miércoles, 28 de noviembre de 2007

Pimientos Asados



Asar pimientos es muy fácil, solo tenemos que elegir uno pimientos que pesen, porque si pesan es que tienen mucha carne, si son muy grandes pero pesan poco, malo.
Necesitamos: Pimientos, aceite, sal y ajos. Y un horno, claro.



Podemos asarlo con el rabito o sin él, yo normalmente se lo quito, hago un corte todo el contorno, tiro y saco las pepitas, luego le doy unos golpes contra la tabla para que no quede nada dentro.

Los metemos en el horno a 200º, hasta que veamos que están hechos. Dejamos enfriar un poco para no quedarnos sin dedos y los pelamos, hacemos tiritas y los vamos metiendo en botes con el líquido que soltaron, un poco de aceite, un poquito de sal y unos ajos en laminitas.