martes, 22 de abril de 2014

Ensalada de Pasta

Con Atún y Anchoas

Parece mentira que las recetas más sencillas son las más ricas. Hace unos días que mi husband me decía que porque no hacía ensalada de pasta, pero la verdad, no sabía que echarle. A la pasta se le puede echar de todo, pero ¿qué exactamente?. Asi que he decidido que cuando una mezcla me quede buena, o al menos me quede a mi gusto, la guardo en el blog, y esta es que me ha quedado muy rica.


Lo mejor de esta ensalada es que fresco solo lleva la cebolla, y tampoco es imprescindible, con un huevo duro y unas latas nos queda una ensalada de muerte.

Ingredientes:

- 165 gr. de Pasta para Ensalada (espirales de colores o similar, por favor, una ensalada de pasta con macarrones no tiene ninguna gracia)
- Una lata de Anchoas
- Una lata de Atún al Natural
- Una lata de Pimiento Morrón
- Un Huevo duro
- Una cucharada de Alcaparras
- Un cuarto de Cebolla (opcional)

Para la Vinagreta:

- Una pizca de Sal
- Una vuelta de molinillo de Pimienta Negra
- Media cucharadita de Mostaza de Dijon
- Una cucharada de Vinagre de Manzana (al gusto)
- Dos o tres cucharadas de Aceite de Oliva

Elaboración:

En primer lugar cocemos el huevo. Ponemos agua a hervir y cuando borbotea echamos sal, como media cucharada. Esperamos que vuelvan a salir burbujas, echamos los huevos y con una cuchara de madera damos unas vueltas (para centrar la yema). Aunque solo voy a usar uno para la ensalada, suelo aprovechar y cuezo dos o tres.

En lo que se cuece el huevo, preparamos la vinagreta. En el bol donde vamos hacer la ensalada echamos la sal y la pimienta, el vinagre y la media cucharadita de mostaza, removemos bien hasta que la sal y la mostaza se hayan disuelto. Entonces echamos el aceite y comprobamos el sabor, rectificamos de sal si es necesario.

Añadimos las alcaparras, el cuarto de cebolla en brunoisse y las latas. Las anchoas, como los pimientos, los cortamos para que queden más manejables.

Ponemos una olla a hervir con agua abundante. Cocemos la pasta únicamente añadiendo algo de sal al agua. Cuando está al dente escurrimos.

Mientras se cocía la pasta, hemos pelado e incorporado el huevo al bol donde estamos haciendo la ensalada, lo removemos todo bien y evitamos la tentación de comérnoslo tal cual.

Añadimos la pasta al bol de la ensalada, removemos con una cucharda para qu etodo se integre, cubrimos con film y la dejamos reposar un ratito. A mi me parece que queda estupenda, las cantidades son para dos.



jueves, 10 de abril de 2014

Judías Carillas con Setas

Alubias guisadas con setas frescas y secas


Ingredientes
165gr. Alubias / Fabes
10gr. de Setas Secas
Una bandeja de Setas de Cardo
Una Patata
Una Zanahoria
Media Cebolla
Cuatro Ajos
Dos cucharadas de Tomate triturado
Un cuarto de vasito de Vino Blanco
Una cucharadita de Perejil Seco (una ramita fresco si tenemos)
Una cucharadita de Pimentón Dulce
Unas hebras de Azafrán
Una Cayena (opcional)
Aceite de Oliva Virgen
Sal

Elaboración

Lavamos bien las alubias y las ponemos en remojo, en agua fría, la víspera o doce horas antes de cocinarlas.

Media hora antes de empezar con el guiso, ponemos en remojo, en agua templada, las setas secas, 10 gr. de setas secas es un puñadito pequeño, las usamos para dar mejor sabor al guiso ya que las setas de cardo que podemos comprar en los supermercados tienen muy poco sabor, si usamos Níscalos o setas recogidas por el monte no con necesarias las setas secas.

Picamos muy fina la cebolla y uno de los ajos. Ponemos la olla rápida al fuego y esperamos a que este caliente la base, entonces añadimos el aceite, la cebolla y el ajo picado y rehogamos sin dejar de remover con una cuchara de madera para que no se pegue en la base.

