jueves, 25 de noviembre de 2010

Filetes de Pollo Rellenos de Navidad


Aprovechando que hoy tengo el día libre, y que es Acción de Gracias, he hecho una prueba para Navidad. Este año he pensado en poner algo sencillo, mis probatinas rondan las Verdinas con Gambas de primero y de segundo Pollo Relleno. Me centro en el asunto del pollo, y dejo las verdinas para otra ocasión.

El año pasado saque una receta de una revista que quedo muy bien, los Picantones de Navidad, aunque finalmente no los hice porque me parecía muy engorroso a la hora de comerlos, con tanto huesecito, además no estaba segura de cómo les sentaría el recalentado. Y es que las cenas suelo tenerlas hechas, que me gusta tomarme un vino y no es plan de enredar en la cocina.

Total que como tenía dos filetes de pechuga de pollo de corral, se me ha ocurrido probar a rellenarlos con la farsa de los picantones (manzana, pasas y piñones), darles una vuelta en la sarten y cocerlos con unas patatas. La salsa para la cocción la he hecho con el majado de especias (canela, jengibre, clavo y un ajo), como en la receta de picantones, acompañado de vino de jerez, un vasito de agua y el aceite donde doramos los filetes rellenos. Estuve barajando la posibilidad de hacerlos al horno pero creo que quedarían secos.

Como tenía solo dos filetes para rellenar, me he pasado con la cantidad de farsa, asi que he aprovechado y lo he incluido en la cazuela para la cocción. Un detalle sobre las patatas, que tendrán que ir torneadas si finalmente uso esta receta para la cena. En cuanto al resultado y la idea de rellenar filetes de pechuga, no esta mal, si le pillo el punto al asunto del bridado, que no era capaz, todo pura tonteria, que hace tiempo que no brido nada y no me acordaba de como pasar el hilo.

En definitiva, que ya he probado la salsa y las patatas han quedado estupendas, yo creo que puestos a prepararlos definitivamente quizá tendría que rellenar algo más grande, tipo pechuga de pavo, ya veremos.

En fin, por ahora aquí se quedan las fotos de las primeras pruebas, me he salido a la terraza a ver si pillaba la "luz buena" ... jeje ... creo que no la he pillado.


Estoy feliz como una perdiz.

NOTA posterior a la publicación: Tras comernos los filetes rellenos prometo fotos del proceso de rellenado y receta con todos sus detalles porque estaban de morir y está es seguro mi apuesta para el segundo de la cena.
¡¡¡ vivan los viernes ¡¡¡¡

lunes, 22 de noviembre de 2010

Explicación*

*Explicación: Satisfacción que se da a una persona o colectividad declarando que las palabras o actos que puede tomar a ofensa carecieron de intención de agravio.

Por razones diversas a veces me agobia el trabajo del blog, porque tener un blog y actualizarlo habitualmente es un trabajo, aunque es gratificante, porque luego mola entrar a internet a buscar una receta y que aparezca tu blog.

El otro día iba hacer marmitako, y como lo hago muy de vez en cuando, lo puse en google para ver recetas, y allí estaba mi blog el tercero. Toda orgullosa se lo dije al husband, que me explico que saliera de mi cuenta, borrara el historial e hiciera la misma consulta desde otra IP, lo hice, y mi blog estaba el tercero, pero no de la lista, sino de páginas, en la tercera página de resultados. ¿Me pelotea google para que siga publicando?.

Otra es la publicidad, la puse y estuvo visible tres meses, cuando me canse y la quite recibí una carta de Adsense para que les diera una clave y pagarme ¿pero no era que no generaba nada y no tenía ingresos?.

Y luego está la envidia, no puedo evitar envidiar los blogs populares, los que reciben premios, los que prueban productos, los que tienen trillones de visitas y comentarios. Esto es un defecto, evidentemente, pero es verdad, me da cierta envidia y soy incapaz de imitarles, porque si me mandan algo que probar me agobia que quede mal y me invade la sensación de estar obligado a publicar.

Todas estas cosas, a lo que se suman las relaciones personales con otros blogers, las visitas, los comentarios, el sentir que mis recetas ya están muy vistas que no tengo cosas originales que contar y que lo que sé hacer ya lo tengo publicado, me llevan a veces a cerrar el blog.

