miércoles, 26 de mayo de 2010

No me gusta el Brecol

Lo he intentado, lo he comido en crema, gratinado con ingentes cantidades de bechamel, rehogado con pasas y piñones, y finalmente debo reconocer que NO me gusta.

La verdad es que es una verdura monísima, con ese aspecto de flor verde, sanísima e ideal, además no debe engordar nada, pero definitivamente: no me gusta.

Creo que voy a tener que empezar a reconocer que, pese al buen aspecto y maravillosas cualidades de algunas cosas … mmmmhhh … no me gustan.

Ya tenemos en la lista al brécol y al tofu, y lamentablemente, muy a pesar, tampoco me gusta la comida japonesa … ohhhhh my god ¡¡¡ cómo voy a ser una snob de pro con estos gustos ¡¡¡¡