Echamos las dos cucharadas de tomate triturado y añadimos las alubias con parte del agua de remojo más el agua de remojo de las setas secas, que pasaremos a través de un colador para retirar posibles restos de arenilla, tendremos agua suficiente hasta cubrir un dedo por encima de las alubias.

Echamos la patata entera y pelada, y la zanahoria también entera y raspada, añadimos la cucharadita de perejil seco, el pimentón y las hebras de azafrán. Añadimos un poquito de sal y cerramos la olla ajustando la tapa.

Vamos a cocinar en el nivel 2 de presión. Esperamos a que la olla coja presión, en cuanto el indicador nos señala que ha llegado al nivel de presión 2, bajamos el fuego al mínimo y contamos ocho minutos.

Mientras cuecen las judias, vamos a preparar las setas, en una sartén amplia echamos un fondo de aceite, añadimos los ajos laminados y la cayena, cuando el ajo empieza a saltar añadimos las setas cortadas, tanto las setas hidratadas como las setas frescas, rehogamos las setas hasta que vayan reduciendo, entonces añadimos un poquito de vino blanco.

Cuando transcurren los ocho minutos de cocción de las judías, retiramos la olla del fuego y dejamos que pierda presión para abrirla. Mientras la olla pierde presión retiramos del fuego las setas que ya tendremos rehogadas.

Pasados unos minutos ya podremos abrir la olla, lo haremos con cuidado y siempre con la tapa al lado contrario de nuestra cara, destapamos la olla. Una vez abierta la olla, retiramos la patata y la zanahoria y lo pasamos al vaso de la batidora. Echamos las setas rehogadas sobre las alubias, y acercamos nuevamente la olla al fuego sin tapa, mantenemos el fuego bajito, con un ligero hervor.

La patata y la zanahoria que tenemos reservadas en el vaso de la batidora las trituramos y añadimos un cucharón del caldo de cocción de las alubias, batimos hasta que nos quede una crema.

Tenemos las alubias cociendo lentamente con el sofrito de setas incorporado, entonces añadimos la crema que hemos hecho con la patata y la zanahoria, rectificamos de sal. Dejamos que de un hervor todo junto.

Una vez que hemos añadido las setas y la patata con la zanahoria triturada ya no vamos a poner la tapa de presión, esto es muy importante porque al estar ahora el sofrito y el caldo engordado por la patata si pusiéramos nuevamente la tapa de presión podría pegarse el guiso al fondo de la olla.

El tiempo de cocción de las alubias depende del tipo, estas pequeñas con ocho minutos es suficiente, tenemos que contar que no hemos forzado la salida de presión, tiempo en el que siguen cocinándose, y que una vez incorporado el sofrito damos un hervor todo junto.

Si al abrir la olla vemos que nos han quedado algo duras, siempre podemos cerrar y cocinar un par de minutos más, es mejor quedarse corto y rectificar que no hacer puré de judías.

Y ya tenemos nuestras legumbres guisadas con setas, sin grasa animal, es un plato muy rico de sabor suave.

viernes, 28 de marzo de 2014

Zumo de Pepino

Desayuno Verde

No voy a mentir, me ha costado desayunar el Zumo de Apio y Pepino, pero me ha sentado tan sumamente bien que no puedo dejar de guardarlo y compartirlo en el blog. Ayer, leyendo las Ventanas Verdes, me acorde de los batidos verdes, y justo ahora que ha llegado la primavera y es el momento de ponerse en forma y depurarse, me decidí a comprar los ingredientes para hacer un zumo de pepino y apio.


Ingredientes (para dos personas):

- Dos Pepinos
- Dos Barras de Apio
- Un Limón
- 200 ml. de Agua con Gas Pellegrino
- Una cucharadita de Aceite de Oliva Virgen (Primera Presión en Frío)
- Una pizca de Sal Yodada
- Una pizca de Pimienta Negra

Elaboración:

Pelamos el limón al vivo, lo cortamos en cuartos y lo echamos en el vaso de la Thermomix (o batidora similar con suficiente potencia), lavamos las barras de apio, le pasamos el pelapatatas por el borde para quitar los hilos y las cortamos en cuartos, las echamos también al vaso del Thermomix.