Pero luego me da pena, porque veo las fotos antigüas y el indice de recetas y cómo voy a dejarlo, si en el fondo me gusta, si busco en mis propias recetas cuando no sé que cocinar, además hice unas fabes que quedaron de muerte y me moría de vanidad por contarlo.

Total, que el blog continúa como buenamente pueda, con fotos y todo eso, pero me tomo un descanso para tener cosas nuevas que publicar.

Resumen, que lo siento si alguien se siente ofendido por los cierres (que ya se que ya van dos o tres).


Una foto de un estropicio, me paso por sujetar la cámara con una mano y con la otra tratar de centrar el tupper para la foto, ni más ni menos que salsa vizcaína, un desastre, sin duda.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Fabes Canela con Arroz

Ingredientes:
160gr. de Alubias o Fabes Canela
Una patata
Un puñadito de arroz (un cuarto de taza)
8 Tomatitos Cherry
3 Ajos (4 si son pequeños)
3 Hojas de Laurel
Un trozo de apio
Un casco de cebolla
Una cucharadita de romero o una ramita de romero fresca
Una cucharadita de tomillo
Unos cominos
Dos clavos de especia
Unas bola de pimienta negra
Una cucharada de vinagre de modena
Sal y una cucharada de aceite de oliva virgen

Elaboración:
Ponemos las fabes a remojo al menos 12 horas.

Una vez remojadas, las escurrimos y lavamos bien, las echamos en una olla con la patata entera, los tomatitos, el apio, el laurel, los ajos, el casco de cebolla y las especias (no echamos sal, ni aceite y tampoco el arroz)

Ponemos a hervir y cuando rompa bajamos el fuego a medio, espumamos y dejamos que hierva unos 45 minutos.

Pasado este tiempo miramos como va de caldo, si ha evaporado mucho echamos una taza de agua, ahora nos quedan otros cuarenta minutos, más o menos, pero esta vez tenemos que estar más pendientes.

Cuando las fabes están tiernas pero aún les queda algo menos de media hora, complicado momento pero es más fácil de lo que parece, sacas una fabe la muerdes y si está comestible pero algo entera, ese es el momento.

Entonces retiramos el casco de cebolla, el apio y el laurel, esto lo tiramos.

Retiramos también la patata y los ajos, sacamos los cherrys que probablemente nos quede solo la piel. Pelamos la patata, la troceamos y echamos de nuevo a la cazuela. Los ajos los sacamos de su piel y los incorporamos nuevamente a las fabes. Los tomatitos si tienen algo de carne, también a la cazuela, las pieles fuera.

Ahora miramos como vamos de caldo, el fuego lo tenemos algo más fuerte, echamos sal y un chorrito de aceite de oliva en crudo, echamos el puñadito de arroz y contamos unos doce minutos, cuando está tierno el arroz, una cucharada de vinagre de módena y apagamos el fuego.

La receta está inspirada en una receta de alubias caseras al estilo más sorprendente de Jamie Oliver, con variaciones e incorporando arroz.

... mmmhh ... es que si el blog estuviera abierto estaría preocupada por las fotos y por mil chorradas más, como el blog está oficialmente cerrado no me preocupa.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Fin, despedida y agradecimiento

Este blog concluye hoy su andadura, con esta entrada me gustaría despedirme de todos aquellos que durante estos años me han leído, lo he pasado bien, me he entretenido y no puedo dejar de agradecer los buenos ratos que me ha dado el blog.

Hoy termino esta etapa y espero siempre recordarla con la ilusión y el cariño que comenzo, dar las gracias a los visitantes y "comentaristas", a los que estaban en 2007,a los nuevos y a los que han llegado hasta casi 2011, conocidos y anónimos.

Cocinar es una afición preciosa, un hobby que une a muchos, y ahora que termina mi etapa blog, espero empezar un nuevo ciclo, aprender nuevas cosas, mejorar y quién sabe si más adelante volver a compartir, el blog definitivamente queda cerrado.

Besos y felicidad.

martes, 2 de noviembre de 2010

Macarrones con aroma Mediterráneo en salsa de Tomate

Ingredientes:

- Macarrones, Penne Rigatte n.73 de Barrilla
(para dos como plato único eche 190gr. de un paquete de 500 + 75gr.)

