentar, no dará mucho sabor pero no necesitamos caldo en la elaboración de este plato, simplemente que el líquido que incorporemos esté caliente.




Encendemos el horno, calor arriba y abajo, a 180º para que se vaya calentando.

Pelamos la patata o las patatas, y las cortamos en lonchas no muy gruesas, necesitamos cantidad suficiente de patata para cubrir toda las base de la cazuela de barro.


En una sarten con un fondo de aceite vamos pasando las rodajas de patata, solo marcar, no hay que freirlas, y las disponemos en el fondo de la fuente de barro.

En el mismo aceite donde hemos marcado las patatas, echamos los ajos picados, cuando empiezan a saltar incorporamos las hojas de acelga también picadas, rehogamos un poco e incoporamos la carne de la ñora, el tomate tamizado y el arroz. Rehogamos un par de minutos con el arroz y lo pasamos todo a la fuente de barro.




Mientras en el mortero abremos machacado las hebras de azafrán con una pizca de sal. Pasamos el agua que tenemos templada con las pieles de la ñora a la sarten donde hemos rehogado el arroz (retirando la piel de ñora), echamos el azafrán y la sal y media cucharadita de curcuma.


Ponemos las migas de bacalao sobre el arroz y las acelgas y completamos con el caldo de la sartén, no hay que echar doble de caldo que de arroz, en primer lugar porque no cabe, y en segundo las acelgas no están realmente cocidas solo rehogadas y soltarán agua, si echamos doble de caldo y contamos que el barro mantiene el calor, nos encontramos con un arroz que quedará pasado.

Es una receta muy sencilla pero según la voy escribiendo parece líoso, creo que he perdido la capacidad de resumen, basicamente tenemos que tener en cuenta tres pasos:

- El horno encendido a 180º y una fuente de barro con una base de patata.

- Un rehogado de los ingredientes sin el bacalao, es decir, rehogamos ajos, hojas de acelga, el tomate y la carne de la ñora con el arroz, lo disponemos todo en la cazuela de barro sobre las patatas, y colocamos el bacalao desmigado sobre ello.

- Rellenamos la fuente de barro con caldo templado, el caldo es simplemente agua con azafrán, una pizca de sal y media cucharadita de curcuma. Para recoger todos los sabores el agua la hemos templado con las pieles de la ñora, y la hemos pasado por la sarten donde rehogamos los demás ingredientes.

En el horno debemos esperar a que el arroz este seco, lo que aproximadamente tardará unos 20/25 minutos.



Bueno, pues estamos genial, el arroz riquísimo, me tengo que comprar una cazuela nueva.