Los pepinos les quitamos el culo y los frotamos contra el propio pepino, para que no amargen, los pelamos con el pelapatatas (no tengo pelador de verdura), y los troceamos y echamos al vaso del Thermomix. Aliñanos con una pizca de sal, pimienta negra y un pelín de aceite de oliva.

Introducimos el cestillo dentro del vaso, quedaran los ingredientes abajo y encima el cestillo. Cerramos la Thermomix y trituramos, yo primero trituro al tres, cuando el vaso ya no salta voy subiendo la velocidad poco a poco hasta llegar al máximo, aproximadamente tardo un minuto.

Saco el cestillo del vaso, tendremos entonces una papilla verde, a la que añadimos el agua, programamos un minuto a velocidad máxima y ya tenemos nuestro zumo de pepino para el desayuno. Importante que todos los ingredientes estén fríos, sobre todo el agua.

Os aseguro que sienta de lujo, es verdad que cuesta levantarse un viernes y desayunar un zumo de pepino, pero es buenísimo.


miércoles, 26 de febrero de 2014

Crema de Almendras

Receta Elaborada en el Thermomix 21

Haciendo algunas modificaciones a la receta del libro del Thermomix 21, "Crema Reina" (pág. 94A), preparé una Crema de Almendras que me sorprendió enormemente por su buen sabor. Es, sin duda, una crema contundente, nada ligera ni apropiada para dietas de adelgazamiento, pero realmente riquísima. Tanto como primer plato o servida en chupitos a modo de aperitivo de bienvenida, es una receta totalmente recomendable para una celebración o comida especial.

Ingredientes:

100 gr. Almendras (crudas y peladas)
Un Puerro
Media Cebolla
Media cucharada de Mantequilla (15 gr.)
Media cucharada de Aceite (15 gr.)
750 ml. de Caldo de Pollo
200 gr. Nata Líquida para cocinar (18% m.g.)
El zumo de Medio Limón
Sal, Pimienta y Nuez Moscada

Elaboración

Con el vaso del thermomix muy seco, trituramos las almendras. Echamos las almendras, deben ser almendras crudas, sin cascara y sin piel, en el vaso del thermomix o robot de cocina y trituramos 20 segundos a velocidad 9. Sacamos las almendras del vaso y reservamos.

Seguidamente, echamos en el vaso del thermomix la cucharada de mantequilla. Programamos 30 segundos, temperatura 100 grados y velocidad 1. Añadimos el aceite sobre la mantequilla y volvemos a programar: un minuto, temperatura 100 grados y velocidad 1.

Incorporamos el puerro, limpio, sin la parte verde y cortado en rodajas; la cebolla troceada y el ajo sin piel, cortado en dos o tres trozos. Programamos: 3 minutos, temperatura 100 grados, velocidad 4. Pasado el tiempo, bajamos con la espátula todo el contenido del vaso que haya subido a las paredes y trituramos 20 segundos en velocidad 8, para que la verdura se triture y nos quede una crema fina.

Añadimos entonces las almendras que teníamos reservadas, la mitad del caldo de pollo y la nata. Echamos las especias: nuez moscada, sal y pimienta negra. Programamos: 12 minutos, temperatura 100 grados y velocidad 4. Una vez conluido el tiempo, añadimos el resto del caldo y el zumo de limón. Programamos: 5 minutos, a 90 grados en velocidad 5. Y ya tenemos lista nuestra exquisita Crema de Almendras.

La verdad es una crema muy contundente pero perfecta para un entrante de Navidad, por ejemplo. Me acorde de ella porque ahora están empezando a florecer los almendros y realmente están preciosos.


jueves, 9 de enero de 2014

Caldo Mágico

Para el Tono Físico y la Salud Espiritual

Sin olvidar sus buenas propiedades para el hígado y la circulación de la sangre. Un caldo muy aromático que tiene como ingrediente principal el ajo, os recomiendo probarlo, porque está muy rico, y después de los excesos, una taza de caldo caliente y ligero sienta muy bien. Suelo preparar medio litro, que son dos tazas, pero se pueden doblar las cantidades y hacer un litro.


