miércoles, 18 de agosto de 2010

No es buena idea limpiar el horno en agosto

Con esto de la exaltación blogeril, ayer no se me ocurrió otra idea más feliz que ponerme a limpiar el horno a las 15:30.

Y es que unas cosas llevan a otras, mi hueco de la cocina donde debería ir el lavavajillas desapareció con la llegada de la nevera pequeña, quizá fue una mala idea cogerla pero entonces estaba fallando la grande, y una vez tienes dos neveras están las dos llenas. Con la nevera pequeña en el hueco del lavavajillas tuve que sacar el carro "guardacosas" y distribuir todo lo que había en él por los armarios, lo que provoco que en el horno se quedaran los pyrex grandes y las sartenes.

Si uno quiere hacer pan no es útil tener el horno con cosas, de hecho si alguien quiere usar el horno no puede usarlo también como armario. Para sacar las cosas del horno estoy pensado comprar un mueble de terraza pero entonces no cabe bien el tendedero, así que en un intento de adaptación al espacio, he subido el carro guardacosas del trastero, lo he dejado en la terraza en el supuesto hueco para el futuro mueble y he dejado en él las sartenes y los pirex, bueno, a decir verdad, en el carro he dejado los pyrex y en una nevera grande de estas de camping he metido las sartenes, no han pasado 24 horas y ya se que la solución es mala.

Como además me he comprado un Silpat nuevo en Alambique, y no quiero estrenarlo y que la bandeja del horno tenga restos de algo y me lo manche, ayer a las 15:30 llene de espuma limpia hornos la bandeja y las paredes, me puse los guantes de fregar, cogí el estropajo y a frotar. Casi me da un pasmo, y para colmo el horno no ha quedado todo lo limpio que esperaba, necesita calor.

En fin, que yo no se si al final tendremos pan, pero que estoy de lo más entretenida este verano no hay duda.

Feliz miércoles,