miércoles, 9 de enero de 2008

Perejil



Antigüamente el perejil se regalaba en la fruteria al realizar la compra, hoy dificilmente regalan nada, pero si además compramos en supermercados e hipermercados nos encontramos pagando un euro por cuatro hojitas de perejil, o usando perejil seco que como especia aporta muy poco a nuestros platos.

Podemos aprovechar el día que acudimos a un mercado tradicional, o cuando lo encontramos fresco, para comprar un buen manojo. Nada más llegar lo mejor es ponerlo en agua tipo florero cortando las puntas de los tallos, luego cuando tengamos un momento, lo preparamos.

Para empezar separamos las hojas de los tallos, podemos aprovechar los tallos bien lavados para cocer unas alubias.



Las hojas las lavamos bien y secamos con la centrifugadora de ensalada. Una vez bien centrifugada o bien seca, picamos las hojas.



Forramos una cubitera de film y vamos rellenando.



Ahora tenemos el perejil listo para congelar. La idea la he sacado de los cubitos que venden en La Sirena, realmente estos cubitos no son "hojas" de perejil, de albahaca .. llevan un 75% de planta (y con esto quiere decir tanto hojas como tallos) y otro 25% de cosas diversas que hacen que aquello tenga apariencia de cubito y sabor a "hierba"





Cuando vamos a usar nuestro perejil sorprende que aún habiendo sido congelado los trocitos de hojita se deshacen del cubito con muchísima facilidad.

Por 0´40€ tenemos perejil cuasi fresco para un mes ... o más