Ingredientes:

- Tres Ajos
- Una rodajita de Raíz de Jengibre (del tamaño de un ajo)
- Media hoja de Laurel (o una hoja pequeñita)
- Un Clavo de especia
- Una cucharada escasa de Aceite de Oliva Virgen (primera presión en frío)
- Un poquito de Pimienta Negra (un vuelta de molinillo)
- Un poquito de Cúrcuma (lo que cogemos con la punta del cuchillo)
- Un poquito de Tomillo (una pizca)
- Un poquito de Perejil (seco)
- Un poquito de Sal
- Medio litro de Agua

Elaboración:

Se que la cantidad "un poquito" es muy imprecisa, quizá debería poner un cuarto de cucharadita pero esa medida me parecería más apropiada para un litro de caldo, es decir, seis ajos, y sinceramente, los "poquitos" entendidos como octavos de cucharadita o lo que se coge con la punta del cuchillo, creo que pueden ser válidos. De todas formas, lo importante es que no me olvide como lo he hecho porque está de muerte.

Pelamos los ajos y quitamos la piel a la rodajita de jengibre. Ponemos el medio litro de agua en el vaso del thermomix, echamos todos los ingredientes, y programamos: 25 minutos, 100 grados, velocidad 1. Acabado el tiempo trituramos 20 segundos a velocidad 8. Rectificamos de sal y ya tenemos nuestro Caldo Mágico listo para tomar.


Quién dice Thermomix, dice MyCook y maquinas similares. Si no tenemos máquina, hervimos a fuego medio la mezcla y la pasamos por la batidora para que emulsione. El caldo debe quedar con el aspecto de la foto.





jueves, 2 de enero de 2014

Lentejas con Setas Secas y Jengibre

Lentejas de Año Nuevo

Con sofrito y picada, al estilo tradicional pero con unas notas de sabor que aportan el Jengibre y las Setas secas. Entre otras muchas tradiciones para la comida de Año Nuevo, se encuentra comer lentejas para atraer la prosperidad. No es un mal momento para una guiso sabroso y calentito, vaya día de lluvia hemos tenido en Madrid.


Ingredientes:

200gr. Lentejas (remojadas unas horas)
10 gr. de Setas Secas
10 Almendras
Una Zanahoria
Un Pimiento verde
Media Cebolla (no muy grande, sino 1/4)
Dos ajos pequeños
Dos cucharadas de Tomate triturado o un Tomate maduro
Media cucharadita de Pimentón de la Vera
Un cuarto de cucharadita de Perejil Seco, o unas hojas si tenemos fresco.
Una hoja de laurel
Dos clavos de especia
Unas bolitas de Pimienta Negra
Un trocito de raíz de Jengibre del tamaño de un ajo
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración

Ponemos las lentejas en remojo en agua fría unas horas antes. En un bol independiente de las lentejas ponemos las setas secas para hidratarlas con agua templada, las setas deben estar al menos media hora en agua.

Desechamos las lentejas que flotan sobre el agua y tiramos el agua del remojo, las aclaramos y escurrimos, ponemos las lentejas en la base de una olla. Incorporamos una hoja de laurel, un trocito de raíz de jengibre, los clavos de especia y las bolitas de pimienta. Cubrimos de agua y encendemos el fuego a temperatura media.

Antes de hacer el sofrito de las lentejas, vamos a tostar las almendras para la picada. En una sarten sin aceite echamos las almendras, dejamos que se tuesten con cuidado de no quemarlas, y las pasamos al mortero.

