miércoles, 28 de octubre de 2009

Pasta con setas al Pedro Ximénez 2009



Me regalaron una botella de Pedro Ximenez y la verdad es que muy famoso pero no sabía para que utilizarla. Hasta que haciendo pasta se me ocurrió echar un chorretón en la salsa y quedo de lujo, desde entonces hago esta receta, y ayer le hice unas fotos para guardarla en el blog.

Ingredientes:

- Una bolsa de setas congeladas. La mezcla de setas congeladas la venden en La Sirena, en Mercadona y en DIA
- Cuatro o cinco dientes de ajo
- Dos cayenas
- Unas ramitas de perjil fresco
- Chorretón de vino Pedro Ximénez
- Pasta larga
- Aceite de Oliva
- Sal y Pimienta
- Queso parmesano rallado (opcional)

Elaboración:

Ponemos el agua a hervir para cocer la pasta y una sarten amplia donde haremos las setas.

En la sartén echamos un fondo de aceite de oliva y los ajos, pelados y en laminitas, con las dos cayenas. Cuando el ajo empieza a saltar echamos las setas directamente congeladas de la bolsa, y removemos para que todas pierdan el color de congelado, entonces las dejamos a fuego fuerte porque empezarán a soltar agua.


Como se ve en la foto sueltan cantidad de agua pero se evapora en lo que se hace la pasta y quedan bien, no hay que descongelarlas porque entonces quedan fatal.

Mientras van haciendose las setas tendremos el agua hirviendo. Si usamos pasta buena solo echamos sal al agua, pero si usamos marcas normalitas, como es mi caso, pongo un poco de aceite de girasol en el agua para que no se pege. Hubo un tiempo que echaba chorrín de aceite de oliva, pero también hubo un tiempo que no echaba aceite. Las cosas como son, estoy en versión ahorro.



En fin, las setas que ya han soltado el agua, echamos el perejil picadito y sal pimentamos, y cuando el agua casi se ha evaporado totalmente echamos el chorretón de Pedro Ximénez, dejamos que evapore el alcohol y apagamos el fuego.

Como se ve en esta foto, primero las setas soltaron el agua, luego las volvimos a regar con el vino, tomo ese tono oscuro del Pedro Ximénez y evaporó el alcohol.



Escurrimos la pasta, y la incorporamos en la sarten con las setas, le damos unas vueltas para que coja sabor (con el fuego apagado) y a comer.

Ta riquísimo.