Para la Salsa:

- Una lata de Tomate natural pelado y troceado
- Una lata de Mejillones al natural
- Una lata de Anchoas en aceite de girasol
- Un cuarto de Cebolla
- Un Puerro, solo la parte blanca
- Una barrita de Apio verde
- Dos o tres Ajos, según tamaño
- Unas cuantas Aceitunas negras sin hueso (seis u ocho)
- Una cucharadita de Alcaparras
- Media cuacharadita de Oregano seco
- Media cucharadita de Tomillo seco
- Una Cayena
- El zumo de medio Limón
- Aceite de Oliva virgen de primera persión en frío, unas dos cucharadas

Elaboración:

Primero ponemos en una cazuela abudante agua a hervir.

Mientras, vamos a poner en frío en una sarten el aceite, los ajos cortados a laminitas, el oregano, el tomillo y la cayena. Encendemos el fuego.

Cuando el ajo empieza a saltar, incorporamos la cebolla, el apio y el puerro todo bien picado, damos unas vueltas y dejamos que rehoge.

Ponemos un colador pequeño sobre un vaso y exprimimos el medio limón, abrimos la lata de mejillones y colamos el líquido sobre el limón exprimido. Lo colamos para que no nos caigan pipos del limón o arenilla de los mejillones.

Incorporamos el tomate troceado en el rehogado de verduras y tapamos ligeramente, con una tapa de agujeritos, para que no salpique el tomate pero que no quede cerrado.

El agua ya estará hirviendo fuerte, echamos un poquito de sal gruesa, más o menos una cucharadita y media, e incorporamos los macarrones, nada de aceite, damos unas vueltas y dejamos hervir el tiempo que pone el paquete, 11 minutos.

Picamos las anchoas, desechando el aceite de la lata, y las incorporamos al tomate junto con las alcaparras. Las anchoas van a desaparecer en la salsa, no hay que echar sal.

Cuando las anchoas y las alcaparras se han integrado con el tomate añadimos el líquido reservado, zumo del medio y limón y el caldo de la lata de mejillones. Destapamos para que evapore un poco.

Cuando la salsa ha evaporado líquido y ya está el tomate con aspecto de hecho, un aspecto mucho más crudo que el de un tomate frito, incorporamos las aceitunas cortadas a rodajitas y los mejillones.

Cogemos un cucharón del agua donde hierve la pasta, lo echamos sobre la salsa y removemos con cuidado de no romper los mejillones.

Escurrimos la pasta en un colador grande.

Pasamos el "aroma Mediterráneo en salsa de Tomate" de la sarten a la cazuela donde hervimos la pasta, y ahora en la cazuela espaciosa, echamos la pasta escurrida sobre la salsa, apagamos el fuego y damos unas vueltas para que se integre todo bien. Lo podríamos mezclar en la sarten donde hicimos la salsa, pero es más dificil moverlo sin que se caiga pasta o tomate.

Comentarios:
Esta receta está en proceso de repetición, realmente yo iba hacer una Pasta Marinera pero al sacar las latas me di cuenta que no tenía berberechos e improvise sobre la marcha.

Me viene muy bien que haya quedado tan rica de sabor, porque los berberechos al natural están por las nubes. Las anchoas uso en aceite de girasol porque se deshacen en la salsa y es una pena usar anchoas de las buenísimas.

Respecto a la pasta, al final compre tallarines Gallo y macarrones "Penne Rigate" de Barrilla, el número 73 es un macarrón más largo y rallado, tamaño medio, ni fino ni gordo, estaba en oferta la caja de 500 con 75 gramos más de regalo. La ecológica no la cojí porque me pareció carísima, casi tres euros la marca Valmasera y 1,50 Ecolecera. Muy buena la pasta Barrilla, la coci sin aceite y perfecta, la escurri sin refrescar en agua fría y estupenda, y la verdad, a 1,25 está muy bien, los tallarines, ya puestos a decir precios, me costaron 0,53, Gallo etiqueta roja, compré en Alcampo.

Y si, esta receta necesita repetirse para asentarse y ver que todo queda bien y no ha sido una suerte de improvisación, también porque hacen falta fotos, tanto de esta como de la Pasta Marinera que me he dado cuenta que la publique sin fotos.

Por cierto, mi nuevo avatar