En esa misma sarten ponemos un fondo de aceite, una cucharada, echamos un ajo muy picado, cuando empieza a saltar el ajo, incorporamos la cebolla picada, dejamos que se rehogue un poquito y añadimos el pimiento en brunoisse y la zanahoria en daditos, ayudamos con un poquito de sal para que las verduras suden. Mientras si en la olla donde cuecen las lentejas vemos que se forma algo de espuma, la vamos retirando con una paleta, son impurezas que surgen al hervir y es bueno retirar esa espuma.

Cuando vemos que el sofrito empieza a ablandarse le añadimos las dos cucharadas de tomate triturado o el tomate maduro picado, damos unas vueltas y echamos el pimentón. Todo el sofrito, con el pimentón ya incorporado, lo echamos a la olla donde cuecen las lentejas. Para pasarlo de la sarten a la olla nos podemos ayudar de un cazo del caldo donde cuecen las lentejas. Hay que tener en cuenta que siempre que hagamos un guiso "abierto", al chup chup, es conveniente tener un cazo con agua caliente al lado, para si evapora líquido poder añadir un poquito sin estropear el guiso, si añadiésemos agua fría lo echaríamos a perder y si echamos mucha agua desde el principio nos puede quedar demasiado caldoso.

Ahora vamos a preparar la picada, que será el espesante del caldo. En el mortero donde hemos reservado las almendras tostadas, ponemos un diente de ajo, machacado con el prensa ajos, un poco de sal, una cucharada de aceite y el perejil. Se machaca bien y se deslíe con 2 o 3 cucharadas de caldo de cocer las lentejas. Se vierte en la cacerola de las mismas.

Tenemos las lentejas hirviendo a fuego medio con el sofrito y la picada, es el momento de incorporar las setas hidratadas, la picamos y echamos a la olla. Probamos y rectificamos de sal, dejamos que cueza todo junto hasta que las lentejas estén tiernas (le quedarán unos cinco o diez minutos).

Y ya tenemos listas nuestras lentejas estofadas con sabor especial.


lunes, 30 de diciembre de 2013

Frité de Cordero en Olla Rápida

Guiso de Cordero en Olla Rápida

En la Olla Rápida, la carne de cordero tarda en guisarse 20 minutos, siempre que guisemos cordero debemos usar el nivel 2 de presión. Nosotros vamos a preparar un guiso que se realiza en dos tiempos: una primera cocción de 12 minutos y una segunda de 8, en total el guiso tardará 20 minutos en nivel de presión 2, tiempo y presión que podemos tomar de referencia para todos los guisos de cordero en olla rápida.

Ingredientes:

Aprox. Un kilo de Cordero para Caldereta, generalmente se utiliza la pierna deshuesada del cordero recental
Un trozo de hígado de cordero (100gr.) (Opcional)
Una patata grande o dos pequeñas (150 gr.)
Un Pimiento Verde (100 gr.)
Medio Pimiento Rojo (de los pimientos gordos de asar, 100 gr.)
Una Cebolla (150 gr.)
Dos rebanadas de Pan Candeal asentado (Del día anterior, unos 100 gr.)
Pimiento Seco (3 o 4 ñoras, 25 gr. )
Una cucharada colmada de Pimentón de la Vera (5 gr.)
Un vaso de Vino Blanco (250 ml.)
Un vaso de Agua (250 ml.)
Cuatro Dientes de Ajo
Un chorretón de Aceite de Oliva (2 dl.)
Una hoja de Laurel
Una cucharadita de Romero
Sal


Elaboración:

Antes de elaborar el frité, si usamos ñoras, vamos a despepitarlas y ponerlas en remojo. Esto lo hacemos quitando con cuidado el rabito, sin romper la ñora, nos ayudamos con una puntilla. Retirado el rabito, por el agujero que hemos abierto, sacamos todas las pepitas. Dejamos las ñoras hidratarse en agua fría una media hora.

Ahora vamos a ponernos con el guiso de cordero, en primer lugar calentamos la olla, siempre que vayamos a rehogar algún ingrediente antes de echar el aceite debemos tener la base de la olla bien caliente. Una vez el fondo este caliente añadimos el aceite y los ajos, seguidamente añadimos el hígado, lo doramos y retiramos. Reservamos los ajos y el hígado en el vaso de la batidora. El pan podemos tostarlo en este mismo aceite o en la tostadora, lo incorporamos tostado al vaso de la batidora.

