martes, 2 de noviembre de 2010

Macarrones con aroma Mediterráneo en salsa de Tomate

Ingredientes:

- Macarrones, Penne Rigatte n.73 de Barrilla
(para dos como plato único eche 190gr. de un paquete de 500 + 75gr.)

Para la Salsa:

- Una lata de Tomate natural pelado y troceado
- Una lata de Mejillones al natural
- Una lata de Anchoas en aceite de girasol
- Un cuarto de Cebolla
- Un Puerro, solo la parte blanca
- Una barrita de Apio verde
- Dos o tres Ajos, según tamaño
- Unas cuantas Aceitunas negras sin hueso (seis u ocho)
- Una cucharadita de Alcaparras
- Media cuacharadita de Oregano seco
- Media cucharadita de Tomillo seco
- Una Cayena
- El zumo de medio Limón
- Aceite de Oliva virgen de primera persión en frío, unas dos cucharadas

Elaboración:

Primero ponemos en una cazuela abudante agua a hervir.

Mientras, vamos a poner en frío en una sarten el aceite, los ajos cortados a laminitas, el oregano, el tomillo y la cayena. Encendemos el fuego.

Cuando el ajo empieza a saltar, incorporamos la cebolla, el apio y el puerro todo bien picado, damos unas vueltas y dejamos que rehoge.

Ponemos un colador pequeño sobre un vaso y exprimimos el medio limón, abrimos la lata de mejillones y colamos el líquido sobre el limón exprimido. Lo colamos para que no nos caigan pipos del limón o arenilla de los mejillones.

Incorporamos el tomate troceado en el rehogado de verduras y tapamos ligeramente, con una tapa de agujeritos, para que no salpique el tomate pero que no quede cerrado.

El agua ya estará hirviendo fuerte, echamos un poquito de sal gruesa, más o menos una cucharadita y media, e incorporamos los macarrones, nada de aceite, damos unas vueltas y dejamos hervir el tiempo que pone el paquete, 11 minutos.

Picamos las anchoas, desechando el aceite de la lata, y las incorporamos al tomate junto con las alcaparras. Las anchoas van a desaparecer en la salsa, no hay que echar sal.

Cuando las anchoas y las alcaparras se han integrado con el tomate añadimos el líquido reservado, zumo del medio y limón y el caldo de la lata de mejillones. Destapamos para que evapore un poco.

Cuando la salsa ha evaporado líquido y ya está el tomate con aspecto de hecho, un aspecto mucho más crudo que el de un tomate frito, incorporamos las aceitunas cortadas a rodajitas y los mejillones.

Cogemos un cucharón del agua donde hierve la pasta, lo echamos sobre la salsa y removemos con cuidado de no romper los mejillones.

Escurrimos la pasta en un colador grande.

Pasamos el "aroma Mediterráneo en salsa de Tomate" de la sarten a la cazuela donde hervimos la pasta, y ahora en la cazuela espaciosa, echamos la pasta escurrida sobre la salsa, apagamos el fuego y damos unas vueltas para que se integre todo bien. Lo podríamos mezclar en la sarten donde hicimos la salsa, pero es más dificil moverlo sin que se caiga pasta o tomate.

Comentarios:
Esta receta está en proceso de repetición, realmente yo iba hacer una Pasta Marinera pero al sacar las latas me di cuenta que no tenía berberechos e improvise sobre la marcha.

Me viene muy bien que haya quedado tan rica de sabor, porque los berberechos al natural están por las nubes. Las anchoas uso en aceite de girasol porque se deshacen en la salsa y es una pena usar anchoas de las buenísimas.

Respecto a la pasta, al final compre tallarines Gallo y macarrones "Penne Rigate" de Barrilla, el número 73 es un macarrón más largo y rallado, tamaño medio, ni fino ni gordo, estaba en oferta la caja de 500 con 75 gramos más de regalo. La ecológica no la cojí porque me pareció carísima, casi tres euros la marca Valmasera y 1,50 Ecolecera. Muy buena la pasta Barrilla, la coci sin aceite y perfecta, la escurri sin refrescar en agua fría y estupenda, y la verdad, a 1,25 está muy bien, los tallarines, ya puestos a decir precios, me costaron 0,53, Gallo etiqueta roja, compré en Alcampo.

Y si, esta receta necesita repetirse para asentarse y ver que todo queda bien y no ha sido una suerte de improvisación, también porque hacen falta fotos, tanto de esta como de la Pasta Marinera que me he dado cuenta que la publique sin fotos.

Por cierto, mi nuevo avatar