jueves, 14 de enero de 2010

Estoy madurando, como las frutas.

Antes de vacaciones me traje una manzana al trabajo, era ecológica, no me la comí y se quedo encima de la mesa, después de un par de semanas estaba algo fea por fuera, pero la pele, me la comi, y estaba riquísima.

Osea que mi manzana había madurado estupendamente.

Yo creo que yo estoy siguiendo el mismo proceso, porque hace unos años me hubiera dado por la macrobiótica y me hubiera pasado meses leyendo, cambiando la dieta, convenciendo a la familia que era lo mejor del mundo. Ahora me ha durado 24 horas.

Quiza sea que con la edad eres menos pasional, o quizá sea que te conoces mejor, y ya sabes que son cosas que pasan, pero que en el fondo eres como eres y a estas alturas no vas a cambiar mucho.

Pues eso, que hoy es un estupendísimo y maravilloso jueves.

¡¡¡¡ Buenos días ¡¡¡¡