Con la carne libre de grasa, revisamos que no tenga trozos blancos, la echamos en el fondo de la olla con el aceite donde pasamos los ajos y el hígado, para dorarla bien. Tened cuidado de echar la carne poco a poco, para evitar que empiece a cocerse, lo que queremos es dorarla. En lo que se dora la carne cortamos los pimientos y la cebolla en brunoisse (cuadraditos).

Cuando la carne del cordero está dorada, añadimos los pimientos y la cebolla picados, rehogamos e incorporamos las ñoras o pimentos secos ligeramente hidratados, el laurel y el romero. Seguidamente añadimos el pimentón y rapidamente para que no se queme incorporamos el vino y el agua.


Cerramos la olla, ponemos el fuego fuerte y esperamos que coja presión, nivel 2, bajamos el fuego al mínimo y guisamos 12 minutos. Mientras se guisa el cordero vamos a pelar y cascar las patatas. Para cascarlas, una vez peladas, con el cuchillo las cortamos sin llegar al final, de forma que tiremos un poco de la patata, tenemos que oir el crujidito al romperse.

Pasados los doce minutos, retiramos la olla del fuego y dejamos salir el vapor, añadimos las patatas y un poquito de sal. Volvemos a cerrar la olla, nuevamente fuego fuerte, hasta que coja presión en nivel 2 y bajamos el fuego al mínimo, dejamos que cueza el guiso, ahora con las patatas incorporadas, 8 minutos más.

Una vez transcurridos los ocho minutos, retiramos la olla del fuego, dejamos escapar la presión y abrimos. Como siempre al abrir la olla la tapa debe mirar al lado contrario de nosotros, para evitar quemarnos con el vapor. Con cuidado de no quemarnos, cogemos las ñoras con un cucharón y las echamos al vaso de la batidora donde teníamos el pan y los ajos, trituramos las ñoras, con el pan y los ajos, ayudándonos con un poquito de caldo de la cocción del cordero para conseguir una crema espesa.

Esta crema que hemos hecho con los ajos, el pan y las ñoras la incorporamos al guiso. Ahora debería dar un hervor todo junto y sin presión. Mucho cuidado, una vez hemos añadido el majado de pan, ñoras y ajos para espesar la salsa, en ningún caso volvemos a cerrar la olla con presión. Ahora tenemos un caldo espeso y si la olla vuelve a coger presión quedaría todo pegado al fondo, esto es muy importante, siempre que cocinéis con la olla a presión debéis tener líquido suficiente, un caldo espeso como el que tenemos ahora no debe nunca cocer con presión.

Damos un ligero hervor sin tapa y rectificamos el punto de sal. El frité de cordero es un guiso extremeño similar a la caldereta, como todos estos guisos están mejor si los dejamos reposar de un día para otro. Veremos que la salsa, transcurridas unas horas, ha espesado muchísimo, si lo consideramos necesario podemos echar unas gotitas de agua al calentarlo, pero solo unas gotitas.

Y ya tenemos nuestro frité listo para comer.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

350 Entradas, casi siete años.

Feliz Navidad y Prospero Año 2014

Esta Navidad no quería faltar a esta cita irreal. En 2014 hará siete años que empece a escribir este recetario, que ha cumplido 350 entradas.


Un blog es algo vivo, algo que cambia con la persona, que evoluciona o se estanca, que pasa por momentos buenos y momentos malos, un blog es el reflejo de uno mismo.

Como dijo el Dalai Lama, realmente el propósito de la vida es la felicidad. Si cocinar te hace feliz, cocina, sin preocuparte por el futuro, porque muchas veces nuestras expectativas nos hacen olvidar disfrutar el momento.

2007 Roscón de Reyes

2008 Hojaldritos

2009 Picantones Rellenos

2010 Esperanza

2011 Sopa Castellana de Navidad

2012 Salmon Marinado

Un besazo y mis mejores deseos de felicidad para todos los lectores.

Indice de Recetas Publicadas

Os espero en mi nuevo proyecto: Cocina en Olla Rápida



http://www.cocinaenollarapida.com/

viernes, 13 de diciembre de 2013

Polvorones de Chocolate y Almendras

Mis Polvorones

Es muy fácil hacer polvorones, todo el mundo lo dice: son facilísimos. Es tan fácil que me he animado a poner mis proporciones, normalmente con las recetas de repostería no me atrevo a cambiar nada, pero esta vez si lo he hecho, he cambiado un poco las cantidades basándome en unas y otras recetas, y la verdad, me han quedado muy bien.


Polvorones de Chocolate y Almendra
Ingredientes:

300 gr. de Harina de Trigo
30 gr. de Almendra
30 gr. de Chocolate Puro en polvo
120 gr. de Manteca de Cerdo
120 gr. de Azúcar
Media cucharadita de Canela

El día antes de elaborar la receta, debemos tostar la Harina, voy a necesitar unos 250 gr. de harina para la masa de los polvorones por lo que tuesto 300gr., la harina pierde peso al tostarse.

¿Cómo tostar la harina?: Aunque algunas recetas tuestan la harina en una sartén amplia, es importante que la harina pierda humedad y no se queme, por lo que resulta más sencillo hacerlo en el horno. Tratamos de conseguir una harina de un tono ligeramente amarillo.

Vamos a utilizar una bandeja de horno de metal. Es recomendable tener una bandeja exclusiva para repostería, si utilizamos una bandeja que hayamos usado para hornear carne o lasaña es probable que queden restos de grasa.

La harina la tostamos en el horno, precalentado a 180º, la he tenido primero dos minutos y medio, estaba tal cual entro, le di unas vueltas, y la deje otros dos minutos y medio, que más o menos fueron tres porque me costo programar el reloj de cocina, pasado el segundo tiempo al abrir el horno la harina estaba blanca pero tenía cierto olor. Pensé en bajar el horno de temperatura pero me pareció que no era necesario, seguimos a 180º.

Volví a programar tres minutos. Pasados los tres minutos no hay diferencias, vuelvo a remover la harina, ya veo que la paleta se lleva parte y además al moverla se ha caído un poquito, ya entiendo porque tostamos más harina de la necesaria, no solo pierde peso por la pérdida de humedad.

Hay que tener en cuenta que la harina se está tostando con una temperatura inferior a 180º, cada vez que abro la puerta del horno para removerla necesito un momento, la puerta está abierta, por lo que la harina debe estar tostándose a 160/170º.

Es un poco pesado estar constantemente pendiente del horno, pero necesario. Sabremos que esta tostada por el olor y porque habrá cogido un tono ligeramente amarillo. Llevamos unos veinte minutos y en la cocina empieza a oler a harina "tostada".

Por primera vez al abrir el horno la harina humea, he programado solo tres minutos más porque otra de las cosas que nos muestran que la harina está casi tostada es el ligero humo. Programo esta vez solo tres minutos más.

Nuevamente noto ese ligero humo al abrir el horno, al mover la harina ya se aprecia claramente ese ligerísimo tono tostado, por lo que doy por concluido el tostado de la harina. Saco la bandeja, al remover la harina se nota claramente el tostado.

En total hemos tardado en tostar la harina una media hora, distribuida en estos intervalos de tiempo: 2´5 min. + 2´5 min. + 3 min. + 3 min. + 3 min. + 5 min. + 3 min.


Luego tostamos las almendras, aprovechando el calor del horno. Las almendras se tuestan en unos 10 minutos aproximadamente a 180º, pero cuidado que no se quemen. Como el horno está caliente de tostar la harina, las almendras se tuestan en mucho menos de diez minutos, quizá cinco o seis minutos, hay que tratar de dar la vuelta a todas, no se vayan a quemar por una cara.


Al día siguiente, con las almendras y la harina tostadas, vamos a elaborar los polvorones. Lo primero que tenemos que hacer es pulverizar la almendra, luego el azúcar para convertirlo en azúcar glass. Tamizamos la harina con el cacao y mezclamos con las almendras y algo más de tres cuartas partes del azúcar (el resto lo reservamos para espolvorear los polvorones una vez horneados).

En un marmol, o en mi caso yo he usado un bol grande, ponemos la harina mezclada con el cacao, la almendra y el azúcar, hacemos un agujero en forma de volcán y añadimos la manteca en dados (temperatura ambiente). Tenemos que conseguir una bola de masa, y nos vamos a encontrar dos dificultades, la falta de humedad, por lo que empezará siendo de una consistencia arenosa, y luego el exceso de grasa, por lo que si amasamos demasiado con el calor de las manos será complicado conseguir una bola que es nuestro objetivo. Paciencia y poco más.

Una vez tengamos la bola la dejamos enfriar en la nevera envuelta en film, al menos media hora, para que resulte mucho más fácil trabajarla. En lo que se enfría la masa he aprovechado para limpiar y recoger la cocina.


Una vez fría nuestra bola de masa de polvorón, tenemos que estirarla hasta que coja el alto de un polvorón, lógicamente, lo que viene a ser un centímetro o un dedo, tened en cuenta que la forma no va a cambiar con el horneado, estiramos entre dos silpat o silpat y lámina de film. Hacemos la forma de los polvorones con un cortapastas o un vaso y con una espátula los pasamos a la bandeja del horno, que tendremos precalentado a 160º. Cuidado al pasarlos, recordar que tenemos calor en las manos, es mejor cogerlos con la espátula, si no tenemos podemos usar un cuchillo ancho apoyando con un dedo. Pero si los cogemos con los dedos se nos va a pegar la masa.

A mi me gusta aprovechar toda la masa, los últimos pegotitos en vez de Estrellas hice unas bolitas. Y los horneamos a 160º entre diez y quince minutos, dependiendo del horno. Como mi horno no sé si es lento o rápido, tire por la vía de en medio y hornee 12 minutos y medio. Los saco, los espolvoreo de azúcar glass: Polvorones de Chocolate y Almendra.



martes, 3 de diciembre de 2013

La Tortilla Francesa

Con Sartén exclusiva y Mantequilla

No pensaba yo que podía dar tanto juego una simple tortilla francesa, pero leyendo el libro de Julia Child me llamo la atención que la señora le dedica como tres o cuatro páginas al asunto, vamos que se pasa un párrafo entero hablando del batido de los huevos, unas treinta o cuarenta veces dice, se debe hacer el movimiento de batido.


Se me va la pinza pero no tanto como para ponerme a contar los movimientos de batido del huevo, pero si le hice caso en el asunto de la mantequilla y el movimiento de la sartén, Y atención: pedazo tortilla francesa más rica me quedo.

Cómo se elabora una tortilla francesa, receta de Julia Child

Ingredientes:

- Dos Huevos
- Media cucharada de Mantequilla
- Una pizca de sal

Material necesario:

- Una sartén pequeña, de 18 - 22cm, si es posible exclusiva para tortillas.

Elaboración:

Ponemos la sartén al fuego, cuando está caliente echamos la mantequilla y la movemos bien por la sartén para que impregne todo el fondo y las paredes. Cuando pierde la espuma añadimos los huevos batidos "entre 30 y 40 movimientos de batido".

Dejamos que los huevos vayan cuajando sin mover la sartén, entonces la levantamos con sacudidas en angulo de unos 45º, para que los huevos resbalen hacia el lateral de la sartén y se enrollen sobre si mismos, esto solo sucede si hemos impregnado bien la base de la sartén con mantequilla y no tiene restos de otras preparaciones.

Finalizamos con un último alzado de la sartén, tirando del mango con los pulgares hacia abajo, mientras tenemos la tortilla en el lateral, de tal forma que gire sobre si misma.

La idea es que nos quede una tortilla cuajada pero esponjosa. Y realmente no había hecho antes tortilla con mantequilla y merece la pena, al menos hay que probarlo, es diferente.


Nota: La imagen es de un banco de imágenes libres de derechos.